Radamel Falcao García y el gol que toda Colombia esperaba
Apuestas Futbolred
Archivo

Radamel Falcao García y el gol que toda Colombia esperaba

La figura de un equipo que no anota no puede ser otra que el autor del gol de la victoria. Falcao metió el gol esperado por todos. No solo por la necesidad de tres puntos, sino por ser él el autor.

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
10 de junio 2009 , 06:19 p. m.

Y es que Falcao tiene un carisma especial. La gente lo pide, la gente lo 'banca', la gente hace fuerza cada vez que uno de sus remates se va desviado o cada vez que intenta infructuosamente llegar a una bola cruzada.

Vistiendo la camiseta de River Plate es casi infalible, pero su cercana relación con el gol desaparece cuando se pone la camiseta de Colombia. Aún así, sigue siendo titular. Aún así, sigue siendo coreado por la afición cada vez que salta a la cancha.

Falcao es todo corazón. Si al final del partido su balance es de cero goles, nadie puede 'rajarlo' en entrega.  Siempre lo da todo, siempre choca, siempre busca. Siempre pelea cada pelota como si en la lateral la paleta con el número '9' anunciara que está próximo a salir y que esa es su última jugada.

Por eso no sorprendió su primera opción de gol antes del primer minuto, cuando, hábilmente, Butrón salvó el arco peruano del peligroso remate del atacante samario. Tampoco sorprendió que a los 10 habilitara a Zúñiga para que este hiciera un doble enganche y quedara en posición de gol. Ese es Falcao, el que no tiene problema en convertirse en pasador si no ve clara la opción de hacer la individual.

Por eso el Atanasio estalló en un solo grito al minuto 26, cuando luego del tiro de esquina de Macnelly, del error - el único error- del portero Butrón y del dificultoso centro rastrero de Zapata, Falcao empujó la pelota para anotar el 1-0 que hoy tiene a Colombia con 17 puntos en la tabla de posiciones y la ilusión matemática de jugar el repechaje.

Fue un grito que se extendió por todo el país en una alegría doble: por fin la Selección anotaba y por fin Falcao anotaba en la Eliminatoria.

Y después del gol siguió intentando. A los 40 recibió un buen pase de Fabián Vargas,  pero la mandó por encima; a los 47 no pudo cabecear un balón que debió empujar Macnelly Torres y que se perdió en la línea de meta; a los 56 le quedó en los pies, con el arco a disposición, pero se le fue rozando el palo izquierdo de Butrón; a los 63 recibió una pelota limpia de Rodallega y la empalmó perfecta, pero Butrón volvió a ahogar su grito de gol; y a los 77 fue él quien se descolgó por derecha para tirarle un centro a Rodallega que tampoco pudo convertirse en celebración.

Falcao le dio la victoria a Colombia y lo celebró como nunca, con un grito fuerte y un beso al escudo de su camiseta con el número '9'. Volvió a salir coreado de la cancha, pero esta vez con un gol en su espalda.

Comentar
Guardar