Sudáfrica, a cinco días del gran test de la Confederaciones
Apuestas Futbolred
Archivo

Sudáfrica, a cinco días del gran test de la Confederaciones

Más allá de los estrictos resultados deportivos, el país espera sobre todo estar a la altura del evento, con un triunfo en la organización del torneo, lo que sería un buen augurio para el Mundial.

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
09 de junio 2009 , 07:07 a. m.

Sudáfrica, y todo un continente detrás suyo, está ansiosa a cinco días del inicio del primer gran torneo organizado en Africa, la Copa de las Confederaciones-2009, en que el país de Nelson Mandela pondrá a prueba toda la fiabilidad de su organización, a un año del Mundial.

Los Bafana-Bafana, apodo del equipo nacional, esperan también obtener mejores resultados que estos últimos años, donde han retrocedido al punto de ser eliminados de la carrera a la CAN-2010 (Copa de Africa), antes incluso de la última fase de las eliminatorias.

Toda Africa, muy orgullosa de albergar al fin el mayor acontecimiento deportivo del planeta con los Juegos Olímpicos, espera mejorar su imagen, con la vitrina de Sudáfrica, gracias al Mundial.

El domingo no sólo empieza la Copa de las Confederaciones, sino que además se esperan respuestas a cuestiones más cruciales: los estadios, la seguridad, la organización y la asistencia a los estadios en un país en que el 43% de la población vive con menos de dos dólares por día.

Líder económico del continente, Sudáfrica quiere hacer callar las críticas que hablan de que el país no llegará a organizar bien un evento de la magnitud.

Y es que todo no está preparado. El primer sistema de transportes públicos integrados del país, que debía conducir a los espectadores de los barrios pooulares de Johannesburgo hacia el estadio de Ellis Park, no funcionará. Las autoridades han preferido aplazar su puesta en marcha para que no triunfe la revuelta de los conductores que aseguran el enlace y no quieren perder sus salarios.

La venta de entradas no ha tenido todo el éxito que se esperaba y sólo el 70% de los billetes ha encontrado comprador por el momento, mientras que la criminalidad, en el país de los 50 asesinatos violentos por día, sigue siendo una fuente de inquietud.

Pero el comité de organización del Mundial-2010 tiene también ciertos triunfos. Su director general, Danny Jordaan, se felicitó el domingo de la inauguración del primer estadio construido para el Mundial (los cuatro de la Copa de las Confederaciones han sido renovados).

"Para nosotros, es una enorme motivación", declaró. "Ello demuestra la capacidad de la industria sudafricana y nuestra voluntad de cumplir nuestros compromisos", señaló.

El interés deportivo, además de saber si los Bafana-Bafana lo harán bien, con lo que el torneo luciría más, estará en la actuación de los tres favoritos, España (campeona de Europa), Brasil (que ganó la Copa América) e Italia (que se hizo con el último Mundial).

También será una buena ocasión para lucirse de Egipto, doble campeón de Africa, que reina en su continente, pero que no ha jugado un Mundial desde 1990, y Estados Unidos, una selección que progresa.

Si Nueva Zelanda, país de rugby, no es nadie en fútbol, la curiosidad del torneo será Irak, campeón de Asia. Este equipo, en el que conviven las comunidades religiosas (Sunitas, Chiitas) y étnicas (kurdos) a menudo en conflicto en Irak, está dirigido por una leyenda del fútbol, Bora Milutinovic, que disputará, tras cinco Mundiales, su primera Copa de las Confederaciones.

AFP

Comentar
Guardar

Otros Portales


Portafolio

Supérenla ya