"Tengo el mejor plantel del mundo", aseguró el uruguayo Rubén Israel
Apuestas Futbolred
Archivo

"Tengo el mejor plantel del mundo", aseguró el uruguayo Rubén Israel

Así elogió el nuevo técnico de Santa Fe al grupo de jugadores que recibió. El estratega charrúa, que atenderá una vez a la semana a la prensa, mando un mensaje: "hay que hablar poco y trabajar mucho".

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
05 de junio 2009 , 04:55 a. m.

Rubén Israel ya se metió de lleno en el mundo 'Independiente Santa Fe'. El estratega arribó en la tarde al Centro de Alto Rendimiento, se puso la ropa que deportiva del club y citó a los jugadores profesionales que lo estaban esperando en una de las canchas de fútbol del lugar.

El técnico uruguayo habló durante 50 minutos con los que ahora serán sus nuevos dirigidos. Dejó claro cómo será su sistema de trabajo. Argumentó las dos semanas de trabajo que se vienen y que servirán para encontrar una "fortaleza física importante", como la calificó el mismo entrenador.

Después, Israel no quiso dar 'pistas' sobre los jugadores que necesita porque le parece una "falta de ética" y porque "primero veré lo que hay en casa". Además, no escapó ante las presiones que exige Santa Fe ya que "en el fútbol hay que ganar todos los días" y su fórmula es "practicar todos los días".

Sobre la comunicación con la prensa, Israel aclaró que "una vez a la semana hablaré" aunque siempre va a responder al terminar los juegos de local "sin importar el resultado". Todo esto sucede porque el estratega está convencido que "hay que hablar poco, hay que demostrar en la cancha y no puedo decir las mismas cosas todos los días. Me parece que uno pierde seriedad y credibilidad".

¿Qué perspectivas tiene con el grupo?

Rubén Israel: "Desde Montevideo realicé la planificación con el profesor Carlos De León donde ya tenemos claros los procesos de trabajo y ahora estamos los lugares locativos donde vamos a trabajar".

¿Cómo le fue con la gran cantidad de videos que iba a observar del grupo?


R. I.: "Tengo el mejor plantel del mundo. Sólo hay que trabajar".

¿Qué lugares definieron para trabajar?

R.I.: "Nosotros vamos a trabajar en espacios más cortos de tiempo para que los jugadores tengan menor recorrido y para que nosotros podamos hacer trabajos de doble jornada o jornadas de trabajo con concentración bastante más seguido que es lo que yo habitúo a trabajar. Entonces vamos nos vamos a  mudar a un sitio que está relativamente próximo y vamos a estar en un hotel que se encuentra relativamente cerca de donde vamos a trabajar".

¿Cómo encontró el ánimo del grupo tras su primera charla?


R.I.: "Me parece que es un grupo tremendamente educado, tremendamente profesional que tendrá que crecer como tendré que crecer yo como entrenador, que tendremos que enfrentar momentos difíciles y momentos de los buenos. Me da la impresión que es un grupo excelente y que está con muchas ganas".

¿Entendiendo el marco de intimidad que usted maneja, cuáles fueron sus primeras palabras para el grupo?


R.I.: "Más que nada marcar que clase de cuerpo técnico somos. Cuáles son las pautas de trabajo para un equipo profesional y cómo serán los primeros días de trabajo para que así se vayan haciendo una composición del trabajo que viene".

¿Es muy prematuro saber qué tipo de jugadores quiere traer para complementar el equipo?

R.I.: "Yo soy incapaz de hablar de incorporaciones o de nombres. Realmente debo conocer que es lo que tengo en mi 'casa' para saber qué es lo que me hace falta. Vine primero a conocer a mis jugadores para después saber qué necesito. Porque creo que es un grupo que todo el mundo quiere revancha, que está lleno de muchachos jóvenes talentosos así que sin prometer nada, primero le daré la oportunidad a los que están acá".

¿Es conciente del reto que tiene al dirigir a Santa Fe que lleva varias eliminaciones?

R.I.: "Es el reto que tenemos todos los entrenadores. Nosotros tuvimos la suerte de ser campeones en paraguay cuatro veces y si entre el tercer y cuarto título si no salíamos campeones nos sacaban corriendo, así que en el fútbol hay que ganar todos los días, practicar y hacerlo mejor cada día".

¿Ya definió si tendrá otro asistente y cómo será la relación con la prensa?


R.I.: "El tema del asistente está en un suspenso. Vamos a esperar porque no tenemos apuro. Y el tema de la prensa, espero que me comprendan, la mejor carta de presentación es hablar poco  y trabajar mucho. Yo no es que rehúse a la prensa por nada en especial porque el día que me retire me gustaría ser periodista deportivo sino todo lo contrario, es que creo que hay que hablar poco, hay que demostrar en la cancha y no puedo decir las mismas cosas todos los días. Me parece que uno pierde seriedad y credibilidad. Sí voy a tener un trato correcto con la prensa, van a tener una charla mía todas las semanas, van a tener una charla siempre apenas que se termine el partido independientemente del resultado del partido y van a tener todos los días de la semana las declaraciones de dos o tres jugadores para que ustedes puedan hacer su trabajo. No es que no vamos a hablar sino que lo vamos a ordenar porque tampoco podemos estar hablando permanentemente especialmente porque el que habla mucho se equivoca mucho".

¿Después de ver varios partidos de Santa Fe, cuáles cree usted que son los aspectos negativos y positivos?


R.I.: "Los aspectos negativos, por ética, no los voy a decir jamás, lejos de decirlos de mejorarlos y simplificarlos. En los aspectos positivos creo que es un plantel que tiene sed de revancha muy grande. Me da la impresión que ellos piensan que podían llegar más lejos de lo que llegaron y creo que esa bronca interna tiene que ser la gasolina de este motor que nos empuje fuertemente a ir partido a partido tratando de crearnos y de crearle a la hinchada una ilusión".

¿Qué tenga un equipo en la altura de Bogotá cambia un poco la filosofía de juego que ha venido manejando?

R.I.: "Es muy difícil decir que Santa Fe o cualquier equipo del mundo puede jugar igual en un país donde hay tantos accidentes climáticos. Yo tendré que aplicar las cargas de tácticas de acuerdo a los rivales y a los lugares donde vamos algo que supongo yo que tienen en cuenta los equipos que vienen a la altura. Yo vengo de equipos donde tenía siete suplentes y esto no pasa aquí ya que se juega con cinco suplentes. Nunca habíamos trabajado un equipo donde exista un Sub-18 y eso sucede aquí. No es lo mismo para un entrenador tener tres cambios que tener dos y no es lo mismo tener siete opciones que tener cinco entonces hasta en eso la idea táctica del entrenador cambia".

Rubén Israel ya puso su proyecto en marcha. Dejó las cosas claras. Su mensaje fue diáfano y concreto. A la espera de respuestas futbolísticas para conseguir los resultados que tanto quiere y anhela la hinchada cardenal. Una afición que ya empieza a palpitar un nuevo sueño.

Leonardo A. Duque Soto
Periodista FUTBOLRED
leoduq@eltiempo.com.co

Comentar
Guardar