Estas fueron las claves del fracaso de Luis Aragonés en el Fenerbahçe turco
Apuestas Futbolred
Archivo

Estas fueron las claves del fracaso de Luis Aragonés en el Fenerbahçe turco

No era de extrañar: los 'canarios' de Estambul estaban crecidos tras cerrar una temporada en la que llegaron a cuartos de final de la Liga de Campeones, venciendo a Inter, Chelsea entre otros.

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
03 de junio 2009 , 04:26 a. m.

Cuando Luis Aragonés aterrizó en Estambul el pasado verano, cientos de seguidores del Fenerbahçe lo recibieron como el héroe que esperaban que fuera.

La dirección del Fenerbahçe, presidida por el millonario Aziz Yildirim, estaba hambrienta de triunfo y por eso decidió sustituir al brasileño Arthur Antunes Coimbra, 'Zico', por el que entonces se había coronado como rey de Europa: Luis Aragonés.

A cambio de su contrato de superestrella -3 millones de euros al año durante dos temporadas-, a Aragonés se le encomendó hacer algo "grande" en las competiciones europeas. Sin embargo, las cosas comenzaron pronto a fallar.

El equipo terminó último la fase de grupos de Liga de Campeones, con dos puntos. En la liga, sólo algunas jornadas se acercó a la cabeza pero, a falta de 7 semanas para la conclusión, perdió toda posibilidad de luchar por el título, quedando finalmente cuarto.

Para redondear la temporada, el Besiktas humilló al Fenerbahçe en la final de copa con un 4-2 que pudo haber sido más abultado.

Pero, ¿cuáles han sido las razones que explican el inesperado fracaso del 'Sabio de Hortaleza' al frente del equipo turco?

-FICHAJES Y BAJAS Aragonés no lo tuvo fácil a la hora de organizar su equipo ya que la plantilla había sido edificada a su imagen y semejanza por Zico durante sus dos años de estancia en Estambul.

Además, la dirección no acompañó las inversiones millonarias que supusieron los fichajes de Aragonés y el delantero español Dani Güiza (el traspaso más caro del fútbol turco) con otras necesarias.

Por ejemplo, la ausencia de Mehmet Aurelio, contratado por el Real Betis, apenas pudo ser suplida por Josico, procedente del Villarreal.

"Además, las bajas por lesión de inicio de temporada afectaron mucho al Fenerbahçe", explicó el periodista Rasim Turhan.

De hecho, Aragonés hubo de afrontar casi en cuadro varios importantes encuentros de la Liga de Campeones y los primeros meses de la Superliga turca.

A mediados de temporada se hacía patente que algo no funcionaba.

Sin embargo, tampoco en el mercado invernal llegaron los refuerzos esperados.

-SISTEMA DE JUEGO El 'Sabio de Hortaleza' intentó imponer en el Fenerbahçe un estilo de juego similar al que le había llevado a conquistar Europa con 'la roja': muchos pases en el centro del campo y un 'tempo' de juego rápido.

"En la selección española, Luis Aragonés contaba con jugadores de gran nivel, aptos para el fútbol que le gusta hacer. Sin embargo, la plantilla del Fenerbahçe no es la adecuada para este tipo de juego", opinó el director de Deportes de la cadena NTV, Adnan Bostancioglu.

Y esto era algo que ya había dejado claro Zico antes de abandonar el Fenerbahçe: "No somos un equipo que pueda jugar rápido, la estructura del equipo no es apropiada para ello".

"Aragonés no consiguió que su sistema de juego entrase en la cabeza de los futbolistas del Fenerbahçe", concuerda Turhan.

Otra de las críticas a las tácticas de Aragonés fue la de alinear sólo en punta a Güiza, en lugar de hacerlo junto al goleador de la selección turca Semih Sentürk.

Incluso el español se quejó de ello en una reciente entrevista con la revista oficial del Fenerbahçe: "Quiero decir que nuestros problemas tienen que ver con el sistema de juego. Si hubiese jugado continuamente con Semih como pareja en la punta, los resultados podrían haber sido diferentes".

-FALTA DE COMUNICACIÓN Pero quizás, el mayor problema haya sido la incapacidad para establecer un comunicación positiva con sus futbolistas.

"El anterior entrenador, Zico, era como un amigo para la plantilla y, en cambio, Aragonés es más arisco. Ha tenido discusiones muy fuertes con Alex, Kazim y Deniz Baris y rencillas con otros jugadores. Esta situación redujo la motivación de los futbolistas y, si los jugadores no quieren a un entrenador, el equipo no va a ninguna parte", afirmó Elvan Arat, comentarista de la cadena Fox Sports.

"Por supuesto, el fracaso no se puede achacar sólo al entrenador, sino que también los jugadores tienen parte de culpa", añadió.

-IMPACIENCIA Para otros, como para Miguel Sanromán, representante y amigo personal de Aragonés, no ha habido tal fracaso: "El Fenerbahçe se ha clasificado para la Uefa (Europa League)".

"Lo que le ha sucedido puede ocurrirle a cualquier entrenador, lo que pasa es que los turcos se esperaban que Aragonés fuera la leche", dijo Sanromán.

"Si se hubiese quedado un año más, Aragonés podría haber cosechado éxitos con el Fenerbahçe, pero la afición turca es muy impaciente y ha habido que cortar por lo sano", concluye el periodista Arat.

EFE

Comentar
Guardar