Munua: "Mi deseo es seguir en España para dar la cara"
Archivo

Munua: "Mi deseo es seguir en España para dar la cara"

El uruguayo afronta los últimos días de su etapa en el Deportivo con la conciencia tranquila y con muchas ganas de empezar un nuevo capítulo en su carrera.

28 de mayo 2009 , 07:35 a.m.

Fichado en la temporada 2003-04, apenas ha gozado de la confianza de los técnicos, que le han dado cinco partidos de Liga en los últimos tres años, veintisiete en sus seis campañas en A Coruña, donde se le recordará más por el puñetazo que propinó al israelí Dudú Aouate en el vestuario el año pasado que por sus actuaciones.

Pregunta: ¿Cómo lleva sus últimas horas en el Deportivo? Respuesta: Pues bien, aunque con nostalgia, porque son muchos años, pero la verdad es que también estoy contento porque uno se va con la cabeza alta.

P: ¿Ha definido su futuro? R: Todavía no. Hay varias opciones, tanto en España como fuera, y en ese sentido uno está tranquilo. Mi mayor deseo es seguir en este país porque a uno le gusta dar la cara y ojalá que se pueda cumplir.

Después de todas las cosas que han pasado en los últimos años, no me he podido defender en un terreno de juego.

P: ¿Tiene una espina clavada? R: En el trabajo diario no, pero de cara al público y a la posición que podía haber tenido en el club, sí, porque han pasado cosas que no son normales, no sólo el año pasado y no sólo conmigo.

Mi puesto es complicado porque sólo juega uno y cuando no te quieren poner lo tienen muy fácil y ha pasado eso, tanto conmigo como con otros. A los que no querían aquí, se fueron o a mejores equipos o vendidos por mucho dinero. Yo entraba en esa situación también, pero me cogió sin pasaporte y así es más complicado.

P: ¿Le duele que se le recuerde más por el incidente con Aouate que por lo que ha dado en el campo? R: Yo creo que la gente tiene un buen concepto de mí como portero y ojalá que como persona también, al menos es lo que me hacen sentir en la calle. A mí me queda la espina clavada de que al verdadero Munúa no lo han visto. No he podido tener continuidad para desarrollar mi carrera, me ha quedado muchísimo que dar y me voy en el mejor momento físico.

P: ¿Aquel episodio puede afectarle negativamente a la hora de buscar un nuevo equipo? R: Pienso que en el fútbol, internamente, entre los futbolistas y los clubes se sabe todo. Hay cosas que pasan y que no las puedes manejar, que dan un poco de tristeza, pero eso fue un caso aparte.

P: ¿Con qué sensaciones llegó al Deportivo y con cuáles se va? R: Todas son positivas. Llegué con mucha ilusión, con la idea de aprender y crecer y lo he conseguido: me siento mucho más portero que cuando llegué, estoy en el mejor momento de mi carrera, pero, sin haber tenido oportunidades, es muy difícil.

P: ¿Le habría gustado recibir una propuesta de renovación? R: La verdad es que sí, más allá de que sabía que era difícil renovar por muchos motivos. El Deportivo se ha portado muy bien conmigo y yo con él y pensé que iba a haber una propuesta, pero también estaba preparado para el caso de que no la hubiera.

P: Cuando salga de Riazor el domingo, ¿qué pasará por su cabeza? R: Las vacaciones. Es que he pasado momentos muy lindos, pero también otros muy difíciles, que los tienes que afrontar solo, y te duele muchísimo, sufres mucho, pero también aprendes mucho. Cuando no sabes por dónde vienen los golpes o por qué la gente no dice la verdad, o por qué se contamina el fútbol al esconder cosas, te duele muchísimo, pero aprendes y te haces cada vez más fuerte.

P: ¿Siempre ha ido de cara? R: Sí. Yo me siento con quien quiera, donde quiera. No tengo ningún problema. Me voy de vacaciones tranquilo porque lo que estuvo en mis manos, lo hice. Lo importante es poder mirar a la cara a todo el mundo y saber que lo has dejado todo por el equipo. Después, que te hayan dado oportunidades o no ya no depende de uno.

EFE

COMENTAR
GUARDAR