Nefasto arbitraje de Sebastián Valencia, volvió a agitar una nueva polémica en el fútbol de Colombia
Archivo

Nefasto arbitraje de Sebastián Valencia, volvió a agitar una nueva polémica en el fútbol de Colombia

Este martes Eduardo Pimentel tendrá una reunión con Ramón Jesurún, presidente de la Dimayor, para tratar el tema sucedido en la derrota de los ajedrezados 2-1 frente al Once Caldas.

25 de mayo 2009 , 03:00 p.m.

Hasta ahora se jugó la primera fecha de los cuadrangulares semifinales del fútbol profesional colombiano y ya se abrió una polémica por el desempeño de Sebastián Valencia, quien tuvo una muy pobre actuación en el compromiso celebrado en el estadio Palogrande de la ciudad de Manizales.

Y precisamente el afectado fue el Boyacá Chicó, cuyo máximo accionista (Eduardo Pimentel) había oficiado una carta a la Comisión Arbitral en la que dejaba de manifiesto su descontento por la designación de Valencia en el juego con los albos. Este lunes y después de haberlo intentado el propio domingo, finalmente Pimentel pudo dialogar con Jesurún, quien se notaba contrariado por el evidente error del silbato en el duelo en el Palogrande.

Aunque no quería hablar, ni referirse demasiado al caso, ya que según él toda la prensa en Colombia observó lo sucedido, Eduardo Pimentel habló brevemente con Futbolred sobre el particular: "La verdad es que ya uno no sabe qué pensar, ni qué hacer con ese tema arbitral en nuestro país. Ya veremos las garantías que voy a solicitar y que pienso que deben darnos, porque de lo contrario lo mejor es jugar lo que resta de los cuadrangulares con muchachos juveniles. Pero es que se debe sentar un precedente en Colombia".

El dirigente bogotano agregó: "Es que en realidad no es por Boyacá Chicó, ni por Eduardo Pimentel; acá lo realmente importante es el bien del fútbol profesional colombiano. Esperemos que por fin se tomen decisiones, que no se sancione a ese señor Valencia por uno ó dos partidos, sino que no vuelva a pitar más".

Por ahora tanto el propio Jesurún, como Luis Bedoya, presidente de la Federación Colombiana de Fútbol, le dijeron a El Tiempo que están descartados de plano árbitros provenientes del extranjero en lo que resta del campeonato. Bedoya comentó que este martes sostendrá una reunión con los integrantes de la Comisión Arbitral para tratar el caso polémico sucedido en Manizales.

Es claro que Valencia incidió en el resultado del partido, tuvo errores garrafales, se dejó engañar por parte del argentino Ariel Carreño, quien debería ser sancionado como ya se hizo por simulación con Emerson Acuña (Junior) y Carmelo Valencia (Millonarios), y ahora en las próximas horas se deberán conocer las determinaciones para que se garantice el juego limpio para lo que resta de los cuadrangulares.
 

COMENTAR
GUARDAR