Olimpia superó 2-1 al Real España y es el nuevo campeón de Honduras
Archivo

Olimpia superó 2-1 al Real España y es el nuevo campeón de Honduras

El triunfo del Olimpia lo sellaron el delantero uruguayo Ramiro Bruschi y el defensa brasileño Fabio De Souza.

24 de mayo 2009 , 03:35 p.m.

Ambos equipos jugaron casi con el mismo esquema del primer partido de la final que se disputó el pasado día 16, en San Pedro Sula, norte, que finalizó empatado a dos goles.

El partido de hoy fue de escaso nivel futbolístico en el primer tiempo, con un Real España un poco inseguro, mientras que el Olimpia no arriesgaba mucho y buscaba hacer daño al contragolpe.

El Olimpia intentaba romper la defensa del Real España con Bruschi y el veterano Wilmer Velázquez.

El Real España, por su parte, naufragaba en sus intentos con los brasileños Douglas Caetano y Carlos Díaz, acompañados de Allan Lalín.

Cuando la primera parte estaba por terminar llegó una jugada del centrocampista Danilo Turcios, del Olimpia, quien sirvió la pelota a Bruschi para que en veloz carrera entrara frente al área y venciera al portero Marcelo Macías, del Real España.

El gol hizo olvidar a los aficionados del Olimpia el mal fútbol que ambos equipos estaban mostrando, tanto así, que el presidente hondureño, Manuel Zelaya, quien se encontraba entre los aficionados, comentó a Radio América que se estaba durmiendo.

En el segundo tiempo el Real España entró más ordenado y resuelto a rescatar el juego, lo que vio recompensado en parte, aunque echó a perder varias ocasiones que tuvo frente a la portería del Olimpia defendida por Noel Valladares, Al minuto 77, Johnny Calderón, del Olimpia, estrelló la pelota en el horizontal en lo que pudo ser el segundo gol del equipo capitalino.

Cuando los aficionados del Olimpia creían que la victoria ya era suya, vino el gol del Real España que obligó al tiempo extra, por medio de Melvin Valladares.

Luego de empatar el Real España se creció y estuvo a punto de convertir el segundo gol.

El Olimpia fue un equipo que lució más por su juego individual, en tanto que el Real España demostró un fútbol más colectivo, era un equipo con todos sus hombres jugando como obreros.

En el alargue, el Real España no cambió su juego, mientras que el Olimpia se vio con menos fuerza en sus filas por el cansancio de sus jugadores, no obstante resurgió al minuto 10 con un gol de cabeza del brasileño Fabio De Souza, quien además se convirtió en héroe y villano.

El jugador fue expulsado por doble amonestación, primero por quitarse la camisa y después por arrancar la bandera del saque de esquina y salir con ella corriendo a celebrar su gol.

La copa de hoy es la número 22 del Olimpia desde que se fundó la Liga Profesional de Fútbol en 1965, mientras que el Real España ha ganado nueve.

Tegucigalpa
EFE

COMENTAR
GUARDAR