Confirman suspensión de la final del torneo en Costa Rica
Archivo

Confirman suspensión de la final del torneo en Costa Rica

La Unión de Clubes de Primera División aceptó la orden de la federación local para aplazar los juegos entre Herediano y Liberia hasta que se resuelva una apelación presentada por el Saprissa.

21 de mayo 2009 , 01:42 p.m.

''El consejo directivo decidió acatar la orden de la federación y así se solicita al comité de competición suspender la programación de los partidos y se acuerda además comunicar esta decisión a los equipos y a la misma federación'', dijo el presidente de Unafut, Juan Carlos Muñoz, al leer a periodistas el acuerdo.

La medida fue presionada por una nota remitida en horas de la mañana por el presidente de la federación, Eduardo Li, quien aclaró a la Unafut que la medida de aplazar los juegos ''no era una solicitud ni una recomendación, sino una orden directa''.

El asunto se había complicado la noche del miércoles cuando a pesar del anuncio de la federación de que no habría final hasta tanto la fiscalía de la misma Unafut investigue una queja de Saprissa, de forma sorpresiva la Unafut decidió que seguirían adelante con el primer partido de la final programado para la noche del jueves.

Incluso la entidad se ofreció a pagar el costo del transporte aéreo de los árbitros hasta Liberia, en el norte del país, donde se realizaría el encuentro.

Herediano, que ya se encontraba en Liberia, así como el equipo local, ya habían expresado que no se presentarían al estadio con el fin de ''no calentar los ánimos''.

El conflicto se originó en el reclamo de Saprissa porque Liberia alineó en la vuelta de semifinal a tres jugadores que acumulaban cinco tarjetas amarillas sin cumplir con el castigo de partidos de suspensión. Jugaron bajo protesta, perdieron 1-0 y luego presentaron la queja ante Unafut, que la desestimó, por eso los morados acudieron a la federación, que el miércoles apoyó la posición del club.

La dirigencia de Saprissa había solicitado el jueves ''bajar el tono'' del conflicto al denunciar que varios miembros del cuerpo técnico recibieron amenazas de muerte vía telefónica.

San José
AP

COMENTAR
GUARDAR