Herediano y Liberia, en el primer partido de 'final familiar' en Costa Rica
Archivo

Herediano y Liberia, en el primer partido de 'final familiar' en Costa Rica

Así llaman el duelo la prensa local y comenzará este jueves en el estadio 'Edgardo Baltonado', de la ciudad de Liberia, provincia de Guanacaste (Pacífico), uno de los principales polos turísticos.

20 de mayo 2009 , 07:33 a.m.

El Club Sport Herediano y el Liberia comenzarán este jueves la disputa de una inédita final del Torneo de Verano del fútbol de Costa Rica, que tendrá la particularidad de que los dueños de los equipos son madre e hijo.

El Herediano, uno de los equipos históricos del fútbol costarricense, es propiedad de Roxie Blen, mientras que su hijo, Mario Sotela, es el dueño del Liberia, un equipo que nunca ha jugado una final desde su ascenso a la Primera División a inicios de esta década.

Es la primera vez que un equipo de Guanacaste llega a una final y lo hizo de la mejor manera posible: dejando fuera al poderoso Saprissa en la semifinal y privándolo de la posibilidad de ganar su sexto título consecutivo.

El equipo liberiano, dirigido por el entrenador francés Alain Gayhardy, demostró ser un conjunto sólido en defensa con los experimentados Harold Wallace, Michael Umaña y Leonardo González, y peligroso en ataque con William Sunsing y Víctor Núñez, todos ellos con un mundial en su currículum.

Liberia era un equipo acostumbrado a terminar los torneos de la mitad de tabla hacia abajo, pero desde que fue comprado por el acaudalado empresario Mario Sotela en 2007 ha recibido una fuerte inversión económica y ha conformado un plantel competitivo dispuesto a hacer historia.

Ahora Sotela deberá enfrentarse a su madre, quien invirtió el año pasado dos millones de dólares en adquirir al Herediano por los próximos 30 años y pagó las enormes deudas que ponían al club al borde de la quiebra.

Sotela y Roxie Blen, quien dice ser seguidora del Herediano desde niña, han dicho a la prensa local que tenían la ilusión de enfrentarse alguna vez en una final, pero que no pensaban que fuera a suceder tan rápido.

Herediano, dirigido por Ronald Mora, no es campeón desde 1993, una sequía demasiado grande para un equipo que en ese entonces era el más exitoso del país con 21 campeonatos nacionales en su haber.

Luego de 16 años, Saprissa (28 títulos) y Alajuelense (24), superaron al conjunto 'rojiamarillo' y lo relegaron al tercer lugar de los equipos con más títulos en el país.

Con la delantera más potente del torneo integrada por el brasileño Leandro Barrios, el colombiano Óscar Briceño y los costarricenses Andy Herron y Andy Furtado, el Herediano espera volver al éxito y alcanzar su ansiado trofeo 22.

Esta es la primera vez desde 1993 que habrá un campeón diferente al Saprissa y al Alajuelense, que habían establecido un dominio abrumador sobre los demás equipos.

El partido de vuelta de la final entre Herediano y Liberia se disputará el domingo próximo en el estadio 'Eladio Rosabal Cordero', de la ciudad de Heredia (centro).

La polémica se hizo presente en este torneo cuando el Saprissa pidió la nulidad de la semifinal ante Liberia debido a la alineación de tres jugadores que acumularon cinco tarjetas amarillas en la ida y fueron habilitados de manera polémica para disputar el partido de vuelta el domingo pasado.

Un órgano de la Unión Nacional de Fútbol (Unafut), que organiza la Liga de Primera División, rechazó la petición del Saprissa, pero este equipo presentó hoy un recurso ante la Federación de Fútbol, ente que analiza el caso y podría emitir una resolución dentro de algunas horas.

La Federación tiene la potestad de cancelar la final si encuentra alguna anomalía.

EFE

COMENTAR
GUARDAR