La Liga de Campeones, un camino hacia el título Uefa
Archivo

La Liga de Campeones, un camino hacia el título Uefa

La Liga de Campeones se convrtió en un camino expedito hacia el título de la Copa de la Uefa, una vía que han sabido aprovechar equipos como Galatasaray, Feyenoord y CSKA Moscú.

19 de mayo 2009 , 04:51 a.m.

La final de este miércoles será la tercera que dirimirán dos equipos procedentes de la Liga de Campeones, conjuntos que acabaron en la tercera posición de sus grupos de la primera fase de la máxima competición continental y que pasaron a la Copa de la Uefa.

Las dos anteriores ocasiones fueron las finales de la temporada 1999/00 entre el Galatasaray y el Arsenal, dirigida por el español Antonio Jesús López Nieto, con triunfo turco en los penaltis tras los fallos de Patrick Vieira y Davor Suker, y en la campaña 2001/02 entre el Feyenoord y el Borussia Dortmund, con victoria holandesa por 3-2 con un doblete de Pierre van Hooijdonk.

El Cska Moscú tomó dicha vía en la edición 2004/05 y ganó la final, disputada en el José Alvalade, al Sporting de Lisboa por 3-1 en una segunda mitad para el recuerdo.

Esta temporada el título se lo volverán a jugar dos equipos que pusieron sus esperanzas en la Liga de Campeones, que vivieron la decepción de la temprana eliminación pero que ahora alimentan su sueño en la Copa de la Uefa.

El Shakhtar comenzó su andadura continental 2008/09 en la tercera ronda previa de la 'Champions', disputada en agosto, en la que tuvo que superar al Dinamo de Zagreb croata, al que ganó los dos partidos por 2-0 y 3-1.

Luego fue superado en la fase de grupos por el Barcelona y el Sporting de Lisboa, pese a que fue capaz de ganar en el Nou Camp por 3-2 en el último e intrascendente encuentro, y pasó a la Uefa, en la que ha tenido una andadura nada fácil, pero ha superado sucesivamente al Tottenham inglés, el Cska Moscú, el Olympique Marsella francés y el Dinamo Kiev también ucraniano.

El Werder Bremen entró directamente en la fase de grupos de la Liga de Campeones y vivió una decepción al no conseguir su clasificación para octavos de final, tras ser superado en la tabla por el sorprendente Panathinaikos griego y el Inter Milán italiano.

Aún escuecen los tropiezos contra el Anorthosis chipriota (dos empates) pero la victoria en la última jornada contra el Inter le permitió arrebatar a los mediterráneos la tercera plaza y seguir con vida en la Copa de la Uefa, camino que ha sabido aprovechar.

Tuvo el duro más hueso de roer en la primera ronda de dieciseisavos, puesto que le tocó en suerte el Milán, al que superó por el valor doble de los goles fuera de casa, los dos que consiguió en la segunda mitad de la vuelta en el Giuseppe Meazza el peruano Claudio Pizarro.

Superado este escollo, ha superado camino de Estambul al Saint Etienne francés, el Udinese italiano -de nuevo con Pizarro como protagonista-, y el Hamburgo germano, al que eliminó igualmente por el valor doble de los goles fuera de casa merced a su triunfo como visitante en la vuelta (2-3) otra vez con Pizarro providencial junto al brasileño Diego.

EFE

COMENTAR
GUARDAR