Deportivo Cali y América deberán jugar a puerta cerrada durante tres fechas
Archivo

Deportivo Cali y América deberán jugar a puerta cerrada durante tres fechas

Así lo determinó la Comisión Disciplinaria del torneo nacional, tras los hechos acontecidos durante la quinta fecha de la Copa Colombia. Los 'azucareros' no apelarán.

13 de mayo 2009 , 06:50 a.m.

Además, los equipos de la capital vallecaucana recibieron multas de tres millones novecientos setenta y cinco mil doscientos pesos ($3.975.200,oo) por mal comportamiento del público e invasión a la cancha en desarrollo del partido Cali-América del día 6 de mayo de 2009.

Igualmente, se sanciona al Deportivo Cali con multa de cuatro millones novecientos sesenta y nueve mil pesos ($4.969.000,oo) y la perdida de los puntos en disputa a favor del contendor por no haber prestado las garantías a que lo obliga el reglamento de disciplina del campeonato dando lugar a que el partido no pudiera concluirse en forma reglamentaria.

Recordemos que el pasado miércoles en cumplimiento del clásico entre los clubes de la ciudad de Cali, miembros de las 'barras bravas' de ambos equipos se trenzaron en las tribunas de oriental y occidental. Luego (minuto 54) invadieron el terreno de juego; por lo cual el partido que ganaban los verdiblancos (1-0) fue suspendido por falta de garantías.

El comité ejecutivo del América aún no decide el procedimiento a seguir luego de conocer la sanción por parte de la Dimayor, pero sí manifestó su punto de vista.

"Nosotros no somos responsables de las 'barras bravas'. Eso es un problema social. A estos mal llamados hincha deberían de judicializarlos. Y con la medida que ha tomado la Dimayor me parece que sólo terminaría de quebrar a los equipos. Vamos a estudiar si apelamos o no", declaró el Sub-gerente deportivo del América, Nicolás Jaramillo.

Según lo establecido en la resolución Nº 018 de la Comisión Disciplinaria del Campeonato: "se trata de desordenes generalizados de las barras del Deportivo Cali y del América con un alto índice de agresividad y violencia que trajeron como consecuencia graves lesiones a los miembros de la fuerza pública y daños a las instalaciones del escenario, lo cual conlleva una responsabilidad compartida que involucra necesariamente a los dos equipos de la plaza".

Ante lo anterior el presidente del Deportivo Cali, Rodrigo Otoya, reprochó la decisión de quitarle los puntos que ganaron en el campo de juego y que las sanciones de la Dimayor sean desiguales, dependiendo del club infractor.

"Infortunadamente no se está midiendo con la misma vara, recordando que nosotros fuimos victimas de una agresión en el estadio de Bogotá, que no fue sancionado. Es lamentable y nos estamos viendo afectados por una cantidad de vándalos. No sé cuál es la razón de quitarle los tres puntos que se ganó el Deportivo Cali legalmente. Las medidas que se están tomando son absurdas y no ayudan a resolver el problema", consideró Otoya.

Héctor Fabio Gruesso
Especial para FUTBOLRED

 

 

 

 

 


 

COMENTAR
GUARDAR