Autoridades bogotanas no prestan El Campín a los equipos mexicanos
Archivo

Autoridades bogotanas no prestan El Campín a los equipos mexicanos

La Secretaría de Salud de Bogotá desautorizó a San Luis y Chivas a jugar en la capital los partidos que como local deben disputar por los octavos de la Libertadores por temor a la gripe AH1N1.

01 de mayo 2009 , 06:12 a.m.

El secretario de Salud de la ciudad, Héctor Zambrano, afirmó que las autoridades de Bogotá no han recibido un pedido oficial de la Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol) para trasladar al estadio 'El Campín' los partidos que debían jugarse la próxima semana en Potosí y Guadalajara, y concluyó que no habrá autorización.

"No nos parecía procedente utilizar el estadio 'El Campín' para equipos mexicanos. No es falta de solidaridad con el fútbol. Nos gusta el fútbol, nos encanta, pero con los equipos que provienen de México, allí hay un alto riesgo (...) y son decisiones para que prevalezca la salud pública", señaló Zambrano.

La Conmebol, que agrupa a las diez federaciones sudamericanas, anunció hoy que el San Luis y las Chivas jugarán en el estadio bogotano 'El Campín' los partidos de ida de la fase de octavos de final, que les corresponde como locales.

El portavoz de la Conmebol, Néstor Benítez, explicó a Efe que ambos equipos se enfrentarán a sus respectivos rivales, aún no definidos, el 6 de mayo en "jornada doble", cuyo orden será establecido tras el fin de la fase de grupos, que concluye hoy.

Benítez dijo que se optó por un país neutral, en este caso Colombia, ante el brote de gripe AH1N1 que afecta a México, y después de recabar de forma urgente la postura de las diez asociaciones ante el avance de la enfermedad.

Sin embargo, las autoridades sanitarias colombianas salieron horas después al corte de la iniciativa.

"No se facilitará 'El Campín' para eventos masivos, no para la Liga de fútbol colombiana, sino porque allí hay un riesgo por la presencia de jugadores o personas que vienen de México", insistió e secretario de Salud de Bogotá.

Explicó, además, que se enteró de la eventual disputa de estos encuentros por los medios de comunicación, y que oficialmente no habían recibido, ni de la División Mayor del Fútbol Colombiano (Dimayor), ni de la Federación Colombiana de Fútbol, petición alguna.

Juan Varela, subsecretario de salud de Bogotá, dijo, por su parte, que "por recomendación de la Organización Mundial de la Salud" no son convenientes "reuniones de más de 40 personas en lugares públicos", y por ello no se dio luz verde a los partidos de las Chivas ni del San Luis.

El presidente de la Dimayor, Ramón Jesurum, declaró a la edición electrónica del diario 'El Espectador', que sería "muy bueno para el país" poder tener, al menos, esos dos partidos del certamen continental, tras la eliminación de los tres equipos nacionales de la Copa Libertadores.

Sin embargo, Jesurum aclaró que ninguna autoridad del fútbol nacional estaba en potestad de aprobar dichos encuentros, sino que era el Gobierno de Bogotá el que debía autorizar o negar su celebración.

También, el ministro de la Protección Social, Diego Palacio, había admitido a periodistas que no conocía petición alguna para esos partidos y en tal caso, que ella se estudiaría.

Bogotá
EFE

COMENTAR
GUARDAR