Siete meses libertad vigilada a líder neonazi por injuriar a futbolista negro
Apuestas Futbolred
Archivo

Siete meses libertad vigilada a líder neonazi por injuriar a futbolista negro

Un juzgado de primera instancia de Berlín condenó de libertad condicional al líder del ultraderechista Partido Nacional Demócrata (NPD) alemán, Udo Voigt.

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
24 de abril 2009 , 07:09 a. m.

Otros dos altos cargos del partido vinculado a la escena neonazi, Klaus Beier y Frank Schwerdt, fueron condenados dentro del mismo proceso a siete y diez meses de libertad vigilada, respectivamente.

El tribunal consideró probados los cargos imputados contra los tres acusados, que deberán pagar cada uno una multa de 2.000 euros a Unicef.

El caso aludía a la publicación de un calendario, elaborado por el NPD con motivo del Mundial de Fútbol de Alemania de 2006, en el que se incluía propaganda racista y se discriminaba al defensa, hijo de un alemán y una nigeriana, quien hoy día juega en el Borussia Dortmund.

En la portada, el panfleto mostraba a un jugador de espaldas que vestía la camiseta de la selección alemana con el número 25 -que por entonces era el de Owomoyela-, y sobre la imagen del panfleto figuraba el lema "Blanco. ¡No sólo el color de una camiseta!¡Por una auténtica selección nacional!".

La Federación Alemana de Fútbol (DFB) y Owomoyela interpusieron en abril de 2006 una demanda por difamación, y el defensa internacional logró incluso que un tribunal dictase una disposición de emergencia que prohibía a los políticos utilizar su imagen al lado del texto denigrante.

La intención del NPD al diseñar el polémico calendario para el Mundial de Fútbol de 2006 era denunciar el modo en que el fútbol profesional gestiona sus finanzas, explicó Voigt durante el proceso, que comenzó el 24 de marzo.

El líder político insistió incluso en que la justicia ha manipulado la acusación, alegando que apenas conocía a Owomoyela.

Los políticos tenían previsto lanzar una segunda versión del calendario que mostraba al número once, el único jugador blanco, rodeado por otros pintados de rojo, amarillo, negro y marrón.

EFE

COMENTAR
GUARDAR