Lo bueno, lo malo y lo feo de la caída contra Venezuela
Apuestas Futbolred
Archivo

Lo bueno, lo malo y lo feo de la caída contra Venezuela

Acá está, a nuestro juicio, lo más rescatable del equipo nacional en Puerto Ordaz. Y, también, lo más aciago de Colombia en su partido frente a Venezuela que fue derrota 2-0.

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
31 de marzo 2009 , 04:59 p. m.

Lo bueno

El audaz esquema que montó el técnico Eduardo Lara para la segunda parte del juego contra Venezuela. Luego de la irresponsable expulsión de Abel Aguilar al minuto 27, el entrenador aguantó jugar con diez y no realizó variantes. Luego de la charla en el entretiempo, Lara sorprendió a propios y extraños cuando mandó al campo al defensor de Arsenal de Argentina, Jossimar Mosquera, sacó del campo a Luis Núñez quien pasó inadvertido y ordenó una defensa con tres jugadores.

El equipo nacional quedó armado con un esquema 3-3-1-2 y fue a buscar el partido. Lara mantuvo a Falcao García, Darwin Quintero y a Macnelly Torres inquietó a su rival y esperaba que el hambre goleador que se había acabado contra Bolivia volviera a despertarse en Puerto Ordaz, pero como ha sido la constante el equipo colombiano no tuvo gol y falló.

Lo malo

La anemia ofensiva de Colombia. Es imposible soñar con llegar a un mundial cuando no se marcan goles. El equipo nacional anotó seis goles en doce partidos que disputó. Cuatro en los siete partidos que dirigió Jorge Luis Pinto en su era y, para no ser menos, dos en la etapa de Eduardo Lara que ya condujo al equipo en cinco compromisos. 

En el estadio Cachamay, de Puerto Ordaz, Colombia tuvo otro partido más sin goles a favor, el séptimo de los doce que ha jugado en esta Eliminatoria mundialista. Números fríos que son reales. En definitiva, sin goles no se puede jugar un mundial de fútbol. La ley del fútbol.

Lo feo

La expulsión de Abel Aguilar. El mediocampista del Hércules del fútbol español entró a pegar. Las dos tarjetas amarillas que recibió fueron justas y por ende, la expulsión fue correcta. Llegó a destiempo a cada pelota que luchó y entró en el juego fuerte de sus rivales. Aguilar le falló al equipo y, sobre todo, le falló al técnico Eduardo Lara quien es el entrenador que más lo tiene en cuenta.

COMENTAR
GUARDAR