Josep Guardiola dirige firmemente a un Barcelona ganador
Apuestas Futbolred
Archivo

Josep Guardiola dirige firmemente a un Barcelona ganador

Está siendo la envidia de muchos entrenadores en su primera temporada como DT en la élite del fútbol español: tras siete meses sigue en la carrera para llevar asu equipo a un triplete histórico.

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
12 de marzo 2009 , 06:55 a. m.

El Barça es líder de la Liga española con una ventaja de seis puntos sobre el Real Madrid (2º), jugará el 13 de mayo la final de la Copa del Rey contra el Athletic de Bilbao y desde el miércoles está clasificado para los cuartos de final de la Liga de Campeones.

Tras el partido contra Lyon (victoria por 5-2 en la vuelta y 1-1 en la ida), "Pep" Guardiola, de 38 años, estaba orgulloso del recorrido europeo de su equipo, que empezó en agosto con una ronda preliminar.

"Fuímos los primeros en empezar a jugar en Europa y ahora estamos en los ocho mejores y lo mejor de todo es que ahora en cuartos vendrá un grande", subrayó sin querer ofender al Lyon, club por el que confesó el martes una "gran admiración".

Guardiola, que como jugador fue el cerebro del "Dream team", el temible equipo del Barça de la primera mitad de los años 90 (cuatro ligas consecutivas y una Liga de Campeones), parecía hecho para entrenar.

Tras una exitosa temporada a la cabeza del filial, confirmó su competencia a los mandos del primer equipo.

Los resultados están ahí y el equipo roza por momentos la perfección en el terreno: fluidez, velocidad y eficacia.

Guardiola, partidario de la prudencia, había recientemente sorprendido al afirmar que su equipo será campeón liguero, respondiendo al mismo tiempo al presidente del Real Madrid, Vicente Boluda, seguro de lo contrario.

En la rueda de prensa tras el partido contra el Lyon, "Pep" volvió a mostrarse cauto.

"Es cierto que en momentos del partido de hoy estuvimos brillantes, pero ahora queda lo más duro, con un calendario muy duro, mientras los rivales de la Liga tendrán un partido a la semana", afirmó.

Tampoco se olvidó de los errores defensivos de su equipo que supusieron los dos goles del Olympique de Lyon.

"Uno de los aspectos a mejorar del partido es el mecanismo por el que encajamos los goles. Tras el segundo gol pudimos entrar en une fase de sufrimiento. Ante eso, el antídoto es recuperar la pelota, no tener tanta prisa, juntarnos más y echarnos un poco atrás, que no pasa nada", dijo.

Guardiola se muestra además más prudente por el hecho de que, aunque el Barça, que está bien situado en las tres competiciones, sobre todo en Liga y Copa del Rey, todavía no ha ganado nada tras dos temporadas sin títulos de importancia.

"Queda tanto por jugar que no vale la pena hacer predicciones", concluyó.

Barcelona, España
AFP

COMENTAR
GUARDAR