El peruano Claudio Pizarro, entre el gol y la sospecha
Apuestas Futbolred
Archivo

El peruano Claudio Pizarro, entre el gol y la sospecha

Desde que el Chelsea lo cedió esta temporada al Werder Bremen, el delangtero ha recuperado su temible eficacia. El jueves enfrenta al Saint-Etienne en la ida de octavos de final de Copa de la Uefa.

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
11 de marzo 2009 , 07:05 a. m.

'Pizza', de 30 años, tumbó él solo al AC Milán a finales de febrero, marcando dos goles al club italiano, que iba ganando por 2 a 0 en su estadio.

Pero, como le ha pasado muchas veces a lo largo de su carrera, su estado de gracia no duró demasiado: el elegante delantero está en el punto de mira de la justicia de su país, que investiga posibles manipulaciones financieras para ocultar ocho millones de euros al fisco.

"Por motivos tanto deportivos como humanos, nos gustaría conservar a Claudio pero tenemos que esperar los resultados de la investigación que se lleva a cabo en Perú", admitió inmediatamente el director deportivo del club de la primera división alemana, Klaus Allofs.

Hasta ahora, todo o casi todo apuntaba a favor de que el delantero con pasaporte italiano se comprometiera a largo plazo con el Werder: es el máximo goleador del equipo con 19 tantos, once de ellos en Bundesliga, mientras en el Chelsea estaba abonado al banquillo y sólo anotó dos goles en 21 partidos.

Pizarro es uno de los pocos jugadores que salió vivo del naufragio en el que zozobra desde agosto pasado el subcampeón de Alemania, décimo en la liga alemana. Un equipo capaz de humillar al Bayern Múnich (5-2) en septiembre en el Allianz-Arena tanto como de cosechar tres miserables puntos en sus seis últimos encuentros.

El 'Dios inca' levantó el vuelo en Europa en 1999 gracias también al Werder Bremen. El club del norte de Alemania había desembolsado un millón y medio de euros por el desconocido delantero centro del Alianza Lima.

Tras pasar dos temporadas en Bremen, Pizarro fichó por el Bayern, con el que ganó entre 2001 y 2007 tres títulos de campeón de Alemania, así como una reputación de estrella.

Así, al finalizar su contrato con el Bayern, reclamó una considerable revalorización salarial para renovar su contrato, con lo que se ganó una contundente respuesta de su presidente.

"Cuando uno quiere ser pagado como (Andrei) Shevchenko, primero tiene que jugar como Shevchenko", soltó Karl-Heinz Rummenigge hablando del delantero ucraniano, que estaba entonces en lo más alto de su gloria.

Tampoco en su selección Pizarro, que ha marcado 13 goles en sus 56 partidos internacionales, provoca unanimidad. En diciembre de 2007, cuando era capitán, llegó a ser suspendido por haber organizado en una fiesta nocturna en la que no se escatimó el alcohol, dos días antes de la derrota 5-1 ante Ecuador.

Desde entonces, mantiene conflictivas relaciones con los dirigentes del fútbol peruano, igual que, desde hace poco, con los jueces.

Bremen, Alemania
AFP

COMENTAR
GUARDAR