La bola de cristal de Vicente Boluda, presidente del Real Madrid, estalló en pedazos
Apuestas Futbolred
Archivo

La bola de cristal de Vicente Boluda, presidente del Real Madrid, estalló en pedazos

La derrota por 4-0 ante el Liverpool en Anfield puso fin a las dotes adivinatorias de Boluda. Todos los comentarios periodísticos coinciden en que se terminó un ciclo, sin que se sepa cuál viene.

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
11 de marzo 2009 , 04:05 a. m.

Es lógico, casi obligatorio, que los presidentes incentiven a sus jugadores con palabras de ánimo, faltaría más, pero es aconsejable que nunca olviden una máxima que casi siempre se cumple: "no hay que vender la piel del oso antes de cazarlo".

Pero Boluda consultó su particular bola de cristal y, pocos días antes de la disputa del partido de ida, anunció con la seguridad con que los adivinos hacen sus predicciones: "chorrearemos" al Liverpool.

Boluda utilizó un verbo de la jerga popular que significa "arrasar". Incluso añadió el resultado de ida y de vuelta: 3-0 en el Bernabéu y 1-2 en Anfield.

La bola le estalló en las manos cuando se impuso la realidad en el terreno de juego: el Liverpool resquebrajó el cristal en el Santiago Bernabéu al vencer por 1-0 y terminó por reventarlo en Anfield con un rotundo 4-0, este, sí, un "chorreo" de los que hacen mucho daño.

El estallido de cristal casi se queda en una anécdota si se leen con atención las declaraciones del director deportivo blanco, Pedja Mijatovic: "el equipo no existió, estuvo fuera del partido del primero al último minuto".

¿Dónde estaba el equipo? Mijatovic debería de tener la respuesta porque, como director deportivo, ha sido el responsable de los fichajes de verano y de los refuerzos de invierno. Es decir, de la composición de un equipo que ahora revela que "no existe".

Una dolorosa derrota y cinco temporadas seguidas sin superar los octavos, un drama en el equipo que más copas de Europa tiene, con nueve, y que cuenta en sus filas con el máximo goleador histórico de la "Champions", Raúl González.

"Renovación urgente", "reforma", "ventilación urgente", "impotencia y liquidación", "humillación", "descalabro", "hundimiento", "catarsis"...Titulares fuertes que no dejan lugar a dudas sobre el impacto de la caída en Anfield.

Acaba un ciclo y Vicente Boluda ni siquiera tiene una bola de cristal para consultar su futuro, el de Mijatovic y el del equipo, pero los comentaristas coinciden en que no hace falta ser adivino para sostener que el Real Madrid de mañana se parecerá muy poco al de hoy.

Madrid
EFE

COMENTAR
GUARDAR