Así jugaron, uno por uno, los futbolistas del Deportivo Independiente Medellín
Archivo

Así jugaron, uno por uno, los futbolistas del Deportivo Independiente Medellín

Los jugadores del equipo antioqueño tuvieron una digna actuación en el partido frente al Ámérica, a pesar de no haber obtenido el título del torneo colombiano.

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
21 de diciembre 2008 , 03:26 p.m.

Aldo Bobadilla: Partido regular para el golero paraguayo. Se confió en el gol de Ramos donde la pelota le picó antes de llegar a sus manos. No tuvo responsabilidad ni en el segundo, ni en el tercer gol americano. 

Juan Guillermo Cuadrado: Lució muy impreciso y un poco nervioso. Se equivocó en la jugada del primer gol de América donde fue laxo en la marca a Ramos. Por eso fue sustituido en el comienzo del segundo tiempo por Jaime Castrillón.

Andrés Felipe Ortiz: Cumplidor de la labor. Seguro en el hombre a hombre y no dio ventajas por arriba. Fue junto a Sanabria y Álvarez, los mejores hombres del Medellín.

Daniel Sanabria: Muy serio en su trabajo. Seguro en los marcajes personales y limpio cuando generó la salida del equipo desde propio terreno. Fue junto a Ortiz y Álvarez, los mejores hombres del Medellín.

Jamell Ramos: Aunque se adaptó a las dos bandas, no aportó tanto en ataque y no estuvo seguro en marca. Además fue protagonista en la jugada del autogol que definió el pleito en el primer cuarto de hora del segundo tiempo.

Juan Carlos Quintero: Fue intrascendente en el trámite del compromiso. No aportó lo que se le conoce habitualmente y parecía con la mente en otra parte. Le dio paso a los 76¿ minutos al pastuso Carlos Daniel Hidalgo.

Danilson Córdoba: Aunque fue importante en sus proyecciones por izquierda y tiró el centro para el gol de Diego Álvarez, estuvo acelerado en la marca y erró en la marca de Arango que sirvió la bola para el segundo gol de América.

Jhon Javier Restrepo: Mención especial para Choronta que jugó con la tristeza viva por la muerte de su padre. Eso se reflejó en desempeño deportivo que no fue el mejor. En marca cumplió e intentó subirle el animó a sus compañeros en todos los pasajes del partido.

Omar Pérez: Mal partido del argentino. No fue socio de nadie y no apareció en la tarea creativa. Fue un espectador más y fue inferior a las expectativas.

Jackson Martínez: Ni fue la noche, ni la final para el goleador del Poderoso. Nadie puede decir que no sudó la camiseta. Tuvo mucho sacrificio pero le rebotó el balón y fue muy impreciso cuando bajó a recibir la pelota a tres cuartos de cancha.

Diego Álvarez: Fue el mejor jugador del Rojo de Antioquia. Habría prendido la ilusión con un golazo que igualaba la serie transitoriamente. Se tiró en tijera y le ganó la marca a Tavima para marcar un estupendo tanto que dejaba en ceros la final. Fue insistente en ataque y gracias a eso tuvo otras dos para marcar.

 

COMENTAR
GUARDAR