Fiel hinchada de Liga de Quito acepta con resignación derrota ante Manchester
Archivo

Fiel hinchada de Liga de Quito acepta con resignación derrota ante Manchester

La hinchada del equipo ecuatoriana aceptó con tristeza la derrota de 1-0 sufrida en la fina del Mundial de Clubes de la Fifa, ante el todopoderoso Manchester United, de Inglaterra.

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
21 de diciembre 2008 , 01:28 p.m.

Cerca de 10.000 seguidores del equipo "albo" de la capital ecuatoriana se concentraron hoy en el estadio "Casa Blanca", para seguir por pantalla gigante, desde la madrugada, la transmisión televisada del partido disputado en el Estadio Internacional de Yokohama, en Japón.

Las gradas del "Casa Blanca" se tiñeron de blanco desde antes de que comenzara el partido, a las 05.30 hora local (10.30 GMT), con la ilusión de ver una nueva hazaña del equipo dirigido por Edgardo "El Patón" Bauza.

El estratega, que ya ha anunciado su retiro del club quiteño, fue frecuentemente vitoreado por los hinchas "albos", que no dudan de que "El Patón" saldrá del equipo por la puerta grande, al alcanzar la mejor posición que cualquier equipo ecuatoriano haya logrado a nivel internacional en la historia.

La euforia del primer tiempo se centró en la actuación del portero José Cevallos, "Cevallitos", que atajó claras opciones de los apergaminados ingleses.

La ilusión de los universitarios se desbordó durante todo el partido, aunque decayó, sin morir, en el minuto 73 del encuentro, cuando Rooney anotó.

A falta de doce minutos del final, y en medio de una intensa lluvia, se hizo silencio con el gol de Rooney, pero sólo fue un momento, hasta tomar aire, pues luego empezó nuevamente la fiesta, con saltos, cánticos, banderas, humo de color blanco, papel picado.

Casi al final, un sentido "Aaaayyy" inundó el escenario, cuando Manso falló por poco una opción de gol clara, que hubiese supuesto un renacer, pero no fue...

El pitido final del uzbeco Ravshan Irmatov también dio paso a un instante de desasosiego, pero sólo de medio minuto, porque luego todos los hinchas empezaron a cantar: "Soy de la U, soy de la U", con rabia, con alegría, con desparpajo: Liga de Quito era el subcampeón mundial.

La bulla se encendió también en la tribuna sur de la "Casa Blanca", frente a la pantalla gigante instalada junto al marcador electrónico del estadio, cuando los jugadores recibieron las medallas o cuando el volante argentino Damián Manso recibió el galardón como uno de los mejores jugadores, al igual que Claudio Bieler.

Pocos echaron a llorar de impotencia, porque, según dijo uno de ellos, la gloria estuvo "así de cerca", tanto que muchos soñaron con ver a Liga de Quito en los altares: "Después de Dios, la Liga", comentó otro aficionado.

No obstante, la mayoría, resignada, salió satisfecha con la actuación de Liga, que cayó por un solo tanto" ante el Manchester de Rooney y Cristiano Ronaldo.

Los comentarios en las emisoras de radio, que transmitieron el compromiso, estuvieron llenos de halagos para los dirigidos por Bauza, pero, sobre todo, destacaron el buen momento por el que atraviesa el fútbol ecuatoriano.

"Liga se ha codeado con los mejores del mundo", señaló uno de los comentaristas, para luego hacer una recapitulación de la campaña del equipo universitario, que salió campeón de la Copa Libertadores de América, dejando atrás a varios grandes del continente como el argentino Boca Juniors o el brasileño Fluminense.

Los hinchas de la Liga ya preparan un recibimiento a lo grande del equipo, con la esperanza de que el futuro le guarde otra oportunidad al club universitario.

De antemano, los aficionados pretenden despedir a Bauza con honores, aunque confían en que el uruguayo Jorge Fossati, seguirá el camino que ha dejado trazado su colega argentino.

Quito
EFE

COMENTAR
GUARDAR