Historia
Archivo

Historia

En el 2013 el equipo hizo un buen primer semestre, terminó quinto y jugó los cuadrangulares.

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
19 de noviembre 2013 , 11:52 a. m.

En el 2013 el equipo hizo un buen primer semestre, terminó quinto y jugó los cuadrangulares. Estuvo en el cuadrangular B y terminó tercero, detrás de Nacional e Itagüí, con ocho unidades.

Eso sí, en el segundo semestre el rendimiento fue flojo. Carlos Castro no pudo repetir la anterior buena campaña y con 21 unidades se quedó afuera de los ocho mejores. Un torneo, realmente, para olvidar.

Pero eso no importa, somos los 'pijaos', orgullo y fuerza tolimense. Nuestra lucha y nuestro empuje tuvieron su recompensa con el título del torneo colombiano en el 2003.

En el departamento del Tolima suena el bunde, no puede faltar la lechona, el aguardiente Tapa Roja y ese emblema que es el vinotinto y oro. Para el fútbol profesional colombiano nacimos en 1955. Manuel Rubio Chávez, primer presidente del club, puso a andar un proyecto que le había rondado por su cabeza durante varios meses.

Cuando solamente teníamos dos años de vida llegó el primer gran logro: fuimos sub-campeones del torneo nacional con un plantel en el que sobresalieron Oscar Jamardo, Liborio Guzmán, Roque Mercury y Luis Spalla.

Posteriormente pasaron décadas aciagas, pero no nos importaron las posiciones medias y bajas de la tabla, siempre estuvimos ahí los hinchas más fieles para apoyar y alentar. Siempre supimos que nuestro equipo nos daría valiosas recompensas a toda esta pasión.

Por eso y para nuestra fortuna llegó la temporada de 1981. Todos recordamos ese fin de año, en el que el sub-título del equipo dirigido por Pedro Nel Ospina se convirtió en un gran regalo para los tolimenses.

Y así futbolistas como Oscar Héctor Quintabani, Víctor Hugo del Río, Cristiano Centurión, Oscar López, Gustavo 'Piña' Mendoza y Heberto Carrillo se convirtieron en nuestros referentes.

Al año siguiente nuevamente hicimos gala de nuestro orgullo Pijao y con jugadores como Francisco 'Pacho' Maturana, Hugo Gallego, Arnoldo Iguarán y los idolatrados Evaristo Isassi y Sapuca volvimos a alzarnos con el segundo puesto.

Lo mejor estaba por venir. Tras décadas de aguantar las miradas despectivas de otros hinchas, en el Torneo Finalización 2003 vivimos nuestra máxima alegría después de vencer al Deportivo Cali en el propio gramado del estadio Pascual Guerrero, de la capital vallecaucana, en donde se escuchó el grito estruendoso: '¡Campeón, Tolima, Campeón!'...

Mientras tanto, invadimos las calles de Ibagué, nos llenamos de harina y duramos de fiesta por más de 48 horas. Todo porque los hombres dirigidos por Luis Augusto 'El Chiqui' García por fin dieron esa ansiada vuelta olímpica.

A estatura de 'dioses' elevamos a Diego Gómez, a ese titán que fue Arley Dinas, al talentoso Ricardo Ciciliano, al corajudo Hernando 'Cocho' Patiño y al brasileño Rogeiro Pereira.

Con el correr del tiempo el Tolima se ha ido ganando su propio espacio en el ambiente futbolero nacional y seguro que hace rato dejó de ser el 'Tolimita'. Somos el Deportes Tolima y punto... Y eso que se nos olvidaba consignar que también fuimos campeones de la B en 1994. Claro que bajamos, pero también subimos muy rápido... Con nosotros es guerreando y luchando.

COMENTAR
GUARDAR