Historia
Archivo

Historia

Este 2013 que termina tiene sentimientos encontrados para nosotros, los hinchas del Medellin

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
19 de noviembre 2013 , 12:00 p. m.

Este 2013 que termina tiene sentimientos encontrados para nosotros, los hinchas de Independiente Medellín. Festejamos nuestro centenario de creación. Y si bien es cierto no pudimos llegar a la final del campeonato, vivimos una fiesta muy especial. Un par de días de festejos y de conmemoraciones que nos hizo volver a sentirnos orgullosos de nuestro equipo. De nuestra hinchada, de esa pasión que siempre desbordamos en cada escenario.

Nuestro orgullo, la pasión con la que vivimos cada partido y lo incondicionales que somos. El DIM es una religión que no tiene biblia, pero sí una iglesia inmensa, que es el 'Atanasio Girardot'.

En el segundo semestre de 2008 (II) la quinta estuvo cerca pero fue para otro rojo. Independiente Medellín empezó muy mal la fase todos contra todos. Cayó cinco veces en las seis primeras fechas. Sin embargo, se levantó de entre los muertos (fue colero durante tres jornadas) y cabalgó el campeonato desde la fecha 7, consiguiendo 26 de 36 puntos posibles de la mano de su técnico Santiago Escobar.

Y los cuadrangulares no fue la excepción. Agarró la punta en la primera jornada con el triunfo sobre Deportes Tolima y no la soltó. Empató los dos clásicos paisas y sacó los seis puntos en la serie ante Equidad. Se clasificó con una fecha de anterioridad y esperó por el primer sorbo de final ante América de Cali.

El partido de ida fue para los caleños que derrotaron por la mínima y dieron un fuerte golpe a la hinchada Roja. Para el juego de vuelta, en el Pascual, América volvió a imponerse, esta vez 3-1, y se quedó con la copa.

Eso sí, en 2009 llegó la anhelada quinta estrella. Nos la bajó nuestro Leonel Álvarez apoyado en los goles de Jackson Martínez. Superamos a Atlético Huila, les ganamos en Neiva 1-0 y eso desequilibró la serie, por eso el 2-2 en Medellín fue suficiente para que cayera una nueva estrella.

El equipo en el que estaba el arquero paraguayo, ídolo, Aldo Bobadilla, ‘Choronta’ Restrepo, Lewis Ochoa, ‘Mosco’ Mosquera, , Luis Carlos Arias, Felipe Pardo y Jackson se hizo fuerte y peleó hasta obtener un nuevo campeonato. Sufrido y bien ganado. Como corresponde.

Y es que por muchos años se ha afirmado que nuestra hinchada es una de las más numerosas del país y, asimismo, de las más sufridas. Y sobran razones para afirmar ello.

Los dos primeros campeonatos llegaron seguidos, pero hace mucho tiempo. El de 1955 fue bajo la dirección técnica del 'Charro' José Manuel Moreno, quien también estuvo en la cancha actuando, y contó con las grandes atajadas de Efraín 'Caimán' Sánchez. Luego, en 1957, José Vicente Grecco, goleador del campeonato, y Jaime 'Manco' Gutiérrez, segundo en la tabla de anotadores, lograron el nuevo campeonato. José Manuel Moreno había comenzado como director técnico de ese equipo, pero luego lo reemplazo René Seghini.

Con todos los jugadores que estaban al alcance y con enormes esfuerzos realizados, pasaron más de cuatro décadas para volver a festejar un título. Fueron 45 años de espera, toda una eternidad.

Parecía que ni Alberto Uribe Piedrahita, gestor de la fundación de Independiente Medellín el 15 de abril de 1914, podía ayudar desde el cielo para volver a dar una vuelta olímpica. Pero con la dirección técnica de Víctor Luna y la conformación de un grupo de jugadores realmente sensacional, Medellín superó en la final de 2003 al Deportivo Pasto.

Las atajadas de Juan David González, la seguridad atrás de Amaranto Perea y Andrés Orozco, así como la gran calidad técnica y la capacidad anotadora de Tressor Moreno y Mauricio Molina fue demasiado para un ingenuo rival que llegaba por primera vez a la final.

La cuarta estrella se festejó el doble. El rival era ni más ni menos que Atlético Nacional. El clásico de Antioquia definía un nuevo campeonato y los 'verdes' llegaron agrandados a la primera final. En ese juego, un miércoles en la noche, ganamos 2-1 con goles de Rafael Castillo y Jorge Horacio Serna. El entrenador Pedro Sarmiento declaró al final del partido que Medellín iba a ser campeón por inteligencia y orden, y así sucedió. El domingo, en el juego de vuelta, un 0-0 fue suficiente para dar la vuelta olímpica y derrotar a nuestro clásico rival, que se fue masticando bronca y con toda la amargura que puede provocar caer en un clásico que definía un nuevo campeonato.

Así, con cinco campeonatos, seguimos siendo fuertes. Seguimos cultivando proyectos y motivando a una hinchada muy noble que es, sin dudas, el patrimonio más importante del siempre altivo Independiente Medellín.

COMENTAR
GUARDAR