"En la B jugando con Bello una vez nos atracaron en el bus": Giraldo
Archivo

"En la B jugando con Bello una vez nos atracaron en el bus": Giraldo

El volante, figura del líder Bucaramanga, habló de experiencia y de la meta de ascender.

16 de mayo 2015 , 05:33 a.m.

Es uno de los estandartes de este Atlético Bucaramanga, líder del Torneo Águila del fútbol colombiano. Por sus pies se generan muchas de las ideas del fútbol que hoy muestra el equipo ‘leopardo’ en cada una de las fechas de un campeonato de la Primera B que aumenta en emociones.

Carlos Giraldo es uno de los jugadores que cuenta con mayor experiencia en el campeonato y sigue demostrando que el tiempo no es problema para seguir brillando.

A sus 35 años, ‘la Moña’ ha pasado por numerosos equipos; no dudó y viajó hasta el fútbol de China, ha pasado por la Primera División y conoce el ascenso como la palma de su mano. Ha viajado en tren, en avión y horas en bus sin pero alguno, y todo ese trasegar lo ha hecho duro ante cualquier reto.

Hoy, el ascenso del Bucaramanga es una obsesión y por nada piensa doblegarse.

¿Cuántas camisetas ha vestido durante su extensa carrera deportiva?

Son muchas, con el Bucaramanga llegué a mi equipo número trece de la carrera. No me puedo quejar porque afortunadamente trabajo nunca ha faltado y me ha tocado enfrentarme a diferentes condiciones, pero por fortuna las hemos sabido sobrellevar.

De todos esos equipos por los que ha pasado, ¿cuáles recuerda con mayor frecuencia o le dejaron experiencias?

En todos los clubes por los que he pasado me he llevado buenos y malos recuerdos. Pero el viaje a China es algo que me quedó marcado de por vida, tal experiencia fue especial y única. Me fui cedido al Beijing Guoan, en el año 2001, y allí estuve un par de temporadas, pero acostumbrarme fue muy difícil para mí, ya que el idioma nunca lo logré entender y en los entrenamientos no era fácil amoldarse a lo que querían jugar. Hasta para hacer compras era un problema porque nadie me entendía (risas). A ello, la comida y la diferencia horaria también fueron difíciles de asimilar.

Usted ha jugado varias temporadas en la primera B, ¿qué anécdota le ha dejado su paso por esta categoría?

Sí, en la B he tenido la oportunidad de jugar durante varios años y ya me he acostumbrado a las exigencias de la misma. Aún recuerdo mucho un episodio muy curioso durante mi paso por el Bello F.C., en uno de los largos recorridos, el bus en el que viajábamos fue asaltado por un grupo de atracadores y nos obligaron a entregar todo.  Ellos armados y muy agresivos, nos bajaron del mismo y lo desocuparon. Se llevaron maletas, balones, uniformes, nuestras cosas de valor, no nos dejaron nada. A pesar del susto, afortunadamente no pasó a mayores y nadie salió herido.

Usted es de los pocos jugadores que pasó por Pumas de Casanare y que aún sigue vigente en el fútbol. ¿Qué recuerda de su pasó por Yopal?

A mí me sorprendió mucho cuando me llamaron para jugar con ellos. La verdad era muy poco lo que conocía de la región, pero decidí aceptarla. Me pareció un reto importante y el incentivo económico era bueno. Recuerdo que fueron años en donde la situación no era la mejor, conflictos y grupos armados reinaban en la zona y eso me generó temor. Había dinero y eso generó una bonanza que hasta el mismo fútbol se vio beneficiado. Eran buenos salarios, había comodidad, las instalaciones eran mejores que en la A. Pero como todo, el despilfarro y las malas administraciones llevaron a que el equipo quebrara y desapareciera.

¿A qué cree que se debe el gran rendimiento de este Atlético Bucaramanga?

Creo que al trabajo y a la forma en que cada uno se ha comprometido con el equipo. Se ha dado una excelente fusión entre jugadores de experiencia, que acá somos un número significativo, y los jóvenes, y hemos logrado alcanzar un nivel de entendimiento que se ve reflejado en los partidos. Pero también somos conscientes de que este es un formato diferente de campeonato y, aunque es importante estar primero en la tabla, mucho se definirá en las finales, y por eso hay que sumar lo que más se pueda. La idea es llegar a buen ritmo en la parte final del Torneo y no olvidar que acá hay rivales muy fuertes y muchas cosas pueden cambiar en seis meses.

¿Qué cree que le falta por hacer en su carrera deportiva?

Indudablemente un título en primera división. He pasado por muchos equipos, he disputado varias finales y me he ido con las manos vacías. No niego que es una espinita que tengo aún clavada. Aunque ahora estoy enfocado con el Bucaramanga para lograr el ascenso y a eso le apunto. Aunque yo estuve en el título de la Primera B con el Deportivo Pasto en 2011, no niego mi deseo de ser partícipe del retorno del Atlético a primera. Y espero que la gasolina me alcance para obtener una estrella en el fútbol profesional, no es fácil, pero no pierdo la esperanza. Con eso, cerraría mi carrera con broche de oro (risas).

César Dussán
Especial para Futbolred.com

COMENTAR
GUARDAR