1945: La primera Copa América de Colombia, en medio de problemas
Archivo

1945: La primera Copa América de Colombia, en medio de problemas

Desde hoy FUTBOLRED le presenta una serie de notas especiales a un mes de la Copa de Chile 2015.

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
12 de mayo 2015 , 01:30 a.m.

En Colombia no existía el fútbol profesional, pero sí los inconvenientes entre dirigentes de diferentes regiones del país. Corría el año de 1944 y Antioquia y Atlántico disputaban el poder del balompié colombiano; sin embargo, la Confederación Suramericana reconoció a la Asociación Colombiana de Fútbol, con sede en Barranquilla, como el ente autorizado para representar al país. De ahí llegó la invitación de Chile, para la Copa América de 1945, la primera en la que participó un onceno colombiano.

La disputa fue muy dura: el Ministerio de Educación de la época trató de inmiscuirse en la disputa, tratando de favorecer a la sede de Antioquia. También hubo trabas en la selección de jugadores, pues Atlántico invitó a sus pares de Antioquia, que se negó; de Cundinamarca, que declinó enviar jugadores; y del Valle del Cauca, que aunque aceptó en principio en prestar a algunos futbolistas, los mismos deportistas terminaron haciendo un ‘papelón’ para no ir a Chile.

Al final, Colombia fue representado con 20 futbolistas de las regiones de Atlántico (13), Magdalena (5), Antioquia (1) y Caldas (1), viviendo experiencias únicas, propias de un debutante en el máximo certamen de países en nuestro continente. Así, FUTBOLRED le cuenta las historias, anécdotas, los resultados y quiénes fueron los primeros colombianos en una Copa América.

La odisea para llegar a Chile

La delegación colombiana pasó ‘las duras y las maduras’ para llegar a Santiago de Chile, donde se jugaría la Copa entre el 14 de enero y el 28 de febrero. Una de las mejores descripciones las dio el diario ‘El Mercurio’, en su publicación del 21 de enero de 1945, cuyas líneas fueron reproducidas por EL TIEMPO días más tarde.

Fueron los chilenos los encargados de describir la odisea ‘cafetera’, quienes salieron de Barranquilla en avión para Buenaventura. Sin embargo, el barco que los llevaría a su aventura, zarpó primero, sin los futbolistas, así que ellos se quedaron plantados en el puerto del Pacífico. De ahí comenzó la travesía: se fueron por tierra hasta Quito, un viaje que les llevó semanas enteras.

A 5 kilómetros de Quito, cuenta el diario chileno, el bus que los transportaba se varó, por lo que los colombianos pisaron la capital ecuatoriana “portando los equipajes sobre sus hombros”. De Quito siguieron hasta Guayaquil en tren, pero en el puerto ecuatoriano no había un barco que los llevara a tiempo a Chile, por lo que tuvieron que seguir desplazándose por tierra hasta Lima.

Fue la capital de Perú la que ayudó a Colombia a llegar a Chile. El presidente de la época, Manuel Prado Ugarteche, quien gestionó para que un barco, que transportaba azúcar, aceptara a nuestra Selección como huéspedes viajeros hasta Valparaiso; y ya en territorio chileno, llegaron a Santiago, el 14 de enero del año 45, por lo que tuvieron que aplazar su partido contra Argentina, que estaba programado para el 17.

¿Quiénes fueron los primeros representantes colombianos en la Copa América?

El presidente de la delegación era Eduardo de Castro, presidente de la Adefútbol, como se le conocía a la Asociación Colombiana de Fútbol, reconocida por todo el continente en pleno desarrollo de la Copa América de Chile. El técnico fue el histórico Roberto ‘el Flaco’ Meléndez, quien a sus 38 años era un emblema del fútbol amateur de Colombia; este barranquillero era reconocido como un gran deportista, pues aparte de sus dotes como delantero, que lo llevaron a jugar al Centro Gallego de La Habana (Cuba) –fue el primer colombiano en jugar en el exterior-, también fue jugador de baloncesto –medía 1,83 mts- y pelotero de béisbol.

En cuanto a los futbolistas que conformaban aquel seleccionado, EL TIEMPO contó en breves reseñas quiénes eran nuestros jugadores. Por ejemplo habló del arquero Andrés Acosta como una de las “figuras del representativo colombiano”, pues a pesar de los 25 goles que le anotaron en seis partidos, atajó de forma heroica decenas de opciones que no resultaron en gol. “Nacido en Ciénaga (Magdalena), Acosta tuvo una excelente actuación con Deportivo Independiente Santa Marta en el campeonato de 1944 (…) es conocido como ‘Penicilina’, gracias a sus actuaciones milagrosas”, contaba EL TIEMPO.

La dupla defensiva la armaban Gabriel Mejía, ‘Vigorón’, quien jugaba en Junior, y Lucas Martínez, zaguero del Sporting de Barranquilla. Aunque en esa posición también jugaron Humberto Picalúa, zaguero revelación del Junior de 1944, y Ricardo Granados, conocido como ‘Bollo e’ Yuca’.

En el mediocampo se destacaban Antonio de la Hoz, del Sporting; Lancaster de León, Isidro Jolianis y Juan Quintero. Entre los atacantes brillaron Roberto Gámez, Luis González Rubio y Fulgencio Berdugo, quienes anotaron dos goles cada uno durante el desarrollo del certamen. En el caso de González Rubio, había llegado a la Selección por haber sido el goleador de la temporada 44 en el Atlántico, con 22 goles en 14 juegos; y de Berdugo se recuerda que fue el capitán de aquella Selección. Sin embargo, fue Arturo ‘Guarapo’ Mendoza el primer colombiano en anotar en la Copa, en el 9-1 frente a Argentina, el 7 de febrero de 1945.

El más joven del equipo que dirigía ‘El Flaco’ Meléndez, que tuvo un promedio de edad de 23 años, fue Gabino Granados, quien a sus 16 años ya era destacado jugador del Juventud de Santa Marta. Los demás jugadores que estaban en la Selección fueron: Humberto Arbeláez, Ricardo López –jugados del Once Deportivo de Manizales-, Juan Navarro, Juan Peña, Carlos Recio y José de Jesús ‘El Mico’ Zapata –representante de Antioquia-.

¿Cómo nos fue en cuestión de resultados?

“Venimos a sacar una provechosa lección y nos agrada recibir la primera de los brasileños”, fueron las declaraciones del capitán Fulgencio Berdugo a EL TIEMPO, días antes del debut con Brasil. Era claro que Colombia debería pagar su ‘derecho a piso’ por ser debutante en un campeonato que ya jugaba su decimoctava versión. Y así lo reflejaron los primeros resultados: 3-0 contra Brasil (goles de Jorginho, Heleno de Freitas y Jaime de Almeida), un “resultado razonable” para la prensa chilena; luego sufrieron la goleada 7-0 contra Uruguay –Gámez fue expulsado- y la derrota contra el local Chile por 2-0.

El 7 de febrero Colombia, más allá de la derrota y la goleada 9-1 que le propinó Argentina, recordará aquel partido contra los albicelestes por el gol de Roberto ‘Guarapo’ Mendoza, el primero de un seleccionado nacional en la Copa América. El recordado René Pontoni –jugó después a Santa Fe- anotó los dos primeros goles; en la lista siguieron Norberto Méndez, Rinaldo Martino, Mario Boyé, Félix Loustau y Juan José Ferraro.

Luego vinieron dos grandes resultados para Colombia. Su primera victoria la consiguió el 18 de febrero, superando 3-1 a Ecuador, con tantos de González Rubio, Gámez y Berdugo. Y luego vino el empate 3-3 contra Bolivia –nuevamente marcaron González Rubio, Berdugo y Gámez-, que significó un honroso quinto lugar en su primera participación en Copa América, recibiendo así el “Trofeo Mariscal Sucre”.

 

Otras anécdotas

- En el proceso de selección de jugadores, el Valle del Cauca envió cuatro jugadores a Barranquilla. “Dimas Gómez, Edgar Mallarino, Rubén Lizalda y Castillo”, según la descripción de EL TIEMPO. A ellos les adelantaron un mes de viáticos y les dieron el dinero correspondiente a un vestido. Sin embargo, cuando Colombia se desplazó a Cali para conectarse con Buenaventura, los cuatro vallecaucanos desistieron de ir con la Selección, pues “les habían prometidos dos vestidos y solo les habían dado uno”. Aunque la idea de la Adefútbol era darle ese traje en Chile, pues era de mejor calidad y solo se conseguía en el país austral, los cuatro futbolistas no viajaron por ese ‘berrinche’.

- En medio del certamen en Chile, varias ligas departamentales desconocieron a Antioquia como Asociación y se desafiliaron, para unirse a la de Barranquilla, que ya había ganado la disputa con su gesta en la Copa América.

- Pero unir al fútbol colombiano no fue fácil. Aunque la idea de Colombia era aceptar la invitación de Argentina para participar en la Copa América de 1946. Los problemas administrativos y la lucha de poderes, impidió que la Selección jugará al año siguiente (volvieron hasta 1947).

Juan Pablo Arévalo López
Periodista de Futbolred
juaare@eltiempo.com
En Twitter: @Arevalo327

COMENTAR
GUARDAR