Águilas venció 2-1 a Once Caldas y sueña con ingresar a los ocho
Archivo

Águilas venció 2-1 a Once Caldas y sueña con ingresar a los ocho

Édinson Palomino marcó los dos goles de los 'dorados', que llegaron a 24 puntos.

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
26 de abril 2015 , 11:51 a.m.

A pesar del apuro, Águilas Doradas superó 2-1 a Once Caldas y mantiene intactas sus posibilidades de entrar a los cuartos de final de la Liga Águila I-2015. Un gol de Palomino en las postrimerías del partido les dio a los antioqueños un nuevo aire y a los manizalitas el adiós tempranero del campeonato.

A la cancha del estadio Alberto Grisales, de Rionegro, saltaron dos equipos que mantenían la ilusión de soñar con la clasificación y, por ello, se evidenció un partido parejo y disputado. Águilas y Once Caldas salieron a buscar una de las últimas posibilidades de terminar con vida en la Liga.

Durante el primer tiempo no se hicieron mucho daño, tan solo una serie de ocasiones de Ánderson Zapata y Mauricio Mina, dejaron ver que las intenciones fueron propuestas por el local, mientras que el ‘blanco-blanco’ intentaba acomodarse de a pocos en la cancha y esperaba el momento de sorprender a los dirigidos por Óscar Héctor Quintabani.

Para la parte complementaria llegaron las emociones y las celebraciones, a los seis minutos de reanudado el juego, el juez Ímer Machado decretó un penal para las Águilas Doradas, luego de que Fausto Obeso cometiera una falta sobre Carlos Arboleda, la infracción fue convertida en gol gracias a la efectividad de Édinson Palomino.

Tras el tanto, Once Caldas tuvo que despertar del letargo que lo consumía y se vio obligado a buscar el empate. Tal disposición dio frutos de manera inmediata, ya que los albos lograron el empate por intermedio de José Luis Moreno, siete minutos después del tanto de los 'Dorados'.

Ya con el 1-1, el Once se animó y tomó el control del partido, los dirigidos por Francisco Cortés se tomaron confianza y estuvieron cerca de voltear el marcador. Pero esa poca efectividad cobró factura y le dio el chance para que Águilas aprovechara un contragolpe generado por Dayron Pérez, quien ganó con velocidad y dejó la pelota servida a un inspirado Palomino, que no perdonó y bajo el arco sentenció el 2-1 final. Marcador que le devuelve la vida a los antioqueños y estiran sus opciones de clasificar al grupo de los ocho.

Tras este valioso triunfo, Águilas Doradas suma cuatro partidos sin perder y llega a la novena posición, de maneta momentánea, con 24 puntos. Por su parte, Once Caldas le dice adiós a su última opción de clasificar y se queda en la casilla trece con 19 unidades.

César Dussán
Especial para Futbolred

COMENTAR
GUARDAR