Jackson y Porto se juegan la temporada este fin de semana en la Liga
Archivo

Jackson y Porto se juegan la temporada este fin de semana en la Liga

Enfrentarán a Benfica, líder del torneo local, el único campeonato al que pueden optar este curso.

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
22 de abril 2015 , 03:22 a.m.

La estrepitosa derrota sufrida por los jugadores de Porto en campo de Bayern Múnich (6-1) y su eliminación en la Liga de Campeones deja dudas sobre la fiabilidad del equipo, que se juega la temporada este domingo contra Benfica.

Después de deslumbrar a medio mundo al imponerse por 3-1 en la ida frente al conjunto germano con un fútbol agresivo y eficaz, los ‘dragones’ se vieron totalmente superados por su rival en el Allianz Arena y encajaron cinco goles en apenas media hora, una humillación que coloca al técnico español Julen Lopetegui en el ojo del huracán.

En Portugal enseguida surgieron voces que criticaron al entrenador vasco por colocar al mexicano Diego Reyes en el lateral derecho, un "invento" que no salió bien y que intentó rectificar en el minuto 32 (ni siquiera esperó al descanso) sustituyéndolo por Ricardo.

"Es una opción que hemos decidido -la de optar por Reyes para sustituir a Danilo, baja por sanción- porque entendíamos que nos podía ayudar en situaciones de centros laterales y balones al área", se justificó Lopetegui en la rueda de prensa posterior al partido.

El cambio supuso un duro golpe para el joven internacional, quien suele jugar en el eje de la zaga y quien no ha contado con demasiadas oportunidades desde que fichara por Porto en el verano europeo del 2013 procedente de América, a cambio de unos nueve millones de euros.

A pesar del duro revés sufrido este martes, los aficionados blanquiazules parecen continuar del lado del equipo y este miércoles, de madrugada, cerca de 300 hinchas se acercaron hasta el aeropuerto para recibir a sus jugadores y animarles de cara al decisivo encuentro del domingo contra Benfica.

Aunque cariacontecido, Lopetegui agradeció el apoyo de la afición. De hecho, nada más acabar el duelo ya había hablado de que lo más importante era "recuperar" el ánimo de los futbolistas para afrontar en condiciones el próximo "clásico".

El técnico, quien se estrena esta temporada como preparador en un club al máximo nivel, es una apuesta personal del presidente, el histórico Nuno Pinto da Costa, quien este mismo martes antes del encuentro se declaró "encantado" con su trabajo y habló de una "identificación total" con el proyecto por ambas partes.

A la espera de saber si lo ocurrido en Múnich alteró la percepción del presidente, Lopetegui es consciente de que un triunfo contra Benfica sería suficiente para recuperar el crédito perdido.

El estilo de juego exhibido normalmente por los ‘dragones’, basado en llevar la iniciativa y controlar la posesión, es del agrado de los aficionados, quienes, sin embargo, se cuestionan sobre la fiabilidad de los suyos.

En Liga, una mala racha nada más comenzar la campaña (tres empates consecutivos en septiembre) y la derrota frente al Benfica en casa por 0-2 dejaron al conjunto blanquiazul a seis puntos de los lisboetas, aunque esa distancia se reduce ahora a tres puntos.

Eliminado de las dos competiciones coperas ‘lusas’, Porto se juega todo por el todo en campo de su principal ‘enemigo’, un partido exigente que llega en el momento más difícil de la temporada.

Los ‘dragones’ sufrieron este martes la mayor derrota de su historia en Europa desde 1978, cuando cayeron por el mismo resultado frente a AEK Atenas, y afrontan la necesidad de regresar a la senda de los títulos después de acabar el año pasado en blanco.

Con un gasto el pasado verano europeo de 40 millones de euros en fichajes (Adrián, Indi, Brahimi, Aboubakar, Marcano, Otávio y Evandro) y un importante esfuerzo a nivel de gestión para lograr las cesiones de algunas de las mayores promesas del fútbol mundial (Casemiro, Óliver y Tello), Pinto da Costa quiso poner las bases de un proyecto ‘a priori’ ganador que, sin embargo, ahora pende de un hilo.

EFE

COMENTAR
GUARDAR