"En la B no hay grandes salarios, pero hay seriedad": Diego Barragán
Archivo

"En la B no hay grandes salarios, pero hay seriedad": Diego Barragán

El 'profe' hace de su experiencia un arma para llevar a Atlético Bucaramanga a conseguir el ascenso.

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
17 de abril 2015 , 01:10 a.m.

Diego Alonso Barragán es sinónimo de trabajo disciplinado y organizado dentro del mundo del fútbol, y ahora, como asistente técnico de Atlético Bucaramanga, ha puesto a disposición todo su conocimiento y experiencia para ayudar al club ‘leopardo’ a conseguir el tan anhelado ascenso a Primera División.

No hay dudas de que su llegada ha sido un aporte valioso para este Atlético, que se destaca por su gran nivel futbolístico y deportivo en el Torneo Águila. El ‘profe’ Barragán es consciente del trabajo que ha venido llevando el equipo para obtener los logros que lo tienen hoy como líder del campeonato, pero también sabe que todo se debe al orden, el compromiso y la seriedad con la que cada integrante del grupo lo ha asimilado.

Por su mano han pasado numerosas selecciones Colombia en todas las categorías, clubes en el exterior, equipos nacionales de Primera y Segunda División y un sinfín de experiencias que lo hacen una palabra autorizada para hablar del tema. Hoy, a sus 58 años y con Bucaramanga, da a conocer sus conceptos y opiniones a FUTBOLRED sobre el gran momento de los ‘leopardos’ y la realidad que envuelve al fútbol de la B en nuestro país.

¿Cuáles son los secretos de esta buena campaña?

Creo que cuando las cosas se hacen bien, a conciencia y con compromiso, no existen secretos ni muchos misterios. Todo ha sido el resultado de un proceso de planeación muy bien llevado por Atlético Bucaramanga y que empezó desde septiembre, cuando se decidió organizar con tiempo la disputa de los cuadrangulares. Desde ese momento, las directivas y el cuerpo técnico resolvieron crear un programa serio, con una pretemporada bien elaborada y con la intención de conformar una nómina de jugadores con experiencia y dispuestos a dar lo mejor de sí. Aunque en el inicio de año las cosas no salieron como se esperaban, el equipo no bajó los brazos y siguió al pie de la letra su proyecto.     

¿Cómo ha sido el trabajo y la relación entre el cuerpo técnico y los jugadores de experiencia para que se amolden a lo que desean?

Puedo decir, que desde mi llegada, no se ha presentado ningún tipo de inconveniente con los jugadores del equipo. Es cierto que Bucaramanga cuenta con una serie de futbolistas que han tenido bagaje, han pasado por grandes equipos y han ganado buenos salarios, pero acá ellos han demostrado compromiso y deseos de conseguir un ascenso. Para algunos no ha sido fácil acomodarse a las costumbres que requiere un campeonato como el de la Primera B, es cierto que este Torneo tiene algunos sacrificios y retos que en el fútbol de gran nivel no se ven, pero los muchachos están viendo el regreso a primera del club como una obsesión y están trabajando con toda la disposición para regarle esa alegría a todos los hinchas. Y desde lo futbolístico, se han acoplado muy bien y la idea que ha promulgado ‘Willy’ Rodríguez ha encajado muy bien en ellos y así se ha visto en la cancha.

¿Cómo ve la situación económica del campeonato de la B? ¿Están pagando bien, se cuenta con comodidades?

No tengo dudas de que el Torneo de la Primera B ha tenido un crecimiento notable y cada año la inversión se ve. Por ejemplo, la empresa privada se ha interesado más por respaldar a estos clubes. En el caso de Bucaramanga, Freskaleche ha ampliado su contrato hasta el 2017 y eso se debe a la gran difusión y las campañas que han realizado los equipos en la B. En lo personal, puedo asegurar que durante mi paso por Dépor FC y ahora con Atlético, no he tenido quejas ni diferencias con nadie por incumplimientos o problemas en los pagos. He tenido garantías, no me ganaré un gran salario como en otros equipos de renombre, y es lógico, pero la seriedad ha sido un aspecto del que no me puedo quejar en la B. Me atrevería a decir que es de esos temas en que los clubes de la A podrían aprender un poco (risas).

¿Se arrepiente de algo en su extensa carrera en el fútbol?

No sé si tengo algo de qué arrepentirme, yo que creo que muchas de las decisiones que tomé a lo largo de mi carrera las hice a conciencia y seguro de las repercusiones que podría generar. Pero si hay algo, de lo que sí he aprendido y corregido, es a saber irme en los momentos indicados. A no ser a veces tan terco y tomar la decisión de dar un paso al costado en el momento correcto y no esperar que lleguen los malos resultados o los problemas para ahí sí hacerlo. Aunque no es fácil salir o dejar un puesto o un trabajo, es importante ser consciente y aceptar las cosas, eso da tranquilidad y ahorra inconvenientes.

Usted fue un hombre muy ligado a América de Cali, ¿cómo ve la situación del equipo actualmente? 

América es una institución que llevo en mi corazón y quiero mucho. Allí gané seis títulos en siete años de trabajo y viajé a muchos países. Ahora, verlo en esa situación me afecta, pero creo que el equipo debe mentalizarse como el club grande que es, convencerse de que lo es. Cuando tuve la oportunidad de conocer la intimidad en los procesos de formación de Real Madrid, allí me di cuenta de la mentalidad de un club grande. Allá están enseñados a ganar siempre en los partidos, así sea contra los infantiles, pero todo partido hay que salir a ganarlo y por eso salen a la cancha con ese estilo arrollador. Así debe ser América, se necesita inyectar esa motivación ganadora a sus jugadores para que obtengan los resultados que desea y volver al sitio que le corresponde. A veces es triste ver algunos partidos en los que ellos cuidan un empate o salen a no perder. América es de los grandes de Colombia y tiene que portarse como tal para volver a Primera.

César Dussán
Especial para Futbolred.com

COMENTAR
GUARDAR