James, calificado con seis puntos tras 0-0 entre Atlético y R. Madrid
Archivo

James, calificado con seis puntos tras 0-0 entre Atlético y R. Madrid

Carvajal, Varane y Marcelo, los de mejores calificaciones tras el duelo de la Champions.

14 de abril 2015 , 11:43 a.m.

Iker Casillas (6): no tuvo trabajo y estuvo firme cuanto tuvo que intervenir. Hasta el minuto 12 no tocó su primer balón y hasta el 37 no realizó su mejor parada del partido, firme abajo para tapar el disparo de Griezmann. Estuvo seguro por alto en las acciones a balón parado hasta una salida extraña en el último minuto que precedió su segunda parada.

Dani Carvajal (8): firmó un gran derbi asomando en ataque para ser el primer madridista que probó el estado de gracia de Oblak a los dos minutos del partido. Bravo en defensa fue a la pelea siempre, protagonizó un pique con Mandzukic en el que hubo más que palabras y secó a Koke Resurrección.

Raphael Varane (8): fue la sorpresa del equipo titular de Ancelotti por unas molestias en un tobillo de Pepe. Firme en defensa, rapidísimo, dejó una jugada en una salida al contragolpe que fue una exhibición de sus virtudes. Zancada larga dejó atrás a los rivales para generar una ocasión de gol. Sacó todos los centros rojiblancos imponiendo su altura.

Sergio Ramos (6): el jefe de la defensa blanca mostró desde el inicio la consigna de Ancelotti: balones en largo para evitar la presión del rival. Llevó la voz de mando en todas las acciones ante un equipo al que regaló el pase en Copa del Rey y hoy estuvo a punto de hacerle un nuevo presente. A los 37 minutos un error en la salida de balón provocó la ocasión más clara rojiblanca con Griezmann. Tuvo varios encontronazos con Mandzukic, primero encajó un golpe en un salto y lo devolvió en la segunda parte, y acabó viendo la cartulina amarilla por su enésimo pique con Raúl García. Arriesgó en una jugada final con Fernando Torres, en la que pudo hacer obstrucción dentro del área.

Marcelo (8): estaba apercibido y por momentos se olvidó de lo importante que sería su baja en la vuelta. De inicio respondió a una provocación que no fue vista por el colegiado y acabó recibiendo la cartulina en la acción más evitable, cargando por la espalda a Torres cuando el partido estaba más caliente. Defendió bien y atacó mejor, libre del marcaje de Arda que no le siguió y con permiso para desequilibrar. Fue uno de los mejores jugadores del ataque blanco.

Toni Kroos (6): pilar en el centro del campo del Real Madrid, dio equilibrio al equipo de Ancelotti e impuso su figura en la batalla clave de la 'zona de máquinas', principalmente en el primer acto. Probó suerte con un disparo lejano a los 57 minutos, en uno de los pocos disparos a puerta de la segunda parte.

Modric (6): con menos protagonismo en la primera parte respecto a otros encuentros en los que la posesión pasa por el centro del campo, Modric buscó recuperar su papel en la segunda mitad pero cuanto más apareció menos llegó el Real Madrid a área rival. Cada balón que toca lo hace sobrado de calidad, garantía de pase y con el ritmo adecuado en cada momento. Rozó el gol a los 39 minutos con un disparo desde la frontal.

James (6): brillante en el primer acto y desaparecido en combate en el segundo. Aportó su verticalidad y rapidez cuando el Real Madrid tuvo el derbi en sus manos. Lanzó buenos centros y disfrutó de dos ocasiones para marcar que provocaron dos buenas paradas del gran protagonista del duelo, Oblak.

Bale (6): fue la mejor baza madridista de la primera parte, muy fresco tras descansar ante el Eibar, desequilibrando desde la banda derecha pero perdonando. En sus botas tuvo una acción que pudo cambiar la eliminatoria a los tres minutos de partido. Un error de Godín le dejó solo ante Oblak. Pudo regatear, picar el esférico, chutar a un lado pero disparó al muñeco. Lanzó amagues desde el costado y centros peligrosos. Vio como el portero rojiblanco se lució ante un zurdazo suyo que se envenenó con el bote en el césped. Y en la segunda parte no estuvo. Dejó lucha en cada balón pero ningún protagonismo ofensivo.

Cristiano Ronaldo (5): firmó su partido más gris de los dos últimos meses para cortar su racha goleadora. Comenzó buscando con continua movilidad en ataque generar peligro y enganchar remates. No le llegaron en acciones del juego, así que probó suerte a los ocho minutos en el lanzamiento de una falta a 30 metros que detuvo Oblak. Ninguno de los ataques blancos lo pudo culminar con disparos. Los buscó, cayendo a banda y entrando directo a portería para chutar pero siempre fue bien tapado. Según avanzó el partido fue desapareciendo y se acabó sin noticias suyas.

Benzema (5): su movilidad en ataque no le dio protagonismo hasta que a dos minutos antes del descanso, apareció en una zona donde hacer daño, al segundo palo, para rematar de cabeza arriba un buen centro de Bale. Fue su único intento de remate, el resto de partido dejó movimientos que generaron espacios, más patoso de lo habitual en el control de balones. Fue el primer sustituido.

Isco (-): fue el gran damnificado del equipo titular y entró a quince minutos del final de partido, con el Real Madrid acusando el gran desgaste físico y en el momento que menos balón tenía. Apenas aportó nada a su equipo. Arbeloa (-): entró en los últimos minutos para proteger a Carvajal, que estaba metido en varias acciones polémicas y podía recibir el castigo del colegiado. Se limitó a defender con fuerza las últimas acometidas del Atlético de Madrid.

EFE

COMENTAR
GUARDAR