En el partido de la jornada en Italia, Roma se impuso 1-0 al Nápoles
Archivo

En el partido de la jornada en Italia, Roma se impuso 1-0 al Nápoles

Pjanic marcó el único tanto del juego. Duván Zapata ingresó al minuto 77 en los napolitanos.

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
04 de abril 2015 , 03:48 a.m.

En el partido más esperado de la jornada, la Roma acabó con el ayuno de victorias en casa que duraba desde el pasado 30 de noviembre y superó al Nápoles por 1-0, defendiendo así el ambicionado segundo puesto.

Roma se quita así con esta victoria un enemigo que aspiraba a arrebatarle la segunda plaza y la clasificación directa a la próxima edición de la Liga de Campeones, pero además impide que la Lazio, que jugará más tarde, los pueda superar. Un gran respiro para los hombres del técnico francés Rudi García que de aspirar al 'scudetto' se habían visto comprometer la temporada y el segundo puesto con los últimos traspiés ligueros. Una derrota que quema para el técnico del Nápoles, Rafa Benítez, ya que el equipo se queda en la quinta plaza y con el peligro de quedar fuera incluso de la zona que da derecho a la Liga de Campeones.

A decidir el partido fue el gol del bosnio Miralem Pjanic a pase de Alessandro Florenzi en el minuto 25 de un primer tiempo controlado por el equipo 'giallorosso', aunque el único tiro por parte de ambos equipos fue el del que acabó en gol.

El Nápoles intentó reaccionar con un contraataque en el minuto 29 en el que Jose María Callejón servía a Jonathan De Guzman, pero el portero Morgan De Sanctis desviaba al lateral. Mucho más activo el Nápoles en la segunda parte que comenzó ya con peligro en el minuto 9 con el belga Dries Mertens, que se desmarcaba del griego Manolas y cruzaba un balón peligroso, pero De Sanctis este sábado fue el mejor de su equipo tras el descanso.

Con la entrada de Manolo Gabbiadini por Callejon, quien este sábado no tuvo el día, el Nápoles se hizo más activo y obligó a la Roma a retroceder. García no quería perder los tres puntos y cambió al centrocampista griego Torosidis por el defensor francés Yanga-Mbiwa, mientras que Benítez en los últimos diez minutos intentaba jugarse la baza de Lorenzo Insigne, de nuevo en campo tras cinco meses de baja por lesión, pero sin resultado.

La Roma levanta así cabeza con dos resultados positivos consecutivos, mientras que el Nápoles cae en depresión con cinco encuentros sin ganar y con nueve puntos menos del equipo romano.

EFE

COMENTAR
GUARDAR