David Mendieta el 'repartidor' que busca hacer historia en el Cali
Archivo

David Mendieta el 'repartidor' que busca hacer historia en el Cali

El volante paraguayo narró a FUTBOLRED las altas y bajas en su vida rumbo al profesionalismo.

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
30 de marzo 2015 , 02:56 p.m.

David Ariel quiso ser futbolistas desde que recuerda. su primer regalo fue un balón y, con esfuerzo, pudo concretar el sueño que sus hermanos Dionisio y César no consiguieron. Pero no fue sencillo, la economía no era muy aliada e incluso, en el 2010, pensó en retirarse, de hecho fue repartidor de volantes.

En las inferiores de Guaraní vivió uno de los tragos más amargos como futbolista, su padre Catalino lo acompañó a un juego lejos de casa y solo había para el pasaje. A Mendieta se le llenan los ojos de lágrimas y se corta su voz al recordarlo.

"Mi padre fue considerado y me acompañó, pero solo hasta que llegamos al estadio me di cuenta que no tenía dinero para la boleta, yo entré por ser jugador, pero él sin dinero debió quedarse fuera del estadio... Aún me duele recordarlo", evocó un conmovido Mendieta.

David es el menor de tres hermanos (Dionisio y César), él logró el camino al profesionalismo, pero en su casa se respiraba fútbol todo el tiempo. Según él, amo el balompié desde que comenzó a caminar. Pero, la vida les fue marcando otras rutas.

"Mis hermanos eran buenos futbolistas, pero por cosas de la vida no lograron ser profesionales. Prefirieron seguir estudiando y luego trabajando, hacer su carrera en otras labores. Solamente jugaron en un club de barrio de Paraguay porque era difícil seguir en el fútbol profesional", contó Mendieta.    

Sus primeros pasos como jugador fueron en el club de su barrio Itá Ibaté, no eran momentos sencillos porque sus bolsillos estaban llenos de sueños, pero no de dinero; allí aparecía el esfuerzo de sus padres Librada Chávez y Catalino Mendieta, quienes incluso pidieron dinero a sus vecinos para completar para los pasajes de autobús de David Ariel.

"Estoy muy agradecido con mis vecinos porque fueron un gran apoyo, gente buena de la que uno no se olvida. Pero mis principales recuerdos son con mi familia, que siempre se esforzó y estuvo apoyándome para que siguiera por buenos pasos y no desfalleciera en mi sueño", recordó el volante.

Hoy vive las mieles del triunfo en un Deportivo Cali ambicioso y líder, su vida profesional se ha establecido y ya comenzó a aportar fútbol y goles al equipo 'azucarero', con el que piensa en el título. Aunque no olvida que en un instante por poco cuelga los guayos y sigue su ruta profesional en otro campo.

"En el 2010 casi dejo el fútbol porque veía muy difícil la posibilidad de estabilizarme como profesional, jugué en la B de Paraguay y fue complicado. Entonces, comencé a ayudar a mi hermano César a repartir volantes para ganar algún dinero. Pero de nuevo Dios y mi familia me apoyaron para salir adelante", sostuvo.

Steven López Niño
Para Futbored.com
Cali
En Twitter: @lopidelagente

COMENTAR
GUARDAR