Benzema y Marcelo, los mejores del Real Madrid frente al Barcelona
Archivo

Benzema y Marcelo, los mejores del Real Madrid frente al Barcelona

El equipo blanco perdió 2-1 en el Camp Nou y no pudo arrebatarle la cima a los azulgranas.

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
22 de marzo 2015 , 01:07 p.m.

Así jugó el Real Madrid el Clásico en el Camp Nou (2-1):

Casillas (5): alejado de su papel de protagonista en las grandes citas su actuación fue intrascendente. Poco pudo hacer en los dos goles del Barcelona, superado en el testarazo de Mathieu en el primero y venciéndose al lado incorrecto en el tanto de Luis Suárez. Dos paradas cuando el partido estaba roto en el final, a Jordi Alba y Messi, le permitieron salir algo airoso del que puede ser su último Clásico.

Carvajal (6): comenzó viendo el peligro a sus espaldas con la movilidad de Iniesta, pero ganó en confianza con un buen marcaje a Neymar. El brasileño le sacó una amarilla nada más comenzar el segundo acto que le condicionó defensivamente, pero cumplió con lo encomendado por Ancelotti. Se incorporó con criterio al ataque y robó muchos balones con raza en defensa.

Pepe (4): su partido lo marca un error que cuesta los tres puntos al Real Madrid. Se confió en el marcaje de Luis Suárez, al que dejó metros en un balón largo y cuando quiso reaccionar ya era tarde. El control orientado del uruguayo estaba fuera de su alcance y no pudo cortar el remate. Una amarilla en el primer acto muy protestada, provocó que fuese sustituido por Varane.

Sergio Ramos (4): falló en el tanto que abrió el partido, en el marcaje a Mathieu que libre de marca en carrera cabeceó a la red sin que diese tiempo a la reacción al sevillano. Gran parte de 'culpa' de la mejoría defensiva del Real Madrid es por su presencia. Tiró la línea defensiva unos metros más arriba, jefe de la zaga en el juego aéreo y ejemplo de entrega.

Marcelo (7): acabó fulminado tras una exhibición física, presente en todas los lugares del campo, firme en el marcaje más difícil ante Lionel Messi, siempre con ayudas de sus compañeros, y desdoblándose en ataque generando siempre peligro y desequilibrando. Una de sus primeras subidas acabó en remate a la madera de Cristiano, también lo intentó chutando. Fue de los jugadores más finos del Real Madrid.

Kroos (6): notó en el terreno de juego el descanso que tuvo tras no jugar ante el Levante. Más fresco físicamente se adueñó del centro del campo, volvió a robar balones, animar a la presión a sus compañeros y brillar más al tener a dos futbolistas como Modric e Isco a su lado. Se acercó a su imagen poderosa de inicio de temporada.

Modric (7): su presencia cambia el fútbol del Real Madrid. Se adueñó del Clásico para imponer una imagen imponente a la que le faltó pegada. Todo el juego pasaba por él, dueño del ritmo del partido y la pelota, eligiendo siempre bien el pase. Brilló mientras aguantó su físico, aún corto de forma tras regresar de meses de parón por una grave lesión.

Isco (6): el trabajo defensivo le restó brillantez en el último pase, centrado en las ayudas a Marcelo para frenar la mejor versión de Messi. Protagonista en el período que apareció un Real Madrid dominante, pese a caer a una banda de inicio con el paso al sistema 4-4-2 por Ancelotti, su equipo añoró más de su calidad en el segundo acto para levantarse del golpe del segundo tanto.

Bale (6): más implicado defensivamente, la modificación táctica de Ancelotti le obligó a realizar un esfuerzo defensivo que acusó en la segunda mitad, agotado y sin generar el peligro del inicio. Mientras le duró el físico se mostró más generoso en la ayuda atrás y atrevido siempre con el balón, buscando espacios y pases de gol. Tuvo el tanto en una ocasión clarísima que su equipo recordó al final del partido. Un balón muerto tras un saque de esquina lo chutó con la derecha y rozó el poste.

Cristiano Ronaldo (6): recuperó su nivel en un día señalado para primero ser frenado por la madera, con un remate al larguero, y marcar el tanto que levantaba al Real Madrid de la lona en el primer acto. Buscó la espalda de Alves para crear peligro en banda izquierda y siempre atento a recibir un balón para armar el disparo. Provocó las mejores paradas de Bravo, con dos latigazos y una asistencia a Benzema. Desapareció cuando el Barcelona resucitó con el segundo tanto.

Benzema (8): fue el mejor madridista, un quebradero de cabeza para la defensa azulgrana. Brillante en todo lo que hizo en el clásico, generando peligro con sus movimientos, creando espacio, controlando balones y asistiendo con brillantez. Inventó un taconazo para regalar el empate a Cristiano y sólo le faltó el gol. Bravo lo impidió en un derechazo potente que habría guiado a la remontada al Real Madrid.

Varane (6): jugó los últimos 18 minutos por la situación con amarilla de los dos centrales titulares y estuvo bien en minutos con espacios que aprovechaba el Barcelona para correr al contragolpe. Rápido en sus entradas y firme en defensa.

Jesé (5): tuvo diez minutos para intentar desequilibrar pegado a la banda izquierda pero no apareció. Lucas Silva (-); saltó al terreno de juego a los 88 minutos por un Modric fundido y su papel fue intrascendente.

EFE 

 

COMENTAR
GUARDAR