Jugadores de la Roma, de Víctor Ibarbo, entre improperios y amenazas
Archivo

Jugadores de la Roma, de Víctor Ibarbo, entre improperios y amenazas

Lejos de la punta en la Liga y eliminado de las competencias europeas, los hinchas no aguantan más.

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
20 de marzo 2015 , 06:17 a.m.

Se había creado un Imperio. Los nuevos propietarios estadounidenses invirtieron en importantes fichajes, confiaron en un gran entrenador y se respiraban ganas de conseguir todos los títulos posibles, pero la Roma destinada a hacer historia ha vivido su particular caída.

La caída de la Roma, como en la Historia, termina con la "invasión de los bárbaros", pues tras perder la última batalla (contra la Fiorentina en Liga Europa) los ultras del fondo sur increparon este jueves a los jugadores con gritos de "mercenarios" y amenazas en caso de que los adversarios del Lazio les superen en las clasificación. El equipo que optaba a cosechar una gran actuación en Liga de Campeones y que después pasó a ser el favorito de la Liga de Europa - como apuntaba con grandes titulares la prensa italiana - acabo ayer humillado por un trabajador Fiorentina que en 22 minutos le había propinado en su propia casa un 3-0 y la eliminación de los octavos.

Los ultras de la 'Curva Sud' (fondo sur) abandonaron el estadio en la primera parte y colocaron una pancarta en la que con pocas buenas maneras les decían que estaban bastante hartos de su aptitud. A pocos minutos del final del encuentro volvieron para insultar a los jugadores y el capitán romanista, Francesco Totti, en una imagen que lamentablemente ya se ha visto en otras ocasiones, se tuvo que acercar a calmar los ánimos y hablar con los 'capo-tifosi', los jefes de los grupos de aficionados.

"Si Lazio os supera en el campeonato...estáis acabados", se oía desde las gradas. Un equipo construido para ganar el 'scudetto', y así lo demostró en la primera vuelta, se derrumbó poco a poco y prueba de ellos es que desde el 30 de noviembre ha coleccionado 10 empates, cuatro victorias y tres derrotas diciendo adiós al título definitivamente. Pero además, y una de las cosas que más duelen a los romanistas, el otro equipo de la capital, la Lazio, con un modesto mercado de fichajes está tercero en la clasificación y a sólo un punto.

Por si fuera poco, a Lazio le queda aún la posibilidad de conseguir la Copa Italia, de la que Roma quedó eliminada también a manos del Fiorentina. El centurión romano encargado de llevar a la victoria al equipo, el técnico francés Rudi García, que renovaba hasta 2018, ahora se cree que abandonará en junio la capital italiana. Roma fue uno de los equipos que más se había reforzado al inicio de temporada con las incorporaciones del defensa internacional Davide Astori, que querían tantos equipos; el argentino Juan Iturbe (28 millones de euros), Ashley Cole, Urby Emanuelson, Seydou Keita, Salih Ucan, el argentino Leandro Paredes, entre otros.

Pero ahora, todos apuntan a los errores de mercado. "Este equipo ha pagado los errores que he cometido yo. Tomo nota. Cometí un error en enero cuando el equipo necesitaba reforzarse en la delantera y tomé decisiones que no han producido resultados", confesaba el director deportivo del club romano, Walter Sabatini. Por el momento, en una temporada que vuelve a considerarse un fracaso, hay pocas alegrías que celebrar y quema aún el 1-7 que encajaron contra Bayern Munich.

"Estoy mortificado. Ahora tenemos que concentrarnos en el campeonato para defender el segundo puesto para terminar una temporada aceptable y calificarnos para la Liga de Campeones", afirmaba García tras el encuentro contra Fiorentina. El técnico que a principio de temporada aseguraba que el 'scudetto' iba a Roma ahora se limita a pedir a sus hombres que no se rindan porque les quedan "once batallas para el conservar el segundo puesto". ​

EFE

COMENTAR
GUARDAR