"Nos encendieron a zapato venteado y nunca pasó nada": Hernán Torres
Archivo

"Nos encendieron a zapato venteado y nunca pasó nada": Hernán Torres

El estratega del DIM insinuó que no había quedado conforme con el arbitraje frente a Chicó.

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
08 de marzo 2015 , 07:11 a.m.

Como un baldado de agua fría le cayó al director técnico de Independiente Medellín, Hernán Torres, el empate que consiguió Boyacá Chicó en el tiempo de reposición, el sábado anterior, en el Estadio Atanasio Girardot. El estratega indicó que tras la expulsión de Carlos Valencia (35 PT) intentó recomponer el sistema táctico buscando conservar el triunfo, que inexplicablemente se le fue de las manos en el último suspiro del compromiso, lo que a la postre dejó al DIM con 14 puntos y lo privó de asumir el liderato del torneo.

“Hicimos una figura de 4-4-2 tratando de dar estabilidad y de esperar en zona 2, de no dar espacios, de tener un equipo corto y casi lo logramos; ese es el fútbol”, manifestó el orientador, al paso que resaltó el apoyo de los 32.298 hinchas que acudieron al Atanasio y la combatividad de sus dirigidos. “La afición nos apoyó, lamentablemente los volvemos a mandar tristes, porque la idea era conseguir los tres puntos, lamentablemente no se consiguieron, pero yo no puedo esconder el gran esfuerzo que hicieron nuestros jugadores, el equipo fue aguerrido, luchó, metió, lamentablemente llegó el empate en el minuto de descuento”, expresó.

Insinuó un inequitativo arbitraje

Asimismo, Torres evidenció un malestar con el juego fuerte que exhibió Chicó, aunque al final lo catalogó como válido. “Vino Chicó agresivo, a pegar, a cortar fuerte, a meter, encendieron a patadas a Pérez, a Hechalar y a Caicedo, pero eso también se vale en el fútbol”.

Pero más que la actitud de los ‘ajedrezados’, el entrenador cuestionó el arbitraje, aunque mediante indirectas, pues en ningún momento hizo alusión especifica al juez central Wilson Lamoroux y de hecho subrayó que iba a hacer un esfuerzo para no referirse al tema. “Nos encendieron a zapato venteado y nunca pasó nada; me expulsaron un jugador…no voy a hablar del árbitro porque me meten cinco fechas otra vez, ellos tienen una comisión arbitral que espero que analicen y evalúen, me prometí a mí mismo nunca volver a pelear con los árbitros, quiero hablar pero no lo voy a hacer, me voy a controlar…”, manifestó el tolimense, notoriamente disgustado.

Al respecto agregó que “hay una comisión arbitral conocedora del tema, ojalá que mejoremos en eso porque aquí hay 35.000 o 45.000 personas que vienen a fútbol y que están esperando que se imparta justicia para lado y lado”.

Medellín regresará a escena el próximo miércoles (8:00 p.m.), cuando recibirá la visita del Atlético Huila.

 

 

Jaider Escobar Buitrago
Corresponsal de Futbolred
Medellín
En Twitter: @Jaider_Escobar

COMENTAR
GUARDAR