Boyaca Chicó y Envigado empataron 1-1 en el inicio de la fecha 6
Archivo

Boyaca Chicó y Envigado empataron 1-1 en el inicio de la fecha 6

Johnny Mostacilla adelantó al cuadro local, mientras que Nicolás Rubio, decretó la igualdad.

24 de febrero 2015 , 05:47 p.m.

Boyacá Chicó empató su tercer juego en condición de local, lo único que cambió para el cuadro ‘asegurador’ fue el tanteador, que culminó 1-1 frente a Envigado, que logró arañar un punto en una plaza complicada como es el estadio de La Independencia.

De nuevo, el empate se volvió una constante en la escuadra de Eduardo Lara, que esta vez no se fue en blanco como sí aconteció con los dos resultados (0-0) contra Alianza Petrolera y Uniautónoma, respectivamente. Situación que dejó un mal sabor a boca, pues luego de disputadas seis fechas del Torneo Apertura, el cuadro del altiplano aún no conoce la victoria.

Cuando se esperaba que la primera parte se liquidara con un empate sin anotaciones, sobre el minuto 40, llegó la alegría para la escuadra ‘ajedrezada’ con el grito de gol del defensor central Jhonny Mostacilla, quien libre de marca acomodó de media vuelta la pelota al fondo de la piola. Jugada que nació de un cobro de pelota quieta que buscó el cabezazo de Edwin Ávila y de Víctor Guazá, sin embargo encontró el acrobático remate del espigado defensor y la escasa reacción del sistema defensivo.

Si no es por la jugada que abrió el tanteador, otra hubiera sido la historia de un lance en el que los jugadores se vieron demasiado lentos en su desplazamientos por el rectángulo, y por ello se careció de sorpresa para llegar con algún peligro sobre las porterías.

Fue tan escaso el volumen ofensivo de ambos elencos, que el local sólo llegó en dos ocasiones siendo una la que se pudo convertir, mientras que el visitante no encontró la manera para que el meta Luis Estacio embardunara su indumentaria.

Un Boyacá Chicó al que le cuesta demasiado generar ideas en la mitad del terreno, ya que no tiene el jugador que asuma esa labor, pues el único que lo hace como es el argentino Javier Sanguinetti, salió en el banco de emergentes debido a su bajo nivel futbolístico por el que atraviesa en el campeonato. Aspecto que el equipo no ha corregido y que en el duelo de este martes tampoco lo encontró con la inclusión de Yesid Aponzá, en cargado de esa función.

El trámite se hizo en mitad de terreno, con un dominio alterno, sin propuestas ofensivas que despertaran del letargo a los espectadores y a los mismos porteros que no tuvieron inconvenientes en su trabajo. Tanto así, que el conjunto ‘ajedrezado’ sólo se arrimó en una ocasión con un remate de media distancia de Yeison Gordillo, que obligó a una rápida reacción del meta Breiner Castillo, y su rival no generó ninguna aproximación en zona tres.

Luego del reposo, en el deseo de nivelar las acciones, el estratega Juan Sánchez le dio paso al atacante Ángello Rodríguez en reemplazo de Cristian Arango, quien estuvo desapercibido en el frente de ataque. Se notó una nueva actitud del elenco forastero de buscar el acierto en los acercamientos sobre la cabaña de Estacio y así encontrar la igualdad en la pizarra.

A los 8 del ST, un forcejeó de Guazá logró despojar del útil a su marcador y de inmediato buscó la pared con Efraín Viáfara. Éste sin demora sacó un zurdazo que obligó a una sensacional atrapada de Castillo, que ahogó el grito de gol para los 'naranjas'. Ahora, la posibilidad de igualar las acciones para la escuadra antioqueña se dio en los pies de John Méndez, mediante un cobro de tiro libre, que se estrelló en la cabeza de un defensor que desvió la pelota.

Envigado subió las líneas, se hizo corto en zona dos y con las variantes en mitad de campo por el desgaste de los recuperadores Faber Cañaveral y Yony González, su estratega logró recomponer y darle un segundo aire con la aparición de Juan Zapata y de Nicolás Rubio.

A su vez, Boyacá Chicó se fue diluyendo cada vez más, le entregó el campo y la pelota ante la ausencia del generador de ideas lo que causó un cortocircuito con los dos atacantes, pese al ingreso de Mena, quien trató de darle profundidad, de abrir el costado derecho, pero no fu suficiente su velocidad y gambeta para conseguir el desequilibrio.

Sobre el minuto 41 ST, el plantel anaranjado logró el ansiado tanto para equiparar las cargas. De nuevo, una falta al borde del área y tiro libre que acomodó el volante Nicolás Rubio -quien ingresó al minuto 35 ST-, con un certero lanzamiento que superó la barrera y se alojó a media altura sobre el vertical izquierdo, ante la infructuosa volada de Estacio en procura de evitar la caída de su marco.

Ulises Ortega
Especial para EL TIEMPO
Tunja

 

COMENTAR
GUARDAR