Historias de apodos y dichos de jugadores que llegaron al Junior
Archivo

Historias de apodos y dichos de jugadores que llegaron al Junior

Aquí encontrará un recuento de futbolistas que han pasado por el 'tiburón' con más pena que gloria.

18 de febrero 2015 , 01:53 p.m.

La llegada al Junior del atacante argentino Luis López, apodado 'El Animal del Gol’, ha hecho recordar otros jugadores que vinieron al equipo barranquillero con remoquetes llamativos que no estuvieron a la altura de su rendimiento en el campo.

Hubo otros cuyas declaraciones a su llegada a Barranquilla tampoco fueron ratificadas en la cancha. Uno de los casos más recordados es el del argentino Otmar Pellegrini, quien llegó al Junior en 1976 y a su arribo afirmó a los periodistas que solía hacer 200 piques por partido. Pellegrini no cumplió una sola palabra de lo que dijo.

En 2002, Junior contrató al arquero argentino Julio César Gaona, proveniente del Olimpo de Bahía Blanca. Gaona llegó precedido del apodo ‘Señor Seguridad’, pero en el pórtico tiburón tuvo más desaciertos que actuaciones deslumbrantes.

Tres años después, el delantero brasileño Rodrigo Texeira llegó al Junior con fama de goleador. Venía del Barcelona de Guayaquil, donde le colocaron como apodo el ‘Terror de las Defensas’. Texeira apenas anotó cuatro goles con los tiburones y solo estuvo tres meses en Barranquilla.

Santiago Silvera dijo en 2005 que venía 'rayúo' (ansioso) por jugar porque quería ser profeta en su tierra. En 2007, el uruguayo Miguel Ximénez afirmó parecerse al argentino Ernesto ‘Tecla’ Farías, delantero de River Plate. ‘El Chino’ jugó casi nada en Junior, pero después fue goleador en Perú. Luis Páez, en 2011, dijo que venía a hacer más goles que Carlos Bacca y también quedó en deuda.

En 1996 hubo un jugador que se ganó el remoquete del ‘Paquetaco’ después de un partido que Junior perdió 2-0 contra el Deportivo Cali en el Pascual Guerrero. Se trataba del uruguayo Wilson Núñez, un jugador que Junior adquirió en 750 mil dólares al Deportivo Español de Argentina. El encargado de bautizarlo fue el periodista caleño Marino Millán.

El brasileño Marcelo Macedo, que llegó al Junior para el segundo semestre de 2013, afirmó que siempre que debutaba por fuera de su país, marcaba gol. Macedo jugó poco en Junior y se marchó sin anotar un solo gol.

Manuel Ortega Ponce
Redactor ADN
Barranquilla

 

 

COMENTAR
GUARDAR