Cinco claves del estreno con triunfo de Santa Fe en la Libertadores
Archivo

Cinco claves del estreno con triunfo de Santa Fe en la Libertadores

La entrada de Luis Quiñones fue determinante para que el equipo ganara peso ofensivo.

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
18 de febrero 2015 , 05:04 a.m.

1. Táctica. El equipo cardenal afrontó el juego frente a Atlas con un claro esquema inicial 4-4-1-1. La idea era copar la mitad de la cancha, filtrar la salida de los volantes externos de los mexicanos y recuperar la pelota. Aunque en la primera parte se mantuvo el cero y el equipo tuvo cierto orden, Santa Fe careció de toda vocación ofensiva y, lo peor, nunca tuvo el balón. Ómar Pérez fue un espectador; Morelo un aventurero en ataque. El equipo sacaba el empate, pero no jugaba bien.

2. Cambio de ‘chip’. Santa Fe se dio cuenta que podía arriesgar un poco, que podía sacar un poco las líneas y así estorbar la salida mexicana. Por eso, para la segunda parte el DT Costas ingresó a Luis Quiñones, que representaba velocidad, ambición, contragolpe y, de paso, tener un hombre que presionara arriba y generara incomodidad y preocupación en Atlas. Fue un cambio de delantero por volante de marca (Seijas). Arriesgo y acertó Costas en el cambio del planteamiento.

3. El gol. La entrada de Quiñones fue tan clave para Santa Fe, que aunque se corrían riesgos, existía la posibilidad de un contragolpe rápido. Atlas se fue encima, aprovechando que ya había algunos espacios, pero se descuidó. Ómar Pérez tuvo mayor participación. Quiñones se convirtió en un socio de todos y los puso a jugar. Fue así como Luis Carlos Arias entró al área con mucha libertad, a pase de Quiñones, y aprovechó las pifias de los defensores mexicanos que en la única falla que tuvieron, perdieron. Santa Fe iba por un punto y se encontró con tres de oro.

4. Control. El gol desbarajustó toda estrategia de Atlas. Fue un golpe tan fuerte que no tuvo reacción. Santa Fe, con inteligencia, controló el juego en esos minutos finales. Aguantó, pero sin pasar sustos. El equipo estuvo atento para evitar una acción desafortunada. Costas hizo los cambios que le quedaban, más para quemar tiempo que para otra cosa.

5. Para destacar. Mientras algunos como Morelo o Pérez o Seijas no lucieron mucho, los que sí jugaron un buen partido fueron jugadores como el joven volante Sebastián Salazar, que se está convirtiendo en el mejor sustituto de Daniel Torres (lesionado). Tuvo un buen juego también el central Francisco Meza, con cierres oportunos y el lateral izquierdo Dairon Mosquera, pese a que el atacante Keno le dio mucho trabajo.

Lo que viene. La idea inicial de Santa Fe era ganar de local y arañar puntos por fuera. Este resultado inesperado le da una ventaja importante en el grupo 1 de la Copa Libertadores. Ahora, el próximo jueves recibirá a Colo Colo de Chile que este miércoles enfrenta al Atlético Mineiro de Brasil.

PABLO ROMERO
Redactor de EL TIEMPO

 

COMENTAR
GUARDAR