Los secretos del hombre que lleva 30 años en América
Archivo

Los secretos del hombre que lleva 30 años en América

Víctor Gómez es de los pocos que vivió de cerca las gestas ganadoras del club 'escarlata'.

14 de febrero 2015 , 05:31 a.m.

"Del entrenador que más aprendí fue Gabriel Ochoa", aseguró sin titubear Víctor Gómez el eterno administrador de la sede deportiva del club por los últimos 30 años. Americano desde que tiene memoria, 'Don Víctor' como lo llaman en el club apenas se ha tomado unas vacaciones en su paso por el club.

Lea también: América, una 'mechita' que a los 88 años no se quiere apagar

"América logró con sus gestas bordar gran parte de la historia del fútbol colombiano, por eso siempre tiene eco todo lo que suceda con el club. Hay un nombre que se respeta y hoy en su cumpleaños (88 años) se siente más. Es historia viva de nuestra ciudad y de los vallecaucanos", afirmó.

Es de los pocos que vivió de cerca las gestas ganadoras del club. Desde su arribo a finales de 1984, este caleño amante de la salsa y las buenas comidas, convivió con técnicos y jugadores de alto perfil y también debió lidiar con las 'vacas flacas' en los años de austeridad. Es respetado y querido por todos los que pasan por la institución.

"La clave para una buena relación con todos es que los trato con respeto y distancia, siempre supe ocupar mi lugar y realizar mis funciones. Nada más. Nunca abusé de la confianza de directivos, técnicos o jugadores. Para mí todos merecen el mismo trato y creo que eso me permite estar vigente en el club", apuntó Gómez.

De igual forma, se precia de tener gran relación con Gabriel Ochoa Uribe, Jaime de la Pava, Diego Umaña, Julio César Falcioni, Eduardo Pimentel, entre otros. Con todos ellos creó un vínculo especial, principalmente cuando dejaron la institución. A cada uno le aprendió algo.

"Todas las personas dejan grandes enseñanzas, pero definitivamente al que más le aprendi fue al doctor Gabriel Ochoa Uribe, hombre claro en sus conceptos y directos. Nunca tuve un problema con él y siempre respetó mis puntos de vista. Yo hacía mi labor y jamás objetó nada", recordó.

Asimismo, evocó la relación con otros protagonistas: "Juilo César Falcioni es un ser humano especial, coincidimos en el hotel en que vivió los primeros dos meses en Cali y nos hicimos amigos, siempre con una palabra o gesto de gratitud. Aún nos comunicamos a la distancia. Pimentel (Eduardo), es muy querido y siempre llama o nos visita, igual el 'profe' Jaime de la Pava.

'Don Víctor' aprendió con el tiempo a lidiar con dificultades del día a día, desde la relación con los dueños del club en los años ochenta y noventa, la incertidumbre institucional a principio de siglo y los cambios actuales. También, con personajes del fútbol de toda índole.

"Aquí se necesita tener tacto y sentido común para tratar a las personas. América es pasión y muchas veces la gente no se mide. Aprendí a escuchar a los directivos, técnicos y jugadores; atender a los hinchas, los barristas y personajes de cualquier tipo. Todos con algún interés en América. Son más los momentos buenos que los tristes", señaló.

Víctor Gómez vivió en la sede deportiva por muchos años, cuidó las canchas casi como a sus hijas y sabe al detalle cada elemento de Cascajal. Desde un alfiler hasta los petos de los jugadores, todo está en su cabeza, y también en el computador donde registra el día a día.

Hoy el administrador y eje de Cascajal, celebra los 88 años de su equipo amado mientras disfruta de sus primeras vacaciones en 30 años por que "América es parte de mi vida y siempre estuve para aportar, no quería salir", recalcó con una sonrisa. Su corazón palpita de amor 'escarlata'.

STEVEN LÓPEZ NIÑO
CORRESPONSAL FUTBOLRED.COM
CALI
En Twitter: @lopidelagente

COMENTAR
GUARDAR