Según la agencia EFE, James recibió cinco puntos de calificación
Archivo

Según la agencia EFE, James recibió cinco puntos de calificación

No fue el día del colombiano, apenas mostró algún detalle de su calidad futbolística.

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
15 de enero 2015 , 06:02 p.m.

Así jugó el Real Madrid en el partido de vuelta de los octavos de final de la Copa del Rey frente al Atlético de
Madrid en el estadio Santiago Bernabéu.

Lea aquí: Atlético eliminó al Real Madrid de la Copa del Rey: 2-2 en el Bernabéu

Keylor Navas (5): no pudo demostrar las cualidades que le llevaron a ser uno de los mejores arqueros del Mundial de Brasil. El Atlético apenas llegó a sus dominios y en las pocas ocasiones en las que tuvo que actuar no pudo hacer nada para parar los dos disparos de Fernando Torres que acabaron en la red de la portería blanca. Si acaso, en el segundo podría haber estado más acertado.

Carvajal (7): sustituyó al lesionado Álvaro Arbeloa, dueño del lateral derecho en la Copa, y lo hizo muy bien. Incansable por su banda, no dejó de incordiar una y otra vez a Siqueira, que tuvo que emplearse a fondo para frenar al canterano madridista. Llegó en múltiples ocasiones hasta el final del campo y dio varios centros peligrosos que pudieron acabar en gol. Su trabajo estuvo al nivel de lo requería la cita. Empañó su actuación con una entrada fea sobre Siqueira en el minuto 85 y por la que vio una cartulina amarilla.

Sergio Ramos (5): aunque completó un buen partido, no anduvo fino en dos momentos clave del partido. Primero, en la marca a Fernando Torres en el primer gol del partido. El central del Real Madrid descuidó su marca y el Atlético se adelantó en el primer minuto. Después, en la segunda parte, regaló un pase a Antoine Griezzman, para que Torres hiciera el segundo. Se repitió la historia y, pese a el gol que marcó en la primera parte marca de la casa, sus errores, sobre todo el segundo, acabó con la esperanza madridista de lograr la remontada.

Pepe (5): aunque estuvo bastante correcto a lo largo de los 90 minutos, suyo fue uno de los errores determinantes que acabaron con casi todas las opciones de lograr la remontada. El portugués, aun dormido, dejó escapar a Antoine Griezmann en el segundo 52 del duelo. No estuvo contundente, el francés no perdonó, sirvió a Torres y el 0-1 subió al marcador. Esa jugada condicionó todo un partido que tuvo que abandonar en el minuto 60 tras sufrir un golpe en las costillas después de chocar contra Raúl García.

Marcelo (6): igual que Carvajal, Marcelo no dejó de intentarlo por la banda izquierda. Sin embargo, enfrente tenía a Juanfran Torres, mucho más contundente y efectivo que Siqueira y apenas logró culminar con éxito sus subidas por banda. Tuvo una oportunidad en la primera parte, pero Oblak la desbarató con algún problema. En la segunda, se desinfló tras el gol de Torres y apenas hubo noticias de Marcelo.

Kroos (6): el centrocampista alemán va recuperando el tono que perdió en los últimos partidos. Poco a poco vuelve a carburar y contra el Atlético fue el faro que guió a sus compañeros en los mejores momentos del Real Madrid. Suyo fue el centro que cabeceó Sergio Ramos en el primer tanto del Real Madrid y suyos fueron los ritmos de un partido que no tuvo un resultado favorable para los blancos. No llegó al notable porque se desinfló en la segunda parte, como casi todos sus compañeros.

Isco (8): fue el mejor del Real Madrid. El malagueño dio una exhibición de toques, controles, regates y pases. No bajó la intensidad nunca. Su magia tampoco se acabó a lo largo del encuentro y fue un peligro constante para el Atlético de Madrid. Cuando cogía el balón se intuía que algo iba a pasar y casi nunca defraudó. Isco volvió a deleitar al Bernabéu, que no se comportó con deportividad cuando cometió su único error: tras una entrada muy fea sobre Gabi en el minuto noventa, fue aplaudido por una gran parte del público del Santiago Bernabéu.

James Rodríguez (5): no fue el día del colombiano, desaparecido en combate durante todo el encuentro. Aunque pudo celebrar con su afición el premio Puskas al mejor gol de 2014, apenas mostró algún detalle de la calidad que atesora en sus botas y no ofreció nada de lo que mostró en aquel Mundial de Brasil en el que marcó el tanto del año. Además, se llevó un susto tras la entrada que sufrió de Raúl García en la primera parte, tal vez la más dura de todo el encuentro. Fue sustituido por Jesé Rodríguez a quince minutos del final.

Bale (6): Si jugase en la banda izquierda, desde donde podría centrar con su pierna buena, podría dar mucho más a su equipo en ataque. Sin embargo, Cristiano Ronaldo le cierra las puertas a esa posición y hoy se vio los problemas que tiene el galés para centrar con la derecha. Pierde mucho tiempo en colocarse el balón en la bota izquierda y esos instantes hacen desaparecer muchas ocasiones claras del Madrid. El gol de Cristiano llegó precisamente por la banda izquierda, donde acabó por una jugada para servir al portugués. Por lo demás, estuvo correcto, luchador e incisivo, al nivel de casi todos sus compañeros.

Benzema (5): Benzema es capaz de lo mejor y de lo peor y ahora está en una fase no muy productiva. Como en las últimas citas que ha disputado, no apareció su mejor versión y, aunque lo intentó, no estuvo nada atinado en remates con poca fe y apenas se desmarcó como suele hacer cuando está en plena forma.

Cristiano (6): celebró a lo grande su Balón de Oro junto al público del estadio Santiago Bernabéu. Un mosaico, el himno a todo volumen, el trofeo brillante y los aplausos de sus hinchas antes del choque no sirvieron para ver al mejor Cristiano. Aunque marcó el segundo del Real Madrid con un buen cabezazo, no apareció hasta el minuto 25, el tiempo que tardó en despertar. Hasta entonces, estuvo desaparecido, como en casi todos los tramos del segundo periodo. El flamante Balón de Oro no lució como su trofeo.

Varane (6): sustituyó a Pepe a falta de media hora para el final por una lesión del portugués. Entró en el campo cuando la eliminatoria estaba decidida, con su equipo prácticamente rendido y con el Atlético defendiendo el resultado y sin ganas de atacar. Además, el gran incordio rojiblanco, Fernando Torres, se marchó del partido a los tres minutos de que el francés saltara al campo. No tuvo trabajo.

Jesé Rodríguez (5): saltó al terreno de juego sustituyendo al colombiano James Rodríguez cuando faltaban quince minutos del final. Con su equipo rendido, no tuvo tiempo para intentar demostrar que su recuperación va bien.

EFE

COMENTAR
GUARDAR