"Sería un orgullo retirarme en el Medellín": Mauricio Molina
Archivo

"Sería un orgullo retirarme en el Medellín": Mauricio Molina

El deportista habló con FUTBOLRED sobre su adaptación a la cultura asiática y su futuro profesional.

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
12 de enero 2015 , 04:26 a.m.

Muy emotivo fue el regreso del jugador antioqueño Mauricio Molina a la cancha 'Marte Uno' de la ciudad de Medellín, donde años atrás comenzó su carrera deportiva en el Festival Ponyfútbol, que organiza la Corporación Deportiva Los Paisitas y que este año, como de costumbre en el mes de enero, se roba la atención de propios y extraños.

“Creo que fue en el 93 que fui campeón acá en el Ponyfútbol, hace mucho tiempo ya, no había tenido la oportunidad de volver por compromisos de mi carrera, pero es indiscutible que se siente un poco de nostalgia saber que el tiempo corre muy rápido, pero a la vez mucha alegría de darme cuenta que acá comenzaron mis sueños y que he cumplido muchos de ellos”, manifestó en diálogo con FUTBOLRED, el deportista, quien este fin de semana asistió como espectador a la edición 31 de este certamen, que ahora se convirtió en Festival y también agrupa otros deportes.

Para ‘Mao’, como es conocido popularmente, es motivo de satisfacción llegar al ‘Pony’ y recibir las muestras de afectos de los antioqueños, quienes buscan afanosamente tomarse una fotografía con él y conseguir su autógrafo.

“Es una retribución muy linda de la gente de todo lo que pude dar acá en el fútbol antioqueño y colombiano, es muy lindo después de estar uno por fuera del país y de no estar todos los días en los medios, saber que la gente lo recuerda a uno, es muy bonito sentir el cariño de la gente”, expresó.

Regresará a Corea

Molina pasó gran parte de sus vacaciones en territorio antioqueño y aunque tenía claro que no podía viajar antes de darse “una pasadita por el Ponyfútbol”, es consciente que el periodo de descanso terminó y que ahora hay que alistarse para regresar a entrenamientos.

“Tengo contrato un año con mi equipo Seúl, en Corea, tengo que viajar ahora el 21 para allá a ponerme a las órdenes de ellos”, explicó.

Molina quiere terminar su carrera en el DIM

El volante, quien es recordado con un cariño especial por la fanaticada del Independiente Medellín, negó que recientemente hubiera recibido ofertas del ‘rojo’ y de otros equipos del fútbol colombiano. “Para esta temporada Medellín no ha tenido interés, pero es muy normal porque el equipo ha estado muy bien, tiene una buena base y antes que nada me pongo es contento por la restructuración que están viviendo, a nivel futbolístico y administrativo”.

Lo que sí dejó claro el antioqueño, es que le gustaría terminar su carrera en ‘El Poderoso’. “Es una posibilidad muy linda, que podría ser, pero por ahora mi cabeza está allá porque tengo un contrato, cuando lo termine se estudiarán las ofertas que pueda tener, si una de esas es la del Medellín sería un orgullo para mí”, indicó.

Su adaptación a una nueva cultura

Si bien después de seis años ‘Mao’ se mueve en Corea como pez en el agua, él reconoce que los primeros meses fueron complejos, pero resalta que en general el proceso de adaptación fue muy positivo.

“Si había un miedo cuando llegué pues el impacto visual de ver esos edificios gigantescos con letras coreanas, los carteles de información, todo tan diferente, inclusive la comida. Fue complejo, de hecho yo había firmado un contrato por 2 años y cuando llegué me dije si logro durar seis meses acá es mucho y mira ya van seis años”, expresó.

Aunque como lo relata el propio jugador de entrada todo es más difícil, él ha logrado sortear los obstáculos, como buen antioqueño. “No he tenido problema con el idioma porque tenemos un traductor, el idioma es muy difícil de aprender, se necesitan muchas horas de estudio para manejarlo y pues nosotros no tenemos el tiempo, ni la necesidad”, comentó.

Ahora disfruta de los manjares asiáticos

Molina reconoce que entre los aspectos complejos que tiene que afrontar cualquier foráneo a la hora de adaptarse a una nueva cultura está el de la alimentación, pero con el pasar de los años se concientizó que “la comida allá es muy buena, me gusta mucho una que se llama kimchi, la sopa de kimchi, que es la base de los alimentos de ellos y la consumen al desayuno, almuerzo y comida”.

Claro que cuando le hacen falta los frijoles, como a buen paisa, sabe que “allá también se consiguen, es muy curioso porque ese es uno de los países más lejos en los que he estado y más encuentro cosas parecidas a Colombia. Igual yo también aprovecho para comer otros platos de la región asiática, porque no sabemos si algún día en el futuro vamos a poder volver”, explicó, a la par que reconoció, que lo que si lleva desde Colombia son dulces como arequipe y panelitas, pues allá todos son hechos con arroz y ese sabor no le agrada.

En el extenso diálogo que tuvo la deferencia de entablar con FUTBOLRED, Mauricio Molina comentó que “lo más difícil de estar en Corea es la distancia con la gente, con los amigos y la familia, pero es bonito la seguridad que se vive, porque es un país completamente desarrollado y con las mejores estructuras del mundo”.

Por último, el deportista destacó la cultura coreana, a la que le ha aprendido muchas cosas, pues es “disciplinada, perseverante y trabajadora, en 50 años pasaron de la miseria a ser uno de los países más ricos del mundo a punta de trabajo y dedicación”, concluyó el colombiano, quien es consciente que “ya es improbable” regresar a la Selección de fútbol, pero lo hace feliz el nivel por el que actualmente pasa.

Jaider Escobar Buitrago
Corresponsal de Futbolred
Medellín.
En Twitter: @Jaider_Escobar

COMENTAR
GUARDAR