Así comenzó la historia de la dupla Pastrana-Costas en Santa Fe
Archivo

Así comenzó la historia de la dupla Pastrana-Costas en Santa Fe

El primer gran resultado fue el título del equipo 'cardenal' de la Liga II-2014.

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
24 de diciembre 2014 , 06:35 a.m.

El 11 de mayo de este 2014, Independiente Santa Fe recibió un duro golpe que puso fin al exitoso ciclo del técnico Wilson Gutiérrez. Ese día, un domingo, el equipo ‘cardenal’ cayó 2-0 con Nacional y quedó eliminado de la fase semifinal de la Liga I. Y fue ahí cuando el DT bogotano ratificó que era el momento de dar un paso al costado.

Cuenta gente cercana al entrenador que la decisión ya estaba tomada, había un desgaste importante con el plantel y por eso el lunes, al día siguiente, el ‘Flaco’, como lo llaman sus amigos, hizo el anuncio de que no iba a continuar, pese a que el presidente del club, César Pastrana, le pidió una y otra vez que siguiera en el equipo.

Lea acá también: (Costas y la historia de fe por el Señor de los Milagros de Lima)

“No será fácil reemplazar a Wilson (Gutiérrez), él nos ha devuelto buena parte de la gloria santafereña, con él volvimos a quedar campeones luego de casi 37 años. Wilson se va, pero espero que regrese pronto”, expresó el máximo dirigente albirrojo en una rueda de prensa con mucho sentimiento y en donde varios hinchas rojos se ubicaron en las afueras del club para corear el nombre de Gutiérrez.

Tras esa noticia, empezó correr una muy fuerte versión, quizás impuesta o ‘mandada’ por alguien, en la que el argentino Ángel Cappa era el técnico ideal. “Su forma de ver el fútbol y sentirlo es el ideal para Santa Fe”, se escuchaba en varios lugares. Pastrana, siempre muy sagaz y conocedor como nadie del gusto del hincha santafereño, pegó un vuelco a dicha idea y empezó a analizar una de las tantas hojas de vida que llegaron a la sede con mayor detenimiento. Gustavo Costas, quien había sido campeón en Perú, Paraguay y Ecuador, era el contrapeso para los que querían y veían a Cappa.

Lea acá además: (Bogotá, la ciudad con más títulos en el fútbol colombiano)

“Con Gustavo (Costas) arreglé todo muy rápido. Sabemos de sus logros, su experiencia y por su forma de ser y vivir el fútbol creo que es el hombre indicado para mantener a Santa Fe en los primeros lugares”, declaró Pastrana. Y, por lo que se ve, la apuesta salió perfecta.

Fue el viernes 16 de mayo cuando se oficializó la llegada de Costas y desde ese mismo día, luego de un contacto de Futbolred con el estratega, se empezó a conocer a la persona dedicada, trabajadora y absolutamente apasionada por el fútbol. “Me tomaré una semana de descanso y cuando vaya ya es para quedarme. Así he sido siempre”, contó aquella vez dejando ver, además, cómo sería su proyecto: “Sé que Santa Fe viene de ser eliminado de la Liga, vi sus muy buenas actuaciones en la Libertadores de 2013 y creo que hay un gran material para seguir en los primeros lugares”.

Ya con el DT argentino en Bogotá y tras una extensa charla con Pastrana, la nueva dupla que iba a mostrar el equipo 'cardenal' estaba ya en sintonía. “Me demostró y quedé muy satisfecho con su proyecto de trabajo. Le va a dar participación a los juveniles, creo que hemos acertado”, expresó el presidente el día de su presentación.

Los buenos resultados en la primera fase de la Copa Colombia, mientras todo el país futbolero deliraba con la Selección Colombia en el Mundial, ratificó que el proyecto tenía suficiente ‘gasolina’. Ganó nueve partidos y solo hubo una derrota en esa primera fase que dejó claro que Santa Fe iba a pelear por el título, algo que perdió con Tolima.

Lea acá además: (César Pastrana, un presidente que le cambió la historia al rojo)

Ya en Liga el comienzo presentó algunas dudas, pero tras la racha de victoria que completó con el 4-1 sobre Millonarios en la fecha nueve, en el debut de Lunari, la gente le dio el voto de confianza al estratega que mostraba mandamientos claros en su juego: presión constante en campo rival, juego ofensivo con muchas salidas por los costados y una interesante capacidad de efectividad al momento de buscar cada partido.

Si bien luego hubo un bajón, en buena parte por la rotación de la nómina para poder jugar con lo mejor y así llegar a la final de la Copa, el objetivo fue la Liga tras el golpe de la caída con Tolima.

Lea acpá también: (Santa Fe empató 1-1 con el DIM y se coronó campeón de la Liga II)

Así, en el sprint final del campeonato, Santa Fe ratificó que fue el mejor equipo del semestre en puntos y también del año. Le ganó los dos partidos a Nacional y luego se quedó con la final frente a Medellín. Lo que ya se conoce. Los seis puntos en Medellín en apenas tres días y el festejo, con vuelta olímpica incluída, del pasado domingo.

Pastrana y Costas, desde el primer torneo de Liga, empezaron a dar resultados. Esa dupla y, por supuesto, los jugadores se unieron para bordar la anhelada octava estrella que aún se festeja. La historia, que apenas comienza, tuvo un final feliz en diciembre. Ahora se vienen nuevos desafíos y Santa Fe está listo para enfrentarlos. Costas vino, vio y venció, pero bien pudo ser otro estratega el que iba a suceder a Gutiérrez y quizás el final no era feliz, era otro. Un detalle más de lo que es el fútbol.​

Leonardo Duque
Redactor de Futbolred
Leoduq@eltiempo.com
En Twitter: @leoduq

COMENTAR
GUARDAR