Costas y la historia de fe por el Señor de los Milagros de Lima
Archivo

Costas y la historia de fe por el Señor de los Milagros de Lima

El utilero de Alianza Lima, Edgar Castro, nos contó cómo nació el amor del DT por dicho santo.

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
23 de diciembre 2014 , 01:50 a.m.

Gustavo Costas es un hombre que tiene varias cábalas, pero también es un hombre de mucha fe. El entrenador, campeón el último domingo con Santa Fe, tiene el ritual de besar una estampita durante tres ocasiones previo al comienzo de cada partido. ¿Pero qué es lo que besa? ¿Dónde y cuándo comenzó dicha creencia?

Fue en Perú donde Costas conoció la devoción que tiene la gente de Alianza Lima y todo el pueblo peruano, y hasta extranjeros, por el Señor de los Milagros de Lima, una imagen de Cristo en la cruz. Allí, en su primer ciclo al frente del equipo ‘intimo’ de la Victoria, el estratega conoció la historia y la fuerza de ese santo y comenzó a ser un devoto firme.

Lea acá también: (Costas, el DT argentino que llegó, vio y ganó el título con Santa Fe)

“Recuerdo que Gustavo (Costas) tenía un amor muy especial por el Señor de los Milagros cuando llegó a dirigir por segunda vez a Alianza. Acá en la utilería del club tenemos una imagen muy bonita de ese Cristo, ya que el primer cuadro que tuvo el club se perdió en el mar en ese fatídico accidente de 1987 de Lima”, cuenta Castro, quien trabajó con el técnico entre 2009 y 2011.

En Lima la procesión del Señor de los Milagros o Cristo de Pachacamilla, como también es llamado, se lleva a cabo en octubre y esa es una de las demostraciones de fe más grande que se ve en Lima. “En esa procesión siempre está presente el plantel de Alianza y Costas era uno de los que comandaba el grupo”, relata Castro, quien expresó su alegría por el nuevo logro del DT.

Observe acá también: (Lo que usted no vio del partido en el que Santa Fe se hizo campeón)

Costas, quien desde 2003 comenzó con dicho ritual, se convirtió este fin de semana en el primer entrenador en ganar títulos en cuatro países diferentes. El argentino, que festejó junto a sus hijos y todo el plantel ‘cardenal’, no perdió de vista su estampita al momento de la celebración.

"Por supuesto que para mí es algo muy importante, es algo que adquirí y conocí durante mi paso en Alianza Lima", le respondió el director técnico a Futbolred hace un par de días en Medellín.

“Acá en Perú también se ven a muchos extranjeros que son devotos del Señor de los Milagros, seguramente Costas quedó muy identificado por ese santo”, agrega Castro, quien durante el primer ciclo del entrenador con Alianza, en 2003 y 2004, trabajaba con las divisiones menores en temas de utilería.

Fue en Lima, precisamente, donde Costas logró su primer título como entrenador y, seguramente, con ese logro comenzó un idilio que aún se mantiene por el Señor de los Milagros. Y fue ese título, además, el que le permitió comenzar esta racha ganadora que también lo vio coronarse en Paraguay, Ecuador y ahora en Colombia.

Costas, un trabajador incansable

Castro también le contó a FUTBOLRED como era el argentino en aquel segundo ciclo en Alianza Lima.

“Siempre era muy puntual a la hora de trabajar. Con mucha disciplina, entregado cien por ciento a lo que hacía. Recuerdo que con el preparador físico Alexis Cortes preparaba, incluso, hasta tres jornadas de trabajo. Una de 8 a 9 y 30 de la mañana, otra de 11:30 a 1 pm y en la tarde terminaba con movimientos de 4 a 6”, cuenta este peruano que es muy querido y respetado dentro del club ‘íntimo’.

Costas volvió a festejar un nuevo campeonato. El cuarto en cuatro países diferentes. Se sabe que el ritmo de juego que busca imponer, la capacidad física de sus jugadores y la efectividad al llegar al arco rival son determinantes en la forma cómo siente y vive el juego. Y hoy, también, sabe la hinchada de Santa Fe que el Señor de los Milagros de Lima también hace su ‘trabajo’. Es un baluarte que será recordado, seguramente, en la octava estrella que aún festeja el equipo ‘albirrojo’


Leonardo Duque Soto
Periodista de FUTBOLRED
leoduq@eltiempo.com
En twitter: @leoduq

COMENTAR
GUARDAR