Yepes se rajó: cumplió hasta el primer gol del Real Madrid
Archivo

Yepes se rajó: cumplió hasta el primer gol del Real Madrid

El colombiano sacó un 5 sobre 10. Al minuto 60 lo sustituyó Mauro Cetto.

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
20 de diciembre 2014 , 01:24 p.m.

Así jugó el San Lorenzo de Almagro la final del Mundial de Clubes disputada en el Gran Estadio de Marraquech:

Torrico (5):

En la primera parte apenas tuvo trabajo, solo recibió tres disparos a portería aparte del gol de Sergio Ramos, en el que no pudo hacer nada. Solventó con corrección los disparos de Cristiano, Benzema y Bale y aprobó en la primera parte. En la segunda, falló en gol de Bale y el Real Madrid dejó prácticamente sentenciado el encuentro.

Buffarini (6): El lateral derecho del cuadro argentino cumplió en la primera parte. Por su zona, Marcelo y James Rodríguez apenas tuvieron protagonismo. En los segundos 45 minutos, se atrevió a subir por la necesidad de una remontada complicada. Lo hizo bien, molestó a la defensa del Real Madrid y no completó un mal encuentro.

Kannemann (4): Pasó desapercibido en la primera parte. No brilló ni desentonó, pero suya fue la culpa del segundo gol del Real Madrid, obra de Gareth Bale. Se quedó clavado sobre el césped cuando todos sus compañeros buscaban el fuera de juego del galés para provocar que el gol madridista fuera legal. Esa acción empañó un partido correcto.

Yepes (5): Hasta el primer gol del Real Madrid, obra de Sergio Ramos, cumplió a la perfección con su cometido en el centro de la defensa. Estuvo bien al corte, fuerte al choque y apenas concedió oportunidades a los jugadores de ataque madridistas. Sin embargo, falló en el marcaje a Ramos que derribó el muro defensivo del San Lorenzo. Fue sustituido en el minuto 60 por Mauro Cetto, otro defensa.

Mas (5): El lateral derecho del cuadro argentino vivió más tranquilo en la primera parte que en la segunda. El trabajo sucio se lo hizo Pablo Barrientos, en constante lucha con Dani Carvajal y Gareth Bale. Con su equipo más necesitado de gol en el segundo acto, el partido se rompió y sufrió mucho más con su compañero más aplicado en tareas ofensivas.

Mercier (6): Casi 35 años, el veterano jugador del San Lorenzo fue de los pocos de su equipo que tenía alguna idea para sacar el balón jugado. Lo intentó desde el primer minuto del encuentro, pero no era el día con un planteamiento ultra defensivo que apenas daba pie a florituras creativas. Se fue apagando poco a poco según pasaba el tiempo y se quedó sin el premio del Mundial de Clubes. Consiguió protagonizar uno de los dos únicos disparos a portería de su equipo que sacó Iker Casillas a falta de tres minutos para el final del choque.

Ortigoza (5): Es junto a Leandro Rogmanoli el jugador de más calidad de toda la plantilla de San Lorenzo. Hasta que no entró su compañero en la segunda parte, no comenzó a carburar. Su última media hora fue más brillante que el resto del partido. Llegó tocado al partido y jugó como Sergio Ramos, a quien le hizo una dura entrada en el minuto 12 merecedora de tarjeta amarilla. A partir de ese momento, vio frenado su ímpetu y no pudo practicar un juego tan rocoso como el que hicieron la mayoría de sus compañeros.

Kalinski (6): Fue uno de los dos jugadores de San Lorenzo que probó a Iker Casillas. El primer disparo a portería del cuadro argentino lo hizo él a seis minutos del final. Casillas despejó su intento, que no fue el único. Antes, tuvo un disparo claro que mandó a las nubes. Con más acierto, podría haber dado emoción a la final.

Barrientos (5): En la primera parte se empleó a fondo para proteger la muralla que montó el San Lorenzo de Almagro. Defendió mucho más que atacó y tuvo más de un roce con Dani Carvajal. En uno de ellos, en el minuto 17, vio una tarjeta amarilla. En la segunda parte, con la necesidad de marcar, se prodigó sin éxito en ataque. Verón (4): Estuvo desaparecido durante los 58 minutos que estuvo sobre el campo. No aportó nada, ni en defensa ni en ataque. Le sustituyó Rogmanoli, que dio algo más de claridad al San Lorenzo.

Cauteruccio (4): Fue el primero en confirmar que San Lorenzo iba a jugar duro. No tardó ni dos minutos en dar una patada por detrás al alemán Toni Kroos para marcar territorio. Ese fue el momento en el que tuvo más focos sobre su figura. Después, durante todo el encuentro, fue una isla en ataque. Fue sustituido en el minuto 68 por Mauro Matos.

Romagnoli (6): Sustituyó a Gonzalo Verón en el minuto 57 con 0-2 en el marcador. El jugador franquicia del conjunto argentino, en el que lleva 14 años, aportó clase y algo de claridad en un momento complicado para su equipo. Sin embargo, su lesión en un codo, de la que acaba de recuperarse, aún se nota. No está al cien por cien físicamente y no pudo demostrar toda la clase que atesora.

Cetto (6): Fue el segundo cambio del entrenador Edgardo Bauza. Sentó en el banquillo a Mario Yepes y ocupó su hueco en el centro de la defensa. Cumplió en todos los intentos del Real Madrid por hacer el tercero y mantuvo el 0-2 con el que saltó al campo. Correcto.

Matos (4): Apenas estuvo 20 minutos sobre el terreno de juego. Saltó al campo para sustituir a Martín Cauteruccio en un cambio de delantero por delantero. No tuvo ninguna oportunidad. Como su compañero, estuvo aislado sin posibilidad alguna de remate.

EFE

COMENTAR
GUARDAR