Solamente 20 afortunados aficionados recibieron a Santa Fe en Bogotá
Archivo

Solamente 20 afortunados aficionados recibieron a Santa Fe en Bogotá

Sorpresivamente la delegación 'cardenal' llegó al Puente Aéreo. Y allí, llegaron los hinchas.

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
18 de diciembre 2014 , 01:41 p.m.

“Será sufriendo. Así vamos a ganar la estrella, al estilo santafereño”, dijo Andrés Suárez, un fervoroso seguidor santafereño, que con la camiseta 10 en la mano esperaba por el ídolo 'cardenal', Omar Pérez, con el único fin de buscar su autógrafo. Apurado, pero también emocionado, rápidamente tomó su lugar dentro del selecto grupo que acertó con llegar al Puente Aéreo, de Bogotá, mientras que la gran cantidad de hinchas, además de toda la prensa, aguardaban en el Aeropuerto ElDorado.

“Mi papá me llamó y me dijo que por seguridad y para evitar a los hinchas como a la prensa, Santa Fe llegaba al Puente Aéreo”, contó sonriente Rubén Morales, quien con un cuaderno esperaba conseguir un par de firmas de los jugadores de rojo para su novia. “Está de cumpleaños y sí Santa Fe es campeón, tendrá un doble regalo”.

Ese par de seguidores y su euforia retratan la fiebre santafereña que se vive en la capital, mucho más después de la victoria 1-2 sobre Medellín en el Atanasio Girardot. 

Jéfferson Cuero, Camilo Vargas y Luis Manuel Seijas fueron los primeros en salir. Allí, el grupo de 20 seguidores entonando ruidosamente el “volveremos, volveremos”, acompañaron a los jugadores, quienes de manera casi inmediata abordaron el bus adornado, por ahora, con las siete estrellas, que el domingo podrían representar una más en caso de sellar con un nuevo triunfo o un empate el nuevo enfrentamiento con el DIM.

“Con una estrella más, ese bus se vería sabroso”, señaló Joaquín, un hombre de 70 años, quien mientras habla, no deja de agitar y lucir orgullosamente uno de los símbolos más apreciados de la hinchada: la bandera del 'león'. 

A pocos metros su nieto no se cambiaba por nadie. A su lado estaba Wilson Morelo, autor del segundo tanto en la capital antioqueña.  Cardenal el miércoles, mientras que es fotografiado por su mamá. “No hay que celebrar aún. La vida me ha enseñado que Santa Fe siempre nos hace sufrir, pero estoy seguro que seremos campeones”, afirmó sonriente su abuelo.

Ahí cerca, también se vio a Armando Vargas, figura de la final, quien se sorprendió por el cálido recibimiento de la gente. “Me alegra aportar mi granito de arena, me tenía confianza para este partido, he trabajado duro y esta es la mejor de las recompensas. Estamos cerca del título, pero falta el partido definitivo”, dijo el barranquillero.

“Será un partido difícil. Medellín es un rival complicado y se jugarán la vida el domingo”, señaló Wilson Morelo, mientras firma una camiseta blanca. El goleador santafereño, con 10 anotaciones, no se confía. “Respetamos al rival, tienen jugadores de jerarquía y que saben jugar finales, nuestro peor error sería confiarnos”.

Tras unos minutos entre los aficionados y mientras que Agustín Julio trataba de apurar la marcha, las figuras de Santa Fe partieron rumbo a su lugar de concentración, en un hotel en el norte de la ciudad. Allí, montarán su fortín hasta la tarde del próximo domingo cuando salgan rumbo a El Campín, en donde buscará la gloria en el juego de vuelta contra el Medellín.

Eduardo Pita Ospina
Periodista de Citytv
En Twitter: @Eduardopitaos

COMENTAR
GUARDAR