La afición del 'Poderoso' armó la fiesta y Santa Fe se la gozó
Archivo

La afición del 'Poderoso' armó la fiesta y Santa Fe se la gozó

Diferentes emociones se vivieron este miércoles en el Atanasio Girardot.

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
18 de diciembre 2014 , 03:37 a.m.

Un verdadero festín armaron este miércoles los seguidores del Independiente Medellín, quienes luego de organizar la fiesta, impotentes vieron como el que celebró fue Independiente Santa Fe.

Dos horas antes del espectáculo la trova amenizaba las graderías, posteriormente los aficionados se deleitaron jugando con un balón inflable que tiraban hacia arriba ante las sonrisas de chicos y grandes.

Entre tanto, los líderes de las barras pasaban por cada una de las graderías repartiendo los rollos de papel para la salida.

Los guardametas del conjunto capitalino salieron a calentar y los chiflidos no se hicieron esperar desde cada uno de los rincones del Atanasio.

Los exponentes del DIM hicieron lo propio y generaron la primera lluvia de papeles, pero este era solo el preámbulo. La fiesta cada vez se ponía mejor y la ola empezó a hacer su recorrido de Sur a Norte.

Minutos después la visual se tapó por completo, pues la famosa bandera que tiene pintada las caras de varios ídolos del ‘Poderoso’ se extendió por cada una de las tribunas, ante la algarabía propia del acto.

Tras recoger la gigante tela, los flash de las cámaras empezaron a aparecer y este era el anunció de que el ‘rojo’ paisa se preparaba para salir a la cancha. Y así fue, con la aparición de los 11 jugadores, los rollos de papel salieron como una lluvia de ilusiones que presagiaban una noche llena de emociones, no todas positivas.

Pero faltaba el colorido, éste llegó con el pitazo inicial, cuando los extintores hicieron lo suyo y el máximo escenario deportivo de los antioqueños se tiño de rojo y azul en cada rincón.

Así el balón rodó, mientras en las graderías se sentía una tensa calma que terminó con la anotación de Germán Ezequiel Cano, quien despertó el júbilo desbordado.

Pasaban los minutos y los cánticos resonaban con más fuerza: “volveremos, volveremos, volveremos otra vez, volveremos a ser campeones, como la primera vez”, gritaban a todo pulmón los hinchas del no en vano, denominado ‘Equipo del Pueblo’.

Llegó el segundo tiempo, Omar no continuaba, a lo que algún hincha murmuró “ve que tan de buenas, no salió Omar Pérez para el segundo tiempo”.

Pero lo que se veía como una ventaja, terminó siendo la debacle del DIM, pues su reemplazante Armando Vargas, terminó siendo la figura del partido y fue protagonista en los goles del Santa Fe, que llegaron uno tras otro, silenciando el Atanasio.

De ahí en adelante, poco por contar, pues la constante fueron las caras largas, el desespero, las tocadas de cabeza ante las malas entregas del local y los madrazos para uno que otro jugador, en especial el brasilero Elton Martins, quien no convenció a los hinchas con su ingresó.

Así las cosas el ‘rojo’ paisa armó la fiesta, pero el ‘rojo’ capitalino fue el que se la gozó.

Jaider Escobar Buitrago
Corresponsal de Futbolred
Medellín.
En Twitter: @Jaider_Escobar

COMENTAR
GUARDAR