Medellín, un 'fortín' lleno de camaradería y positivismo
Archivo

Medellín, un 'fortín' lleno de camaradería y positivismo

Las medidas de seguridad y el ambiente de alegría, protagonistas en la última práctica.

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
17 de diciembre 2014 , 01:36 a.m.

El ‘fortín’ que tiene Independiente Medellín, que al parecer tiene su base en el positivismo y camaradería del grupo, también se evidenció este martes en Sofasa, donde se formó una fortaleza similar en materia de seguridad, con el objetivo de que el rojo paisa realizara con tranquilidad su entrenamiento previo a la final de la Liga II – 2014, en la que este miércoles (7:30 p.m.) se medirá con Independiente Santa Fe.

Aunque es habitual que el DIM entrene en esta cancha, que hace parte de una de las ensambladoras de autos del país; como dirían los hinchas, “este no era un día cualquiera” y así se sintió desde la entrada.

“¿Hacia dónde se dirige?”, fue el interrogante en el primer puesto de control, que esta vez, para evitar el acceso a esta zona de los seguidores del DIM, fue ubicado incluso antes de la recepción, donde esperaban un hombre de seguridad y un policía.

Luego de la respectiva explicación y de enseñar el carné de periodista, se logró caminar unos pasos más. “¿Caballero usted de que medio viene?”, indagó más adelante otro de los vigilantes, ubicado en los torniquetes de la entrada de la compañía. De nuevo fue necesario mostrar la respectiva credencial, la cual examinaron más en detalle.

Normalmente, de ahí adelante el ingreso hasta la cancha no tiene interlocutor alguno; pero todos, incluso quienes solo queríamos trabajar, teníamos que tener claro que se viene la final. “Me muestra su carné por favor”, dijo otro de los vigilantes, centímetros antes del ingreso a la zona donde está ubicada la cancha.

Solo necesitó verlo a la distancia, para decir: “bien pueda pase”, palabras que por fin permitieron llegar hasta al ‘fortín’ donde entrenaban los dirigidos por Hernán Torres.

“Cano tírame un pico”, gritaron desde afuera

Al llegar al sitio, los apretones de manos entre los representantes de la prensa antioqueña y foránea también fueron protagonistas, pues la asistencia de periodistas de todo el país a la práctica fue masiva.

Entre tanto, y luego de realizar otras actividades recreativas con el balón, los jugadores se dividieron por grupos y empezaron a jugar el denominado ‘fútbol tenis’, que consiste en pasar con los pies o la cabeza el balón al otro lado de la malla.

En una de esas, el esférico se les fue hacia el costado donde tras la reja aguardaban los hinchas; y aunque la distancia era notoria se escuchó a los lejos el sentir de una de una ellas: “Cano, papacito, tírame un pico”, gritó a lo lejos la mujer, a la par con las risas de quienes observaban a su lado; el deportista al parecer no escuchó.

La actividad con la redonda permitió más de una sonrisa entre los deportistas; luego, al parecer más por gusto que por indicación del cuerpo técnico, algunos practicaron los cobros desde el punto penal. Más de una apuesta estuvo en juego, o por lo menos así lo dejaron entrever a la distancia algunas reacciones, en las que el buen ambiente era notorio.

Camaradería por doquier

Y es que al parecer, el ‘fortín’ en Sofasa no resguardaba algo diferente a un ambiente de positivismo y de empuje, que es notorio en los ‘poderosos’ de cara a la disputa por el título.

Así, en medio de las chanzas y de los apodos que utiliza el ‘Chusco’ Sierra para bajar la tensión previo a este compromiso, cada uno de los jugadores que fue abordado por la prensa respondió los interrogantes, a la par que los encargados de la seguridad sacaban a quienes intentaban colarse a través de las mallas.

Incluso, el espacio para las risas se extendió hasta la caseta de comidas, donde se reúnen los jugadores a tomar un refresco luego de cada práctica y que parece ser otro ‘fortín’, pero en este caso alimenticio.

Los piropos para la “Mona”

Así, el “Mona una avena”, “Mona una malta”, “Mona unas papitas”, se escuchaba desde cada ventana de la tienda, en la que la “Mona”, como llaman a la persona encargada de atenderla, tenía que multiplicarse para dar abasto a los pedidos y de paso para recibir con una sonrisa disimulada, uno que otro piropo, que jocosamente le decían los deportistas, entre ellos…reserva del sumario.

Hasta en ese instante fue notoria la camaradería del grupo, pues aunque algunos bromearon diciendo “paga vos, que yo deje la billetera en el carro”, a la hora de cancelar la cuenta sobraron las manos extendidas, aunque ninguna de éstas finalmente entregó el billete, pues haciendo honor a los que indican que él es “como un papá de todo el grupo”, con voz fuerte intervino el asistente técnico, Darío el ‘Chusco’ Sierra: “frescos muchachos que yo pago eso; es en serio yo pago”, repitió ante la mirada de algunos incrédulos, a la par que sacó el billete de 50 “barras”, con el que también bromearon algunos.

De este modo, y tras tomar el respectivo refresco, los integrantes del ‘Poderoso’ partieron al Hotel Dann Carlton en el que buscarán descansar de cara al crucial encuentro contra el ‘Expreso Rojo’, en el que buscarán acercarse a su sexta estrella.

 

 

Jaider Escobar Buitrago
Corresponsal de Futbolred
Medellín.
En Twitter: @Jaider_Escobar

COMENTAR
GUARDAR