Los 26 jugadores del Real Madrid en su racha histórica de victorias
Archivo

Los 26 jugadores del Real Madrid en su racha histórica de victorias

James Rodríguez es el cuarto jugador con más minutos en medio del récord de los blancos.

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
11 de diciembre 2014 , 03:10 a.m.

El Madrid firmó ante el Ludogorets su victoria número 19 consecutiva y estableció la mejor racha de un equipo español, superando las 18 del Barça de Rijkaard en la 2005-06. Los de Ancelotti han firmado este registro en 84 días mágicos: nueve victorias en el Bernabéu, diez a domicilio, 71 goles a favor y nueve en contra. A lo largo de este periodo, el técnico italiano ha utilizado a 26 jugadores.

Cristiano: 1.501 minutos (17 partidos): El récord lleva su nombre. Es el futbolista que más minutos ha jugado en esta serie invicta (el 87%). El Madrid ha cabalgado sobre él para lograr esta gesta: 26 tantos en este periodo (el 32% del total) y nueve pases de gol (el máximo asistente del equipo). Por el camino, ha ido saltando de récord en récord: ha sido el más rápido en llegar a los 200 goles en Liga (178 partidos), el que más hat-tricks ha firmado en el campeonato (23), ha superado a Raúl (71) con 72 goles en la Champions y está a solo un dos de ser el máximo goleador de la competición… Se agotan los calificativos. El pilar de Ancelotti.

Lea más de AS: Ronaldo:

Marcelo: 1.452 minutos (18 partidos): Ha sido titular en 15 de los 19 encuentros. Sin competencia en el lateral izquierdo por las continuas lesiones de Coentrao. Siempre entusiasta y alegre en su juego (a veces descuida su espalda), su complicidad con Cristiano han hecho de la izquierda un ‘ala infernal’ (y con Isco cuando se desenvuelve por ahí). Partidazos los suyos ante el Liverpool en el Bernabéu y en Eibar. Su único gol en esta racha se lo marcó en la ida al Cornellà (1-4) en un partido que el brasileño disfrutó jugando en la media (Ancelotti también le probó ahí en la segunda parte ante el Celta).

Kroos: 1.379 minutos (17 partidos): El ancla de Ancelotti. Aterrizó como un centrocampista de perfil más ofensivo que armaba el juego y llegaba con facilidad. Pero tras la marcha de Xabi Alonso, el italiano le pidió que tomara el rol de dar equilibrio al equipo. Y lo ha cumplido: es el que más balones ha recuperado en estos 19 partidos: 109. Además, se asoma al área: un gol (lo hizo ante el Rayo con una precisión exquisita) y ocho asistencias… La lesión de Modric lo convierten en el principal motor de este Madrid.

James: 1.352 minutos (18 partidos). Hasta este martes era el jugador que más partidos había jugado en esta serie victoriosa. Pero ante el Celta cayó lesionado. Pagó así el abuso de minutos al que lo expuso Ancelotti y el esfuerzo defensivo al que se ha visto sometido (y al que no estaba acostumbrado) debido a su reciclaje como interior. Su polivalencia le valió para cubrir las bajas de Bale y Modric hasta que su gemelo dijo ‘basta’. Uno de los que más ha contribuido a estas 19 victorias con ocho tantos (hace un tanto cada tres disparos) y ocho asistencias.

Pleno y récord del Madrid: 19 victorias consecutivas

Isco: 1.183 minutos (17 partidos) A su imaginación y regate le ha añadido esa capacidad de sacrificio defensivo que le exigía Ancelotti para ganarse un puesto en la media. En esta racha ha sido el segundo madridista que más balones ha recuperado (95) y ha corrido de media 10 kilómetros en cada partido. Con la lesión de Modric ha dado un paso al frente y ahora es indiscutible para Ancelotti en el centro del campo, junto a Kroos. Encandila no solo su juego sino por su lucha por hacerse con un puesto. Dos goles y ocho asistencias esta temporada. Se está convirtiendo en el jugador nacional favorito en todos los estadios.

Casillas: 1.170 minutos (13 partidos) Comenzó la temporada pitado por un sector del Bernabéu. Los once goles encajados en los ocho primeros partidos no ayudaban al capitán (incluso Florentino Pérez salió en su defensa en la Asamblea). “No hablaré más del tema de los arqueros”, aseguró Ancelotti. Pero una semana después, el italiano le dio la titularidad a Keylor ante el Elche. Era un premio al costarricense porque el titular para el técnico es Iker, que ha jugado 13 de los 19 partidos de la racha. En ellos ha firmado 46 paradas (3,75 por partido) y hace 7,5 antes de recibir cada tanto. La mejor, la que le hizo con la rodilla a Messi cuando se plantó solo ante él para hacer el 0-2. Fue clave en la victoria (3-1). Iker ha encajado seis de los nueve goles que ha recibido el Madrid (0,4).

Ramos: 1.164 minutos (14 partidos) Cumplió 300 partidos en Liga con el Madrid en la 18ª victoria del equipo, ante el Celta (3-0), e hizo su gol 50 como madridista ante el Rayo (el único tanto del sevillano en estos 19 triunfos). Se perdió dos partidos por una lesión en el sóleo (Levante y Liverpool en Anfield) y dos por decisión técnica (ante el Cornellà). Ha vuelto a demostrar que, en condiciones, es el mejor central del mundo. El líder indiscutible de la defensa.

Benzema: 1.148 minutos (15 partidos) Espléndido. El segundo máximo goleador del Madrid en esta imperial racha: 12 tantos. Solo necesita dos tiros para celebrar un gol. Pero su mayor virtud es su capacidad asociativa en ataque, sobre todo con Cristiano. “A veces es mejor pasar que marcar”, sostiene Ancelotti al hablar del francés. Es el segundo máximo asistente del equipo (ocho pases de gol), junto con Isco. Providencial en Bulgaria ante el Ludogorets (salió en el 66’ e hizo el 1-2) y estelar contra el Athletic (doblete), Liverpool en Anfield (doblete) y en el Bernabéu (hizo el 1-0), y frente al Barça (el 3-1).

Entérese de las palabras de Bravo hacia Messi

Bale: 1.080 minutos (13 partidos) Siempre con el gol y sus carreras como argumento. En estas 19 victorias se ha perdido por lesión cuatro partidos (ante el Liverpool en Anfield, el Clásico, el Granada y la ida con el Cornellà). Cuando regresó (contra el Liverpool en el Bernabéu) lo hizo veloz, rematador, pero con él en el campo el equipo no elabora tanto el juego y se repliega peor. En esta racha ha sido el segundo máximo rematador del Madrid (49), por detrás de Cristiano (97), y ha hecho siete goles y cuatro asistencias. En ocasiones se adorna en exceso.

Varane: 949 minutos (14 partidos) Comenzó con dudas la temporada, pero cuando Pepe estuvo tres partidos seguidos de baja, desde el 2-8 al Depor hasta el 0-2 en El Madrigal, y Ramos no jugó por lesión en Anfield, no se notó: el francés estuvo impecable (no encadenaba tantos encuentros consecutivos desde marzo). En esta racha ha sido titular en nueve encuentros y ha contribuido con dos goles, los que le hizo de cabeza al Cornellà en la ida. A lo largo de esta serie, incluso, ha alcanzado la capitanía de Francia y ha renovado con el Madrid hasta 2020.

Modric: 926 minutos (11 partidos) Esta racha la lanzó el Madrid de Ancelotti en Basilea, con él junto a Kroos en la sala de máquinas. Pero se lesionó en el parón de selecciones de noviembre. Hasta entonces (su último partido con el Madrid fue el 5-1 al Rayo) su papel había sido clave. Fiable (un acierto del 92% en el pase), se asoció de maravilla en cualquier zona del campo. Dio una exhibición de jerarquía ante el Levante (victoria 0-5) y en Anfield (0-3). Su único gol lo hizo en El Madrigal (0-2). Es baja hasta febrero.

Pepe: 900 minutos (10 partidos) Un pilar defensivo junto a Ramos. Se perdió tres encuentros por lesión, pero cuando jugó, rayó a un nivel espectacular. Su gran aportación fue el gol que le hizo al Barça en el Clásico del Bernabéu: un potente cabezazo tras un córner botado por Kroos. Una de las ‘vacas sagradas’ de Ancelotti.

Arbeloa: 856 minutos (14 partidos) Con la baja de Coentrao, Ancelotti lo utilizó en ocasiones en la banda izquierda para dar descanso a Marcelo. Goza de la confianza del técnico por su labor defensiva. Ante el Liverpool, en Anfield, contra el Depor y ayer ante el Ludogorets firmó sus mejores actuaciones. Frente a los gallegos dio la asistencia del 0-1 de Cristiano y ante los búlgaros marcó el tercer tanto en sus 62 encuentros en la Champions.

Carvajal: 725 minutos (9 partidos) Ancelotti comenzó alternándole en el lateral derecho con Arbeloa, pero pronto se adueñó del puesto. Una lesión en Los Cármenes lo dejó fuera hasta Eibar y volvió como un ciclón, subiendo hasta la línea de fondo y asistiendo (le pasó a Cristiano en el 0-2). El técnico lo ha probado incluso como lateral izquierdo (en Cornellà) y en el centro del campo. Incansable en ataque y en defensa.

Illarramendi: 708 minutos (16 partidos) Tras la lesión de James ha empezado a contar más para Ancelotti. Titular en Elche, contra el Celta y en los partidos ante el Ludogorets y el Cornellà, ha ido de menos a más. Con la lesión del colombiano, Ancelotti lo ubicó ante el Celta y el Ludogorets en el sitio del '10' en la media y este martes cuajó su mejor encuentro con pases filtrados, control de la situación y una buena conducción de balón. Tras la lesión de Modric y James será un recurso necesario.

Nacho: 578 minutos (11 partidos) Un centro suyo el pasado 16 de septiembre ante el Basilea supuso el gol en propia puerta de Suchy que dio comienzo a esta imperial racha de 19 victorias consecutivas, la mejor en el fútbol español. Ancelotti lo tiene como su multiusos de la defensa. En esta serie ha jugado de lateral derecho, central y algunos minutos en el lateral izquierdo. Es un seguro atrás y con calidad y personalidad para jugar en el Madrid.

Chicharito: 478 minutos (12 partidos) Consciente de que Benzema es el nueve indiscutible para Ancelotti, siempre que sale intenta exprimir al máximo los minutos que tiene por delante. Lo hizo frente al Depor, con un doblete en 14 minutos. Aportó otros dos goles a la racha, ante el Levante y en Cornellà, confirmando su instinto goleador (un tanto cada 97 minutos). Este martes ante el Ludogorets no tuvo su día.

Keylor Navas: 450 minutos (5 partidos) Pese a que Casillas es el titular para Ancelotti, el italiano lo ha querido premiar y le ha dado cinco partidos: ante el Elche, el Cornellà, el Rayo, el Basilea y el Ludogorets. A lo largo de esos encuentros ha hecho once paradas (2,2 por partido y 2 entre gol y gol). Ha encajado tres de los nueve goles recibidos por los blancos (0,75). No se vio muy exigido en los partidos en los que ha sido alineado, pero las veces en las que fue requerido respondió bien. Como lo  hizo ante el Ludogorets, con tres grandes estiradas.

Coentrao: 262 minutos (5 partidos) Con menos participación de lo que hubiera deseado Ancelotti para dar descanso a Marcelo, debido a las lesiones. En esta ocasión ha sido un esguince en la rodilla izquierda el que le ha hecho perderse al portugués hasta 10 de los 19 triunfos consecutivos. Con el de este martes encadenó tres partidos seguidos jugando (dos como titular: ante el Cornellà y el Ludogorets).

Khedira: 180 minutos (5 partidos) Es el jugador del primer equipo que menos minutos ha disputado junto a Jesé (que estaba lesionado) y el tercer arquero Pacheco. Comenzó la temporada siendo el descarte en las dos Supercopas (España y Europa) porque iba a salir del club. Se quedó y ha ido de lesión en lesión. El 3 de septiembre le diagnosticaron una rotura en el muslo. Estuvo parado hasta el 22 de octubre. El 3 de noviembre sufrió otro problema muscular, del que se recuperó para ir con Alemania. Y, por último, sufrió un golpe en la cabeza ante el Cornellà, del que aún no se ha recuperado. Con la lesión de Modric y James, tampoco parece ser una solución. Acaba contrato al final de temporada y se rumorea que tiene un precontrato con el Bayern…

Zanetti: 'Espero que el Balón de Oro lo gane Messi, es un grande'

Medrán: 131 minutos (5 partidos) Uno de los canteranos predilectos de Ancelotti. Habitual en los entrenamientos del italiano (se lo llevó a la pretemporada de EE UU), debutó contra el Levante sustituyendo a Modric en el 78’. Precisamente, la lesión del croata le ha abierto las puertas del primer equipo (“Tenemos a Medrán”, replicó el técnico en una conferencia de prensa ante la pregunta de si ficharían en el mercado de invierno tras el contratiempo de Modric). En la vuelta ante el Cornellà, este box to box cordobés fue titular por primera vez e hizo méritos. Dio pases con intención y buscó el gol. Puro atrevimiento de carácter vertical que ayer ante el Ludogorets debutó en la Champions con el Madrid y tuvo el premio de marcar su primer gol.

Pacheco: 90 minutos (1 partido) El tercer portero vio recompensado su trabajo a la sombra de Casillas y Keylor con la titularidad ante el Cornellà en el Bernabéu. Ancelotti, experto en hacerle guiños a la plantilla para que todos se sientan implicados, quiso premiarle con su primer partido en la temporada. Un encuentro plácido en el que apenas tuvo que intervenir.

Jesé: 55 minutos (2 partido) Su vuelta tras ocho meses de lesión ha sido una de las grandes noticias para Ancelotti en el transcurso de esta racha victoriosa. El canterano volvió ante el Cornellà en el Bernabéu y lo hizo como un tiro: en 34 minutos dejó un caño de tacón, 20 pases de los cuales el 80% fueron buenos, potencia y un gol que, pese a ser el 5-0, hizo estallar al Bernabéu. Ayer ante el Ludogorets volvió a intentarlo todo, sin miedo. El fichaje de invierno.

Diego Llorente: 45 minutos (1 partido) Este defensa del Castilla (no confundir con el mediocentro Marcos Llorente, hijo de Paco Llorente y sobrino nieto de Paco Gento) es otro de los canteranos fijos de Ancelotti (también estuvo en EE UU). Jugó 45 minutos en la vuelta del Bernabéu contra el Cornellà sustituyendo a Varane (ya debutó el 1 de junio de 2013 ante Osasuna). Siempre que jugó, mostró una gran madurez.

Javi Muñoz: 27 minutos (1 partido) Hizo su debut con el primer equipo en la antepenúltima victoria de este Madrid que ya es histórico. Ancelotti le dio la alternativa ante el Cornellà en el Bernabéu. Salió con el dorsal 37 sustituyendo a James en el 63’. Este mediapunta del Madrid C y que juega con el Castilla incluso pudo inscribir su nombre en la lista de goleadores de estas 19 victorias, pero su disparo en el 88’ lo envió a córner el portero Íñigo.

De Tomás: 15 minutos (1 partido) Ancelotti echó mano de él en Cornellà debido a que sólo se llevó dos delanteros puros del primer equipo (Chicharito y Benzema) y los dos fueron titulares. Aquel día participó 15 minutos (entró cuando el partido iba 1-4, sin tiempo para hacerse notar). Son sus únicos minutos en estas 19 victorias.

AS

COMENTAR
GUARDAR