El drama de Sandra Sepúlveda en los Centroamericanos de Veracruz
Archivo

El drama de Sandra Sepúlveda en los Centroamericanos de Veracruz

La arquera de la Selección se fracturó tibia y peroné y debió esperar más de 24 horas para operarse.

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
23 de noviembre 2014 , 06:16 a.m.

Colombia vencía 1-0 a Haití, el pasado miércoles, cuando llegó la angustia a la cancha de Veracruz, en los Juegos Centroamericanos. Al minuto 43 de la primera etapa, Sandra Sepúlveda, arquera de las ‘superpoderosas’, y Lindsay Zullo, atacante haitiana, chocaron en un balón dividido, y la que llevó peor suerte fue la antioqueña, que sufrió fractura de tibia y peroné.

“Fue una jugada fortuita. La haitiana era alta y corpulenta, y las dos fuimos con todo por el balón; no creo que haya habido mala intención, solo fue una jugada fuerte’, comentó Sandra desde su habitación en la clínica San Luis.

Pero luego de la accidental jugada, comenzó el drama de la guardameta, quien fue trasladada en una ambulancia al hospital más cercano. “Allá me hicieron los rayos X y luego me llevaron a otra clínica, donde me iban a realizar la cirugía’, apuntó. Pero la operación tardó más de los esperado: “Yo llegué el miércoles, el mismo día del partido, pero me operaron hasta el jueves en la noche. Los médicos me decían que ellos tenían turnos para hacer otras cirugías, y que iban a sacar tiempo para operarme. Fueron más de 24 horas en las que uno se desespera un poco, pero por fortuna todo salió bien”.

El dolor fue muy fuerte en las primeras horas de hospitalización, pero “el suero y los medicamentos hicieron que me fuera pasando. Me la pasé viendo televisión y hablando por teléfono y chateando con los más cercanos, pues por ejemplo mi madre y mi tía estaban angustiadas con mi fractura. Yo les hice saber que estaba bien y se calmaron”, dijo la positiva Sandra, quien ahora solo piensa en “recuperarme lo más pronto posible, porque el otro año hay Mundial y Panamericanos, y sé que si trabajo con juicio estaré lista en unos cuatro meses”.

La arquera de 26 años”, quien en 2004 sufrió una luxación en su codo en la Copa América, será dada de alta este domingo y permanecerá con la delegación femenina hasta el próximo 29 de noviembre. Luego trabajará para estar lista y a disposición de Felipe Taborda y así poder jugar nuevamente con la ‘tricolor’.

Juan Pablo Arévalo López
Periodista de Futbolred
juaare@eltiempo.com
En Twitter: @Arevalo327

 

COMENTAR
GUARDAR