Top 5: las últimas grandes decepciones santafereñas
Archivo

Top 5: las últimas grandes decepciones santafereñas

A pesar de que en los últimos años volvió a la gloria, Santa Fe ha caído en varias finales.

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
14 de noviembre 2014 , 04:17 a.m.

.No hay duda de que Santa Fe volvió a entrar en la élite del fútbol colombiano, luego de romper con un maleficio de 37 años sin coronarse en el fútbol colombiano. En 2012 el equipo bogotano se alzó con el título del Torneo Apertura y al año entrante figuró entre los mejores de la Copa Libertadores. Y eso, sin contar que en 2009 el equipo ‘cardenal’ se convirtió en el campeón de la segunda edición de la Copa Colombia Postobón, un logro que se disfrutó de gran manera por parte de la afición albirroja.

Lea aquí: Santa Fe volvió a quedar en deuda: perdió una nueva final

Los dedicados y sufridos hinchas santafereños no olvidan todavía la noche del 18 de noviembre de 2009, en la que El Campín vibró con la Copa Colombia, obtenida frente al Pasto, gracias a la inspirada faena de Agustín Julio en la serie de los penaltis. Tampoco sacan de su mente y de su corazón la fecha del 15 de julio de 2012, en la que Jonathan Copete, de soberbio cabezazo, acabó con la mala racha e hizo estallar en júbilo a la capital.

Pero en la última década también han sido varias las tristezas y las decepciones por dejar escapar títulos, por fallar en la última oportunidad para ser campeón y quedarse con las manos vacías; la más reciente fue la caída en la Copa el pasado miércoles, en la que no pudo superar al Deportes Tolima, jugando en casa y dejando a la hinchada como a la novia: ‘vestida y alborotada’.

En esta oportunidad, Futbolred hizo un recuento de las últimas cinco decepciones santafereñas, que ha frustrado grandes campañas en los partidos definitivos, y que han llenado de lágrimas a la fiel afición del ‘león’.

1. Con Nacional no alcanzaron a irse a los penaltis

Medellín, 26 de junio de 2005. Santa Fe y Nacional definían en el Atanasio Girardot al primer campeón de ese año; el 0-0 de la ida, en un Campín en pésimo estado del campo, dejó abierta la serie para cualquiera.

En los días previos a la final, Santa Fe trabajó los penaltis como posibilidad para definir la estrella; Germán ‘Basílico’ González puso a entrenar a Luis Enrique ‘Neco’Martínez y a todos los cobradores para aguantar en la capital antioqueña. Y por lo que fue el transcurso del partido, todo parecía que se iba a ir a la lotería del punto blanco.

Pero al minuto 80 se cayó la estantería, pues Carlos Díaz abrió el marcador para los verdes de Santiago Escobar y, dos minutos más tarde, Óscar Echeverry ratificó el título de Nacional y la tristeza de los bogotanos. Se escapó la gran oportunidad de coronarse en Medellín.

2. El gol más recordado de Wílder Medina en El Campín

El alegre delantero Wílder Medina es hoy un consentido de la ‘casa cardenal’, pero el 12 de diciembre de 2010 fue el verdugo de los albirrojos, que presenciaron su gol al minuto 92, el cual los dejó sin la posibilidad de llegar a la final del Torneo Finalización.

Santa Fe estaba listo para esa final; ya había superado a Equidad y a Huila en ese mismo grupo, y un empate contra los ‘pijaos’ lo ratificaba como ganador de la zona. La noche parecía intuir la desgracia, pues Luis Manuel Seijas, figura en ese momento, tuvo que retirarse con una fractura en sus costillas, presagiando que las cosas no iban a salir del todo bien.

Y cuando el reloj ya marcaba el final del encuentro, Wílder Medina castigó el arco norte de El Campín, custodiado por Agustín Julio, para poner al Tolima en la final, que perdió contra Once Caldas, y sacando a Santa Fe. Ese, lamentablemente, es todavía el gol más recordado de los santafereños convertido por el antioqueño.

3. Sin final bogotana y con otra honda herida

La capital sentía venir una final entre Millonarios y Santa Fe, pero entre la noche del 14 de diciembre de 2011 y la mañana del 15, las cosas cambiaron drásticamente y Bogotá lloró amargamente.

Santa Fe venía en gran carrera, superando en cuartos de final a Itagüí y empatando 1-1 en Manizales, dejándolo como favorito frente al Once Caldas en el juego de vuelta. El 14 de diciembre la capital vivió una tormenta muy fuerte, y el balón no rodó esa noche en el estadio; solo hubo burlas al rival de patio, que cayó frente al Junior en Barranquilla y parecía acrecentar las satisfacciones ‘cardenales’.

Pero al otro día Bogotá pasó de un sol radiante en la mañana, y del gol de Óscar Rodas que ponía a los albirrojos en la final, a un gris mediodía y los dos goles del Once Caldas que volvieron a desatar la tristeza bogotana. Una decepción que nadie esperaba.

4. Sin el pan y sin el queso: así registraron la doble derrota

2013 parecía ser el año soñado para Santa Fe: con un equipo de primera categoría cabalgó en la Liga local y en la Copa Libertadores; pero en la puerta del horno se quemó el pan, y los albirrojos vivieron dos grandes desilusiones en tan solo 8 días.

Primero fue en el certamen internacional: Santa Fe cayó 2-0 en Paraguay, frente al histórico Olimpia, pero había confianza de remontar en Bogotá, así como lo hizo contra Gremio de Brasil. Pero el rojo apenas ganó 1-0 el 9 de julio de 2013, mereciendo por lo menos un par de goles más, resultado que no le alcanzó para ser finalista de la Libertadores.

Luego vino la final de la Liga; el 14 de julio Santa Fe igualó sin goles en predios de Nacional, marcador esperanzador para el juego de vuelta en la capital. Pero un contundente 0-2 de los dirigidos por Juan Carlos Osorio sepultó el sueño de un 2013 mágico. Aquellos que quisieron jugar una broma a los aficionados ‘cardenales’ dijeron que Santa Fe se había quedado sin el pan y sin el queso. Y la verdad es que aunque hubo noches para no olvidar, la historia no registrará con un título semejante semestre.

5. Una Copa que parecía perfecta, pero que no lo fue

Rendimiento casi perfecto en la fase de grupos, de hecho el mejor en la historia reciente de la Copa; números envidiables con 14 victorias, incluida la de la final, pero que no coronaron el premio mayor.

Santa Fe perdió este miércoles en Bogotá, ante su gente, la opción de ser el primer clasificado a la Copa Suramericana 2015, al no poder remontar el 0-2 de la ida frente al Deportes Tolima. Una vez más faltaron los ‘cinco centavos para el peso’ y los albirrojos tuvieron que presenciar la vuelta olímpica de los de Ibagué en su propio patio.

De victorias y derrotas está hecho el fútbol, y así como Santa Fe ha sufrido duros golpes en los últimos años, también seguirá escribiendo su gran historia en los retos venideros.

 

Redacción Futbolred.com

 

COMENTAR
GUARDAR