Buena noticia para América: aprobado acuerdo con acreedores
Archivo

Buena noticia para América: aprobado acuerdo con acreedores

El hecho, finalmente, fue avalado por la Superintendencia de Sociedades.

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
14 de noviembre 2014 , 04:16 a.m.

Luego de varios años de estar sumido en la más grande crisis financiera y ser intervenido por el Estado colombiano y el gobierno de los Estados Unidos (Lista Clinton), América encontró la llave que abre la puerta a la reorganización empresarial, proceso iniciado hace algunos años y que por fin, tras varios dimes y diretes, fue avalado por la Superintendencia de Sociedades.

Así, América podrá continuar su proceso de reorganización empresarial y pagaría las deudas con los acreedores a partir de noviembre de 2017 en cinco cuotas anuales. El acuerdo fue aprobado por la superintendente delegada, Ángela María Echeverry, tras confirmar que el 57 por ciento de los acreedores acordaron con los dirigentes escarlatas.

Lea acá: (Sanción al América: 2 fechas a puerta cerrada por desmanes de hinchas)

No obstante, algunos de los acreedores rechazaron la propuesta por no estar de acuerdo en los tiempos de pago de la deuda y las cantidades. Pero luego de más de cuatro horas de debate, la superintendente determinó darle cierre al tema para decidir lo siguiente, tal cual expresó:

"Se acepta la propuesta de América, con modificación en la fecha inicial de pagos que era de 2019 y queda en 2017 con prioridad para los acreedores laborales y salvaguardando que de no existir capitalización a esa fecha, se pueda ir hasta la fecha inicial. Además, las personas que adquirieron acreencias decidieron ser los últimos en recibir su pago", sostuvo la doctora Echeverry.

Lea aquí: ()

También se autorizó la reforma de estatutos y con ello América comenzará su capitalización a través de la venta de acciones que tendrían un valor de $5.625.oo pesos. Asimismo, se estableció un grupo de control que velará por el cumplimiento de proceso tal cual se ha firmado. Dicho grupo quedó conformado por: José Sangiovanni, José Bautista, Osberth Orozco, Nilson Aristizabal y Jorge Banguero. Ellos serán los principales y existirán cinco miembros suplentes que harán parte del proceso.

La determinación de la Superintendencia permite al América mantener una vida financiera que estuvo pendiendo de un hilo en los últimos años y por lo cual estuvo al borde de la desaparición. Tras varios intentos de ayuda de muchos frentes, los 'diablos rojos' parecían palidecer. Ni con la intervención de la alcaldía de Cali en su momento, a través de la creación del 'Nuevo América', se encontraron salidas.

Por ello, someterse a la Ley 1116 de 2006 de insolvencia empresarial le permitió seguir un proceso de reorganización que constaba de diferentes etapas: reconocer el capital y las acreencias del club, establecer unas propuestas de pago y mantener un correcto comportamiento financiero controlado por los entes legales en una nueva razón social.

Allí aparecieron en escena el asesor jurídico de América Edgar Navia y el actual presidente Oreste Sangiovanni, quienes paralelo a estos pasos comenzaron la gestión para liberar a los 'diablos rojos' de La Lista Clinton y transformar a la Corporación Deportiva a una sociedad anónima.

"El acuerdo con los acreedores es el paso definitivo para que América se encamine de nuevo a su grandeza, permitirá la capitalización del club y tener una vida financiera sin tachas. Se podrá codear de igual a igual con los demás clubes y asumir el rol que tiene por historia en el fútbol colombiano", expresó Sangiovanni.

Cabe recordar que la mayoría de deudas que arrastra América están cercanas en la actualidad a 14.000 millones de pesos (en un comienzo eran 22.000 millones), fueron producto de malas administraciones anteriores del club y poca regulación de los entes fiscalizadores, comenzando por la Dimayor.

Algunas deudas vienen de más de 10 años y las más comprometidas han sido las parafiscales y laborales, donde se incumplió con muchos de los trabajadores de la institución y por ello se vieron obligados a interponer demandas para recuperar el dinero que habían ganado honradamente.

Hoy se da un paso adelante en la vida financiera americana, esperando que sea un espaldarazo a la parte deportiva que está golpeada desde que el equipo se hizo inquilino de la segunda división del fútbol colombiano, donde habita hace tres años y pareciera no levantar cabeza. Un bien podría venir de la mano con otro, al menos es la aspiración de los directivos.

STEVEN LÓPEZ NIÑO
CORRESPONSAL FUTBOLRED.COM
CALI
En Twitter: @lopidelagente

COMENTAR
GUARDAR