Carlos Bacca, el colombiano que le compite a Cristiano y a Messi
Archivo

Carlos Bacca, el colombiano que le compite a Cristiano y a Messi

"Trabajo día a día para estar mejor y aportar lo mejor de mí", le dijo el goleador a EL TIEMPO.

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
02 de noviembre 2014 , 04:45 a.m.

En Sevilla, hace un año, había una preocupación inmensa: se iban los 31 goles de la temporada 2012-2013 de su estrella Álvaro Negredo a Manchester City. Su reemplazo, Carlos Bacca, era un jugador poco conocido en España, y por videos. Tenía como carta de presentación las 28 anotaciones en 44 partidos con Brujas, de Bélgica, con los que logró ser goleador de esa Liga.

Bacca no solo logró tapar ese hueco. También le dio luz a esa posición de ‘9’ que parecía huérfana en el club andaluz. Ese puesto ya tiene dueño.

“Solo vengo a sumar y a conseguir los resultados que la plantilla se ha planteado”, dijo, con sus brazos cruzados y meneándose de un lado a otro, el día de su presentación con Sevilla.

Esa timidez del comienzo se transformó en seguridad. No sumó, multiplicó: logró ganar la Liga de Europa. Y, con eso, fue escogido como el ‘Mejor Jugador Americano’ de la Liga de España. El mérito de ese premio es grande: superó a los dos latinoamericanos más importantes de Barcelona, el argentino Lionel Messi (‘Balón de Oro’ del Mundial, nada menos) y el brasileño Neymar, y también al argentino Ángel di María, quien ganó la Liga de Campeones con Real Madrid. Todos ellos luchan por los grandes títulos de Europa. Bacca hizo crecer a su club, con el que lleva 7 goles en nueve partidos en esta temporada.

Mientras reposaba para su partido de este domingo (6 a. m., contra Athletic de Bilbao, en la fecha 10 de la Liga de España), que le puede dar a Sevilla el liderato de la Liga, Bacca habló con EL TIEMPO, sentado en un sofá de su casa, con la mirada atenta de su familia, que lo esperaba para dar un paseo nocturno por la ciudad andaluza.

¿Cómo tomó la distinción que le hizo la LFP (Liga Nacional de Fútbol Profesional)?

Estaba tranquilo, con mucha ilusión de poder ganar el premio, porque sabía que había hecho una magnifica temporada, pero siempre se sabe que hay una competencia y había rivales de mucho nivel.

¿Lo sorprendió el premio?

Estaba muy feliz, no tanto sorprendido. Estaba feliz de ser el ganador y agradecido con mis compañeros, que me permitieron tener una gran temporada.

¿Cree poder superar los números de Lionel Messi y Cristiano Ronaldo?

Es muy difícil competir contra ellos. Sabemos que están por encima, además juegan en clubes poderosos como Barcelona y Real Madrid, con jugadores de mucha más calidad y más poder económico; eso es difícil de igualarlo, pero se va a trabajar con lo que tenemos para poder hacer grandes temporadas aquí con Sevilla.

Pero sus números de esta temporada están cerca, al menos, de Messi...

Trabajo día a día para estar mejor y aportar lo mejor de mí. A todo el equipo le ha ido muy bien. La temporada pasada hicimos un buen equipo, una familia, tirábamos para el mismo lado, fuimos un equipo dentro y fuera de la cancha. Todos somos importantes y eso nos ha servido esta temporada.

Cada vez toma más protagonismo en el equipo: pateó un penalti en el último minuto el partido pasado (cuando iban 1-1 con Villarreal). Con ese gol alcanzaron a Barcelona en la punta. ¿A qué se debe?

Me preparo a diario para eso, para estar cada día mejor. Cada día me siento más feliz y con mucha confianza dentro del equipo, eso me lo hacen saber mis compañeros y cuerpo técnico. Me he ganado un respeto gracias al trabajo. Espero seguir creciendo, todavía me faltan muchas cosas por mejorar. Por eso seguiré trabajando con las mismas ganas, la misma humildad y la misma ilusión.

¿Tener los mismos puntos de Barcelona (22) los motiva o los presiona?

Es algo muy lindo estar en la parte de arriba de la tabla. Estamos disfrutando esto que estamos pasando, que estamos muy bien, y eso es el fútbol, de momentos, de disfrutarlos y aprovechar. No sabemos qué pueda pasar más adelante, al final de la temporada. Trabajamos día a día para cada vez estar mejor. Ahora estamos de segundos y esperamos mantenernos ahí.

¿Se ilusionan con más?

Uno siempre quiere estar en los primeros lugares y por eso tenemos que disfrutar, pero debemos tener los pies sobre la tierra y seguir trabajando para lograr más objetivos.

Lleva 14 partidos en la Selección. Parecen muy pocos...

Son decisiones del cuerpo técnico que hay que respetar. Hay una competencia muy sana. Uno siempre va con la ilusión de estar en la Selección, de aportar, de dar lo mejor de sí y, bueno, hay que respetar que hay una competencia, un entrenador que toma decisiones. Y él toma las mejores decisiones.

Por su presente podría tener más participación...

Bueno, he estado ahí, llevo unos años en la Selección, he ido creciendo y me voy acercando más a lo que quiere el entrenador (José Pékerman); espero poder seguir jugando con la Selección, que es lo más importante. Es lo que a uno lo ilusiona como futbolista, ponerse la camiseta de su país.

¿La Copa América es una prioridad para la Selección?

La prioridad en la Selección son los partidos que siguen (amistosos frente a Estados Unidos y Eslovenia, el 14 y 18 de noviembre, respectivamente) yo me preparo muy bien acá en Sevilla para estar en el mejor nivel y estar en la próxima convocatoria que va a ser muy importante. Ya las decisiones las toma el cuerpo técnico y la Copa América llegará en su momento.

Una nueva vida, un nuevo festejo

Carlos Bacca, de 28 años, nunca olvida su pueblo, Puerto Colombia, y demuestra su sencillez en cada palabra, aunque en la cancha es complejo para marcar.

Bacca dejó a un lado su baile de caballito, que se hizo tan famoso en Colombia luego de hacer un gol.

“Lo cambié y solo pienso en darle las gracias a Dios de rodillas”, dijo, con la fe de un granito de mostaza.

Y es que Carlos es diferente en todo el sentido de la palabra. Es de los pocos que, a ese nivel de competencia, no tiene empresario. Por eso tiene más cautela al hablar y no se refiere a su futuro.

“Mi familia está contenta en Sevilla, me quedan cuatro años más de contrato”, afirmó, con la certeza de aquel que predica un salmo.

Sus trofeos están bien repartidos: “Acá en Sevilla tengo unos. Los otros están en Colombia. El que gané de la Liga ahora adorna la casa acá en Sevilla y luego, cuando nos retiremos, espero hacer algo bien bonito, como un museo donde los pueda tener todos”, confesó entre risas. Ese es uno de los planes que lo llena de emoción.

ANDRÉS FELIPE VIVEROS B.
Redactor EL TIEMPO

COMENTAR
GUARDAR