El logo del Mundial de Rusia 2018 se presentó desde Estación Espacial
Archivo

El logo del Mundial de Rusia 2018 se presentó desde Estación Espacial

Los cosmonautas rusos fueron vistos en directo desde la tierra por Joseph Blatter.

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
28 de octubre 2014 , 12:12 p. m.

"¡Cuenta atrás! Cinco, cuatro, tres, dos, uno", dijo el astronauta Maxim Surayev, quien logró mostrar al mundo el esperado emblema durante una conexión en directo pese a los visibles efectos de la ingravidez en la plataforma orbital.

El lugar, a 300 kilómetros de nuestro planeta, y la persona elegidas para presentar el símbolo de Rusia 2018, acto en el que también participó la primera cosmonauta rusa del siglo XXI, Yelena Serova, fue mantenido en riguroso secreto y sorprendió a todos los aficionados.

Al mismo tiempo, el logotipo del torneo futbolístico fue proyectado en la fachada del legendario Teatro Bolshói de la capital rusa, la catedral mundial del ballet, para júbilo de los numerosos aficionados allí congregados. El diseño, que recuerda al de Brasil 2014, muestra a la Copa del Mundo en rojo, el color ruso por excelencia, con la figura en su interior de un futbolista con los brazos en alto en señal de victoria. Blatter y el futbolista italiano Fabio Cannavaro, campeón mundial en Alemania 2006, fueron las estrellas invitadas al acto de presentación que tuvo lugar durante un popular programa del Canal Uno de la televisión rusa.

"La presentación del logotipo es como el pitido inicial de la Copa Mundial", dijo Blatter, quien rindió memoria al legendario guardameta soviético Lev Yashin, el único portero de la historia en ser galardonado con el Balón de Oro. Según se supo después, en la elección del diseño participaron el italiano Fabio Capello, seleccionador ruso; el portero internacional Ígor Akinféev; la actriz Chulpán Jamátova; el pianista Denís Matsúev; el director de orquesta Valeri Guerguíev, además de miembros del Gobierno ruso y del comité organizador.

"De alguna forma, representa al alma rusa", dijo el máximo mandatario de la FIFA, sin dar más detalles. Horas antes, Blatter, quien inspeccionó con el jefe del Kremlin, Vladímir Putin, las obras de reconstrucción de la sede de la gran final, el estadio olímpico Luzhnikí, rechazó el boicot del Mundial de Rusia.

"El fútbol no se puede boicotear. La FIFA defiende firmemente la celebración de este Mundial en Rusia. Es el mayor espectáculo del mundo", insistió y llamó a los críticos a "saber perder". Y destacó que, "en comparación con Brasil, Rusia está considerablemente por delante de los plazos previstos cuando faltan cuatro años para el comienzo del torneo".

Por su parte, Putin, reconocido aficionado al esquí y al judo, pero no al fútbol, estimó en unos 15.000 millones de dólares la inversión en los preparativos y la celebración del Mundial dentro de cuatro años. 

EFE

 

 

COMENTAR
GUARDAR